miércoles, octubre 28, 2020
10.6 C
Río Gallegos

Interna de un aumento por Decreto de Grasso y la decisión gremial de ir a un paro

El Intendente de Río Gallegos Pablo Grasso - Foto

Una paritaria abierta y en plena negociación no fue escollo para que el intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, firmara un decreto que este jueves de manera sorpresiva fue presentado e inmediatamente aprobado en el Concejo Deliberante por sus incondicionales ediles del Frente de Todos. El instrumento legal sancionado por la mayoría kirchnerista, establece brindar una recomposición salarial del 14,5% para todos los agentes municipales de la capital de Santa Cruz, oferta que ya había sido rechazada por el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), que solicita un 20% de aumento.

Ayer se realizó una sesión ordinaria en el Parlamento municipal, pero no fue una sesión más. Previo a su culminación, fue presentada sobre tablas una iniciativa del concejal oficialista Julio Arabena y al tener carácter de moción de orden, no habilita el debate. Allí, sus pares de la oposición (que son tres) se negaron a que ingrese a último momento, pero las cuatro manos justicialistas fueron suficientes para lograr su cometido. Se pasó a un escueto cuarto intermedio en el que los ediles de Juntos por el Cambio, se anoticiaron sobre el proyecto. Retomada la sesión y sin más que la lectura del msmo, fue puesto a consideración y votado por Arabena y sus pares de bancada: Leonardo Fuhr, Wilson Flores y la propia presidente del Cuerpo, Paola Costa. 

Una vez sancionado por mayoría, la concejal Daniela D’Amico, integrante de la UCR y paritaria en representación de la minoría en el Concejo Deliberante, les dijo que sus pares que lo votado fue, lisa y llanamente, “una vergüenza y una falta de respeto a la paritaria municipal”. 

Recordó que para hoy viernes está convocada la mesa de negociación salarial y laboral, en la que se había pedido la presencia del intendente. Y aseveró: “señores, hablamos de negociación, de diálogo, y les preguntó ¿hasta cuándo van a vulnerar el derecho de los trabajadores? La verdad que sinceramente no puedo entender por qué hacen estas cosas cuando el diálogo está abierto”. 

Interna de un aumento por Decreto de Grasso y la decisión gremial de ir a un paro

Luego, su correligionario de bancada, Leonardo Roquel manifestó a través de un parte de prensa su rechazo absoluto a lo aprobado, dijo que se trata de “algo inconducente, un atropello a los derechos de los trabajadores, ya que la Paritaria Municipal se encuentra abierta y de hecho, el propio Intendente convocó al SOEM y a todos los sectores que la integran a una nueva reunión que tendrá lugar mañana viernes 18 a partir de la hora 14”.

Por ello, aseveró que “una vez más y como siempre, el Ejecutivo Municipal y los concejales del oficialismo rompen las reglas, avasallan derechos adquiridos y pasan por encima del gremio, de los agentes, desconociendo el rol del Sindicato SOEM, rompiendo el diálogo, tensando la situación que es por demás difícil en este escenario económico social que estamos viviendo y lo que es más triste, lamentable y deplorable, haciendo nuevamente las cosas a escondidas, exponiendo una manera de hacer política, de espaldas a la gente, con la cual nosotros no comulgamos en lo absoluto”.

Luego de la sorpresa que generó lo sucedido en el Concejo Deliberante de Río Gallegos, OPI consultó a trabajadores municipales, ediles, e integrantes de la propia comisión directiva del SOEM y todos, coincidieron en que desconocían totalmente esta iniciativa y que nada hacía suponer un final de este tipo.

Pablo Grasso decretó el aumento del 14,5% en dos tramos de 7%, lo cual parece “es un error de tipeo” más. Además, los convocó a Paritarias para mañana

La reacción desde el gremio no tardó en llegar y, flyer mediante, se anunció a través de las redes sociales del Sindicato de los Municipales de esta capital un paro total de actividades sin presencia en los lugares de trabajo a partir de las 16 horas de este jueves hasta las 24 del próximo lunes 21 de septiembre. 

Oscar Coñuecar es el secretario adjunto del gremio y en contacto con esta Agencia admitió: “hoy nos desayunamos con ese tema y me enteré por la radio lo que había sucedido en el Concejo. Se ve que ellos tenían todo cerrado, Arabena lo presentó sobre tablas y lo aprobaron ahí por mayoría”. 

Aunque reconoció la sorpresa que le causó la novedad, también indicó que en los días previos los funcionarios ya “empezaron a actuar de mala fe”, cuando en la mesa de negociación remarcaron que no era factible bajo ninguna circunstancia mejorar la oferta del 14,5% y después, salieron a recorrer los sectores ofreciendo un bono de 10.000 y $5.000 pesos. Y explicó que tanto el secretario de Hacienda, Diego Robles como la jefa de Personal del Municipio, Mónica Gutiérrez salieron a distintas áreas de la Comuna “ofreciéndole a los trabajadores un ‘bono covid’. Ahí empezaron a obrar de mala fe porque habíamos salido de una paritaria donde ellos habían planteado que no había más plata y terminan haciendo esa jugada. No tienen plata pero ofrecen un bono, cuando con esa plata podrían haber mejorado el ofrecimiento que habían hecho en un principio. Pero no lo hicieron y nos encontramos con esto porque salieron a dividir y a comprar voluntades entre los compañeros y hoy, otra más con esta Ordenanza que establece el aumento por decreto.

No obstante ello, Coñuecar le aseveró a OPI que asistirán a la paritaria virtual oportunamente convocada “y que no queden dudas que vamos a seguir hablando del salario”.

El rechazo gremial no se hizo esperar

Esta tarde de jueves, múltiples fueron las muestras de solidaridad para con los municipales de Río Gallegos que recibió el SOEM, como también fue múltiple el rechazo que diversos sectores gremiales expresaron hacia el intendente Pablo Grasso y los concejales oficialistas que respaldaron el aumento por decreto.

El Bloque de Federaciones y Sindicatos de Obreros y Empleados Municipales de la Región Patagónica repudió “enérgicamente el accionar del intendente Pablo Grasso y concejales de Frente de Todos de la capital de la provincia de Santa Cruz, por el accionar de dar aumento por decreto, desconociendo la paritaria municipal que se encontraba abierta”.

Por su parte, la Federación de Sindicatos de Obreros y Empleados Municipales (FESOEM) de Santa Cruz se manifestó en el mismo sentido porque “se vulneraron los espacios de consenso y diálogo”. Además, indicaron: “Repudiamos la arbitrariedad, las prácticas desleales y el autoritarismo que vienen sosteniendo hacia la dirigencia sindical y hacia los trabajadores”. Y aseguran que “hoy nos encontramos ante un accionar violento para con las instituciones y para la dignidad de los trabajadores municipales de Río Gallegos, por un intendente que lejos de promover el diálogo y los acuerdos pretende imponer su voluntad. Exigimos a las autoridades la apertura del diálogo y la continuidad de la paritaria municipal”.

La CGT Santa Cruz de igual forma expresó el “más enérgico repudio al accionar del Intendente de Río Gallegos quien a través de un decreto vulneró la paritaria municipal y otorgó un aumento que los trabajadores ya habían rechazado. Imponiendo, de esta manera su voluntad por sobre la de los trabajadores que sólo buscan una reivindicación justa con verdadera justicia social”.En tanto, la Asociación Docentes de Santa Cruz (ADOSAC), sentó posición de solidaridad con los agentes de la Comuna capitalina, a través de un documento que indica: “queremos expresar nuestro repudio al accionar lamentable, tanto de los concejales del oficialismo como el del Ejecutivo Municipal de Río Gallegos. El violentar la negociación paritaria, de una manera tan burda como arbitraria, no sólo implica una práctica desleal, sino también una vulneración flagrante de os derechos de los trabajadores municipales”. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Noticias