jueves, diciembre 3, 2020
3 C
Río Gallegos

Algo se trae entre manos del FPV para reflotar el proyecto de Mantas Orgánicas Oleofílicas que en 2019 cajoneó cuando fue propuesta por la oposición

Algo se trae entre manos del FPV para reflotar el proyecto de Mantas Orgánicas Oleofílicas que en 2019 cajoneó cuando fue propuesta por la oposición

Las Mantas Orgánicas Oleofílicas (M.O.O.) son mallas absorbente orgánicas para hidrocarburos, que se colocan en al zona de producción y perforación con el fin de colectar y contener derrames y de esa manera contribuir al ciudado del medio ambiente. Es muchos más complejo, pero para nuestro planteo es suficiente.

Lo interesante a destacar es por qué conviven hoy en la Legislatura provincial, dos proyectos iguales, con un solo objetivo y ambos en Comisiones, sin que hasta el momento se haya difundido el verdadero motivo de esta coexistencia, que no solo pasa por algún tipo de “protagonismo político” de sus impulsores, sino que estaría reflejando un interés particular de algunos funcionarios que su vida privada sostienen empresa que contratan con el Estado provincial y no se descarta una participación activa del sindicato petrolero de la provincia en medio de esta ley propuesta.

El 13 de noviembre 2019 entró por mesa de entradas de la legislatura el proyecto Nº 457 del bloque de Unión Para Vivir mejor para regular por ley la utilización de mantas orgánicas en la industria hidrocarburifera de la provincia. Fue firmado por los diputados José Alberto Lozano, Gabriela Mestelán  y Daniel José Gardonio. El proyecto de la oposición está conformado por 8 Artículos y uno de forma. El diputado Lozano lo presentó en la última sesión de noviembre/19, antes de concluir su mandato y el oficialismo ni siquiera lo trató y hoy sigue pendiente en comisiones.

El 9 de septiembre 2020, en la mesa de entradas de la Cámara de Diputados ingresó el Proyecto de Ley Nº 413, impulsada por el Frente para la Victoria titulado “Uso obligatorio de mantas orgánicas oleofílicas en la industria hidrocarburífera” con un contenido similar al anterior, resumido en 10 Artículos y uno “De forma”.

Quiénes firman el mismo son Miguel Farías, Hernán Elorrieta, Jorge Mario Arabel, Karina Nieto y Matías Mazú.

Iguales pero distintos

Si uno lee ambos proyectos, son casi lo mismo. Con cambios de forma en la presentación, artículos desdoblados y pequeñas modificaciones en el texto, pero no en lo conceptual, el oficialismo inició una avanzada para lograr que las empresas petroleras de la provincia, usen las mantas oleofílicas y en el argumento aparecen claras coincidencias argumentativas con el proyecto de la oposición.

Dice la presentación del proyecto oficialista en su ARTICULO 1°: IMPLEMÉNTASE a partir de la sanción de la presente Ley, el Uso Obligatorio en todo el territorio provincial de Mantas Orgánicas Oleofílicas, para las empresas Operadoras de Áreas Hidrocarburíferas mediante Contratos de Concesión del Estado provincial, que realicen actividad convencional o no convencional en las etapas de Exploración, Perforación, Workover y Pulling de pozos.

Algo se trae entre manos del FPV para reflotar el proyecto de Mantas Orgánicas Oleofílicas que en 2019 cajoneó cuando fue propuesta por la oposición

El proyecto de la oposición dice en su Artículo 1.- La presente Ley, tiene por objeto prevenir la generación de los impactos ambientales que puedan ocasionarse como consecuencia de derrames de hidrocarburos, lodos con hidrocarburos o emulsiones generadas en la industria hidrocarburífera, como asimismo de todas aquellas sustancias capaces de impactar directa o indirectamente al ambiente con perjuicio para los seres vivos.

Y en el Artículo 2. ESTABLECESE en la Provincia de Santa Cruz, que las empresas operadoras de áreas hídrocarburíferas, y las que desarrollan tareas exploratorias, de perforación, workover y pulling de pozos, deberán implementar en sus operaciones de exploración y explotación de hidrocarburos y en toda actividad de construcción, perforación, terminación y servicios de apoyo a pozos convencionales y no convencionales, el uso de Mantas Orgánicas Oleofílicas e Hidrofóbicas, cuyo componente principal sea de origen natural, no inflamables, adsorbentes y absorbentes.

Así como ejemplificamos, ambos proyectos se diferencian mínimamente en los fundamentos, pero el resultado final es el de exigir el cumplimiento por parte de las petroleras del uso de mantas para recolectar los residuos petroleros, preservar el medio ambiente de posibles derrames, etc.

El proyecto inicial del año 2019 otorga atribuciones transitorias al Consejo Provincial Hidrocarburífero y estaría previsto tratarlo en la próxima sesión de setiembre. Ya pasó por Artículo 64 del Reglamento que permite incorporar modificaciones previo a la sesión. El consejo Hidrocarburifero hoy centraliza el análisis de la situación del sector petrolero en el marco de la Emergencia Provincial que rige hasta el 31 de diciembre próximo en Santa Cruz.

La iniciativa, en principio, cuenta con  despacho unánime de las comisiones de Energía y Combustibles y de Legislación General. La iniciativa le otorgará temporalmente al Consejo Provincial las atribuciones que tiene la Comisión de Seguimiento de Acuerdos Hidrocarburíferos que prevé el artículo 20 de la ley N° 3.117. La intención inicial, es que el Consejo Provincial cuente con mayores herramientas para analizar la crítica situación del sector hidrocarburífero en Santa Cruz.

La iniciativa, en principio, cuenta con  despacho unánime de las comisiones de Energía y Combustibles y de Legislación General. La iniciativa le otorgará temporalmente al Consejo Provincial las atribuciones que tiene la Comisión de Seguimiento de Acuerdos Hidrocarburíferos que prevé el artículo 20 de la ley N° 3.117. La intención inicial, es que el Consejo Provincial cuente con mayores herramientas para analizar la crítica situación del sector hidrocarburífero en Santa Cruz.

Algo se trae entre manos del FPV para reflotar el proyecto de Mantas Orgánicas Oleofílicas que en 2019 cajoneó cuando fue propuesta por la oposición

Dónde está el punto

De acuerdo a lo que OPI pudo averiguar en el cerrado cerco de silencio generado alrededor de este tema, algunos sectores políticos consultados dudan que el Ejecutivo sea el impulsor directo de éste último proyecto, por la forma en que llega propuesto. Otros, directamente consideran que es una copia del anterior y que la intención es hacer prevalecer el del oficialismo en la aprobación final y la tercera opinión rescatada es que hay sectores del gobierno que tienen llamativas expectativas para que esta exigencia sea implementada en la industria petrolera provincial.

Particularmente ya se habla de “negocios” a través de empresas que podrían montarse como proveedoras de estos costosos insumos, detrás de las cuales asoman conocidos apellidos de funcionarios/empresarios, que acostumbran desde hace años contratar de manera directa y privilegiada con el mismo Estado donde se ponen de ambos lados del mostrador, otorga, provee, paga y cobra. Algunos infidentes de este “negocio” hablan que todo esto estaría en conocimiento del sindicato de petroleros privados.

En el mes de junio de 2017, el diario Río Negro publicó una nota bajo el título “El millonario negocio de las mantas empetroladas “de Pereyra”, refiréndose a Guillermo Pereyra, Secretario General de Petroleros Privados de Neuquén y señala “YPF pagó a una empresa apadrinada por el gremialista, más de $2.000 millones por un sistema que (el mismo Pereyra) cuestionaba por ineficiente y contaminante. Normas “a medida” y revelaciones de retornos”.

Esta particular forma de “preocupación legislativa” del oficialismo, después de postergar un proyecto similar la de oposición ¿Persigue un objetivo similar en Santa Cruz?. ¿Aparecerán “empresas conocidas” o funcionarios/empresarios detrás del negocio de “las mantas”?. Habrá que ver; con el tiempo todo esto se revelará.

Controvertido efecto preventivo

Sin ahondar en lo técnico, de averiguaciones practicadas en el sector petrolero, resulta evidente que las mantas orgánicas son fuertemente resistidas por las empresas, debido a su alto costo y dudoso efecto práctico. Los equipos de perforación trabajan con “bandejas” donde se depositan los residuos, barros empetrolados o se contienen derrames y la diferencia sustancial con las mantas orgánicas es que éstas, además de resultar caras en su adquisición, tienen un procedimiento muy oneroso, ya que se deben quemar luego de saturadas, son proclives a volarse con los vientos fuertes de la región y en caso de lluvia, el agua corre a través de las mallas empetroladas y arrastra los sedimentos contaminados a la tierra aledaña en las locaciones.

Por este motivo, algunas operadoras tenían al tema como “terminado”, dado que no había consenso para seguir adelante con una medida de este tipo. Hoy, a la vista del reflotamiento de proyectos ya presentados por la oposición, la pregunta es ¿Qué hay o quién está detrás de esta iniciativa?. Bastará observar en el tiempo, los movimientos empresarios y los personajes que se muevan alrededor de este millonario negocio, en caso de aprobarse en la Cámara de Diputados la implementación de las mantas orgánicas, con la excusa de cuidar el medio ambiente y a pesar de las notables experiencias negativas que existen sobre la practicidad de estas mallas de contención de deshechos hidrocarburíferos. (Agencia OPI Santa Cruz)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Más Noticias