El Gobierno interviene en la paritaria de Comercio, pero los empresarios no están dispuestos a otorgar un aumento

0
276
Desde la CAME advierten que el 60% de las Pymes tienen dificultades para pagar el adelanto salarial

El Sindicato de Empleados de Comercio (SEC), el más grande del país, informó la semana pasada que había llegado a un acuerdo con las tres cámaras empresarias de la actividad por un aumento salarial de $5000 mensuales en forma retroactiva desde el 1 de septiembre a marzo de 2021. Es decir, siete cuotas extraordinarias que se abonarán de manera no remunerativo. El gremio, a cargo de Armando Cavalieri desde 1986, dio por hecho, además, que se había pactado una suba del salario básico de convenio de $35.790 a $50.687, con presentismo incluido. Pero al día siguiente, las cámaras empresarias desmintieron el acuerdo.

Al tanto de las diferencias, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, convocó para hoy a una reunión virtual a los representantes del SEC y de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Unión de Entidades Comerciales Argentinas (Udeca). Sin embargo, desde el sector empresario advirtieron que no participarán del encuentro.

“La postura no se modificó a lo expresado en el comunicado. No vamos a ir a ninguna reunión presencial ni electrónica con el Ministerio de Trabajo. Hasta que no se resuelva lo de la pandemia no estaremos en condiciones de discutir salarios”, dijo a LA NACION Pedro Etcheberry, asesor legal de la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

En un comunicado, las entidades empresarios unificaron su postura: “Estamos convencidos que una mejora en los salarios de nuestros colaboradores representa un círculo virtuoso que regresa al consumo, fundamental para la reactivación económica, pero en este momento, desde el sector empresario con miles de empresas cerrando, estamos haciendo un gran esfuerzo para sostener la actividad y los puestos de trabajo”.

Desde el gremio, en tanto, confían en revertir las diferencias y reflotar el acuerdo salarial que se había anunciado la semana pasada. Argumentan que el cortocircuito con los empresarios se debe a que el 2 de octubre hay elecciones internas en la CAME, una de las tres cámaras del sector, según dijo a LA NACION un dirigente del SEC.

Otro jerárquico del SEC, muy cercano a Cavalieri, no descartó avanzar con una medida de fuerza en caso de que no prospere la negociación con Moroni. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí