jueves, octubre 22, 2020
8 C
Río Gallegos

Tierra del Fuego infectada por mezquindades políticas

Test Covid-19 - Foto:

(Por: Mario Bermejo para OPI TdF) – La actual pandemia generada por el COVID-19 es una situación que no estaba en los planes de nadie. El impacto negativo que generó la cuarentena extendida en la actividad económica es devastador. En nuestro país se calcula que la caída del PBI durante el 2020 será de más del 14 por ciento y la cantidad de empresas, negocios, comercios, PyMEs que han cerrado sus puertas, es difícil de calcular.

Si bien esta situación ha generado que los gobiernos municipales, provinciales y nacional tomen medidas extraordinarias para tratar de salvar puestos de trabajo y evitar que la caída en la economía sea cada vez mayor, todavía hay sectores que no encuentran respuestas, un caso emblemático es el de la industria turística.

Esta industria en nuestro país genera más de 1 millón de puestos de trabajo directos distribuidos entre operadores turísticos, agencias, guías, transportistas, etc. En Tierra del fuego esa realidad no es diferente. Solo en Ushuaia hay más de 16.000 puestos de trabajo directos. 

- Publicidad -

A casi un mes de que termine el invierno el sector turístico ya da por perdida la temporada de invierno y ve un panorama negro para el verano 2021, debido a la pandemia mundial del coronavirus. Creen que para los meses de diciembre, enero y febrero la recaudación solo servirá para pagar los gastos operativos y no para afrontar la temporada baja del invierno en el 2021.

El presidente de la Cámara de Turismo Ushuaia, Ángel Brisighelli, afirmó hoy que “tenemos septiembre dado por perdido. Estamos esperando tener alguna reactivación en el mes de noviembre, pero con una situación económica muy mala a diciembre”.

Para cambiar el panorama, se necesitará “que haya vuelos, que no haya cuarentena y con libertad de circulación y hoy en día cuesta mucho imaginarse que se pueda pasar de un programa de 2 a 4 vuelos, cuando se necesitan 4 vuelos diarios para el turismo”.

Como si todo esto no fuera poco, el virus hace estragos en la ciudad de Rio Grande donde la suma de los contagiados asciende a 2400 y 54 fallecidos, en  Ushuaia las cosas parecían estar en calma hasta que el pasado miércoles se registraron los primeros 3 casos del rebrote y en la jornada del sábado 19 de septiembre se confirmaron 14 más, es así que desde el gobierno provincial decidieron el cierre de bares, cervecerías, pubs y afines por el lapso de 14 días para evitar así la propagación del covid y sobretodo frenar la transmisión comunitaria. 

Tierra del Fuego se enferma no tan solo de COVID-19, sino de mezquindades políticas, que en las últimas horas funcionarios municipales y provinciales hicieron raid mediático lanzando culpas y responsabilidades, pero no ocupándose de la situación sanitaria y económica como corresponde.

El turismo golpeado, la economía desbastada y políticas claras que no llegan. Así es la realidad final de Tierra del Fuego y el país. (Agencia Tierra del Fuego)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí