miércoles, octubre 28, 2020
9 C
Río Gallegos

Fernando Cotillo premia la delación, método fascista con el cual trata de sustituir su incapacidad para administrar la crisis

Fernando Cotillo premia la delación, método fascista con la cual trata de sustituir su incapacidad para administrar la crisis

El Intendente de Caleta Olivia Fernando Cotillo (FPV) lanzó un programa de delación premiada para aquellos vecinos que, conociendo reuniones de familias, salida de del protocolo Covid, etc, de otras personas del medio y habiendo, ellos mismos como funcionarios infringido las prohibiciones, si delatan a otros, consiguen una reducción de hasta el 50% de la multa que les corresponde.

Cotillo, de lo “peorcito” del kirchnerismo actual junto con otros conspicuos compañeros provinciales , sigue la lógica Nazi de invertir la responsabilidad que le cabe como autoridad, para buscar y castigar a infractores, con la práctica de premiar a los delatores, una modalidad fascista sobre la que se fundó el poder de la Gestapo de Adolf Hitler. 

De esa manera, Cotillo se quita de encima la responsabilidad de justificar sus actos, pues al infractor le dice que el municipio actúa porque “fue denunciado” y por otro lado evita mostrar su incapacidad absoluta para controlar el cumplimiento de Decretos, Ordenanzas y Resoluciones y  muchos menos en la actual crisis sanitaria que lo desbordó completamente como al gobierno nacional y a todas las localidades del interior.

La Gestapo, una especie de inquisición nazi – remarcó el historiador británico Frank McDonough en su libro que lleva ese título, donde prosigue. “…se fundó sobre la delación ciudadanaLa acusación de un vecino bastaba para ir a la cárcel. La vida giraba de conspiración en conspiración. De mirilla en mirilla. Todos eran jueces y verdugos al mismo tiempo. “La gente común ayudó a la Gestapo en la localización de los oponentes”, así define el autor el mecanismo de detección de los “enemigos” del poder: sean ellos judíos, cristianos, gitanos, extranjeros, negros, homosexuales, discapacitados y cuanto ser humano se les interpusiera.

Se ha estimado que la gran mayoría de los casos de la Gestapo comenzaron por una denuncia de un particular. Tan sólo el 15% provino de las actividades de vigilancia de la Gestapo, que fue utilizada por el público para resolver conflictos personales. Se denunciaba a amigos, a colegas del trabajo, a esposos y vecinos. De hecho, el 80% de las denuncias de la Gestapo provenían del sexo masculino, mientras que las mujeres constituyeron el 20%. Muchas personas denunciaron a otras por comentarios anti nazis después de haber estado bebiendo en cervecerías y restaurantes“, explica el mismo autor de la obra.

Es decir, aclarando lo obvio, que nadie acá está comparando a Fernando Cotillo con Hitler, lo que sí se pretende resaltar es que la delación como tal es una práctica extirpada del mundo democrático, es una blasfema a la sociedad moderna, porque está copiada de la historia más negra de la humanidad y así como en los ´40 comenzó para detectar “infractores” de un régimen criminal y dejó herida de muerte a toda la sociedad donde se aplicó. Por lo tanto, la metodología de premiar la delación, es una práctica aberrante y peligrosa que solo busca profundizar las grietas sociales y poner la responsabilidad en el otro, cuando el verdadero responsable, en este caso, es el Intendente de Caleta Olivia, un incapaz para sostener en los hechos, lo que difunde desde la palabra.

Multa y si delatás, te hago una quita

Por el Decreto municipal N°337/2020, el intendente Cotillo dispuso una serie de multas que van desde los $ 2.000 a los $ 500.000,00 a quienes incumplan los protocolos de prevención dispuestos para el COVID-19 en Caleta Olivia.

En el mismo documento el intendente remarca la reducción de multas del 50% por infracciones a los protocolos por el COVID-19, “a quien colabore aportando información, datos o requerimientos relevantes solicitados por Ejecutivo municipal”, pero para hacerlo menos explícito, el instrumento que emitió Cotillo no especifica qué tipo de información requerirá, lo cual hace más oscuro el objeto de esta antidemocrática medida de coerción, extorsión y manipulación de la sociedad caletense.

Claramente, la incapacidad para realizar los controles y el desborde las circunstancias a llevado al intendente a firmar este “mamarracho legal” que hasta el momento no conocemos haya sido denunciado penalmente por ningún abogado, fiscal u organismo de DDHH.

Haz lo que yo digo, no lo que yo hago

Fernando Cotillo el premiador de la delación ciudadana, como máximo representante del COE (Centro de Operaciones de Emergencias) de Caleta Olivia, es obvio que las cosas se le fueron de las manos y lo impulsaron a tomar medidas tardías, quedando en claro las contradicciones en las que incurrió él mismo, como máximo responsable cuando permitió el ingreso indiscriminado a Caleta Olivia, entre otras personas, de familiares de su Secretario de Coordinación Municipal, Juan Carlos Gómez, personas que desembarcaron del avión provenientes de Ecuador, traían consigo el virus y ni siquiera se tomaron las previsiones básicas de control y aislamiento, como OPI informara oportunamente.

Pero si los ingresos irrestrictos de amigos y familiares de funcionarios fue “libre y gratuito” a Caleta Olivia (aunque no para los vecinos de la ciudad), la llegada de contingentes en vehículos particulares desde Buenos Aires y otras jurisdicciones y micros con gente de las mineras y petroleras, no fue menos importante, con el agravante del incumplimiento de todo tipo de control y aislamiento que como jefe del COE el Intendente no exigió por razones de “practicidad” y amiguismo, en muchos casos.

Pero cumpliendo al pie de la letra con el axioma “haz lo que yo digo y no lo que hago”, hace pocos días Fernando Cotillo se fotografió en el aniversario del Club Estrella de Caleta Olivia, rompiendo su propia orden de aislamiento, sin responder a su mismo lineamiento desde el COE que exige distancia mínima de un metro  y medio y sin barbijo, tal como lo mostró un portal de noticias de zona norte que reprodujo al intendente contradiciendo su propias palabras.

Sin rumbo ni respeto

Una de nuestras fuentes del municipio, consultadas en Caleta Olivia fue muy descriptivo al señalar “Durante varios meses desde el municipio miraron por otro lado escondiendo bajo la alfombra los casos de COVID en el COE de Caleta Olivia que ya eran secretos en voz alta, hasta que la semana pasada una empleada municipal subió a una FM local un audio que enseguida se hizo viral donde contaba que en la ciudad había más de 40 casos de COVID positivo” y agregó “abrumado por el escándalo, esa misma tarde el intendente Fernando Cotillo llamó a conferencia de prensa en conjunto con el Ministro de Salud de la provincia, el Vicegobernador y el Director del Hospital zonal, para blanquear lo que ya no podía ocultar. Solo el lunes, hubo 11 casos positivos en esta ciudad”, remarcó la fuente a OPI.

De acuerdo a lo que se puede visualizar en notas periodísticas de sitios on line de zona norte, Cotillo, el COE y sus funcionarios desarrollan campañas de “concientización” para el uso de barbijo “pero son tan displicentes y mentirosos que ellos estuvieron en el aniversario de un club y se sacaron las fotos sin los barbijos”, remarcó la fuente a OPI.

El acting de Cotillo

Indudablemente la realidad superó el secretismo y las mentiras del intendente de Caleta Olivia, quien ha sido superado en capacidad e infraestructura y lo inevitable pasó: el desborde de contagios es incontenible y la falta de plan para enfrentar la crisis lo obliga, ahora, a Fernando Cotillo, simular la aplicación de medidas drásticas. 

Lo peor de ello, analizan en Caleta Olivia, es que tanto el intendente como su Secretario de Coordinación Juan Carlos Gómez, son los responsables absolutos del desmadre ante la imprevisión, de las consecuencias sanitarias que hoy vive zona norte y fundamentalmente de la instrumentación de medidas fascistas como la delación, que excede a los objetivos de control social, transformando a la comunidad en un caldero y una verdadera olla a presión.

A más de 200 días de cuarentena, Cotillo explotó en “proactivdad preventiva”, cuando es muy tarde e inútil. Él es el principal disruptor de las reglas que ellos mismos generan y Cotillo firma.

La nueva pantalla del intendente es una tropa de sanitarios enviados a los barrios de Caleta Olivia a realizar hisopado “casa por casa”, que los sitios digitales de zona norte lo elevan como un acto sublime. “En realidad si no tenés el virus, ellos te lo pasan por el mismo precio. En realidad no te hacen el hisopado. Te hacen un test psicológico de preguntas y si sos sospechoso te mandan a la escuela 29 y allí los del hospital te hacen el hisopado” dijo nuestra fuente que remató su relato con el comentario “Siguen haciendo política con la desgracia ajena. Andan en tres trafic nuevas con la leyenda PREVENIR, pero si lo ponés en contexto, es lo que menos hicieron hasta hoy. Recién ahora que todo se les fue al carajo, reaccionan para mostrarse ante la gente que ya no les cree nada. Mi hermano trabaja en la muni y adentro hay más infectados que afuera, un desastre”, concluyó.

Independientemente de este tema crucial de ineptitud y medidas a destiempo que implementa Cotillo, el tema más peligroso y que debería concentrar la atención de abogados, jueces y fiscales, es la convocatoria del intendente a la delación social paga, una práctica peligrosa que la sociedad debería impedir, porque de prosperar esta práctica fascista, mañana, la misma metodología podría aplicarla para cobrar impuestos, para buscar infractores de tránsito y/o para detectar enemigos políticos

Hay que tener muchos cuidado cuando los funcionarios, en la desesperación por cubrir su incapacidad, delegan sus obligaciones en el pueblo y transitan por la cornisa de los valores de la democracia. (Agencia OPI Santa Cruz)

1 Comentario

  1. Deshilacharon un partido político como la U C R para sumar su malicia resentimiento y frustración. El Kirschnerismo alimentó su propio odio con el ingreso indiscriminado de éstas laKras políticas a su movimiento.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Noticias