El presidente de la Corte Suprema convocó a un acuerdo extraordinario para tratar el martes próximo el caso de los jueces desplazados

1
702

Por: Hernán Cappiello

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, anunció que convocó a un acuerdo extraordinario para el martes próximo para que el máximo tribunal se expida sobre el caso de los traslados de los camaristas Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli.

Rosenkrantz destacó que realizar una convocatoria extraordinaria es una facultad que tiene como presidente del tribunal, según el artículo 71 del Reglamento para la Justicia Nacional, y dijo que esa atribución ya fue empleada en otras ocasiones.

“La Corte tiene la responsabilidad, en casos como este, de dar certidumbre a la ciudadanía sobre el trámite que se impondrá a los planteos de los jueces involucrados. Como dije hace una semana, la Corte tiene la autoridad final cuando está en juego la constitucionalidad de los actos de otros poderes del Estado”, dijo Rosenkrantz.

Y agregó: “Tenemos, como en otras circunstancias de la vida institucional argentina, la enorme responsabilidad de decidir”.

La Corte Suprema se reunió hoy durante más de una hora, por Zoom, para debatir la situación de los tres camaristas trasladados por el Gobierno de los cargos que ocupaban en la Cámara Federal y en un tribunal oral federal.

Los jueces acudieron a la Corte con un recurso de per saltum mientras está a estudio su reclamo en la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal.

La Corte tiene el asunto desde el 25 de agosto, casi un mes, sin definir qué va a hacer, mientras todo indica que la la Cámara va a rechazar los amparos de Bruglia y Bertuzzi. El viernes pasado, la Cámara quedó en condiciones de resolver, pero decidió pedir las versiones taquigráficas de la sesión en la que el Senado les negó el acuerdo. Si la Cámara falla contra Bruglia y Bertuzzi, ellos podrán presentar un recurso extraordinario para que la Corte se pronuncie.

El trámite del recurso extraordinario tiene procesos y plazos que cumplir. Aunque esos tiempos se acortaran (la Corte puede disponer una abreviación de plazos), la respuesta de la Corte demorará, de mínima, algunas semanas. Mientras tanto, Bruglia, Bertuzzi y Castelli dejaron de ir a trabajar. No se presentaron en los tribunales a los que fueron trasladados ni en los que ocupaban antes, a los que la Cámara de Casación, máximo tribunal penal, dijo que deben volver. Le pidieron a la Corte licencia por vacaciones no gozadas. (La Nación)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí