“Son medidas que no nos ponen contentos”, dijo Martín Guzmán sobre las restricciones al dólar

0
206
Sergio Massa junto a Martín Guzman en la Cámara de Diputados - Foto: Telam

En su presentación ante los diputados que integran la Comisión de Presupuesto, el ministro de Economía, Martín Guzmán, justificó las mayores restricciones que impuso el Banco Central a la compra de dólares al enfatizar que dichas medidas son transitorias y que se adoptaron con el objetivo de preservar las reservas de divisas.

“Entendamos esto: son medidas de transición, no son características permanentes en la economía. No son medidas que nos ponen contentos, son medidas que sirven para evitar que se transite por un sendero de mayor inestabilidad y que tienen el objetivo fortalecer el frente de reservas internacionales”, enfatizó el ministro Guzmán al presentar, en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso, el proyecto de ley de presupuesto 2021.

Flanqueado por el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, y por el titular de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, el funcionario recordó que los problemas de inestabilidad cambiaria se originaron a partir de 2018, durante la gestión de Mauricio Macri, y que la actual gestión ha debido lidiar “con los efectos del proceso que favoreció la especulación financiera en los años previos”.

“Se da esta situación en la cual hoy tenemos un frente comercial con superávit pero una demanda por divisas en el frente financiero que le genera problemas a la Argentina, que pone al país a la defensiva y que requiere de medidas para poder lograr que primero se estabilicen las reservas internacionales y después puedan crecer”, insistió.

En la exposición del ministro estuvieron presentes los jefes de los jefes de los bloques de la Cámara baja, mientras que, conectados de manera remota, los diputados que integran la Comisión de Presupuesto formularon sus preguntas. Sin embargo, al finalizar la presentación, la oposición se retiró con más dudas que certezas sobre los lineamientos macroeconómicos que esbozó el ministro para el año próximo.

“Es un presupuesto cargado de buenas intenciones pero distante del país real. Nos quedamos con la incertidumbre de qué va a pasar con la movilidad jubilatoria. También, notamos que los 3,3 puntos de la baja del déficit que se prevé para el año que viene son producto de la eliminación prácticamente total de todos los recursos extraordinarios de Covid-19 que hubo este año, como IFE y ATP”, resumió Mario Negri, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio.

Principales estimaciones

En el arranque de su informe, el titular del Palacio de Hacienda repasó las principales estimaciones macroeconómicas contenidas en el proyecto de presupuesto. “Hemos construido un escenario sobre la base de supuestos realistas, prudentes”, destacó Guzmán, y enumeró algunas de las proyecciones: una inflación del 29% punta a punta; un crecimiento del 5,5% del Producto Bruto Interno (PBI) y un dólar en torno a los $ 102,4, para fin del próximo año. Asimismo, prevé duplicar el gasto de capital con una fuerte inversión en obra pública del orden del 2,2% del PBI.

Asimismo, el proyecto prevé un crecimiento del consumo privado del 5,5%, y del 2% del consumo público; un incremento del 10,2% en las exportaciones y del 16,3% en las importaciones.

“El presupuesto 2021 apunta a un déficit fiscal primario de 4,5% del PBI, un nivel que consideramos adecuado en el contexto de las restricciones que enfrentamos para apuntar a una recuperación de la actividad económica y fortalecer la inversión pública en áreas estratégicas. Es compatible con transitar hacia un sendero de estabilidad”, planteó Guzmán.

Agregó que “al déficit primario se le suman los intereses de la deuda pública que totalizan 1,5% del PBI”, el cual será financiado con 40% de deuda pública y 60% de financiamiento por parte del Banco Central. “No es el mix óptimo, pero es el que consideramos factible para que el Estado pueda lograr en el proceso de normalización de la deuda pública”, remarcó.

Al ser consultado sobre la cuestión de las tarifas, el ministro indicó que los subsidios económicos, en términos del PBI, se mantendrán constantes el año próximo y negó que se prevea una reducción en las partidas destinadas a las jubilaciones, como advirtieron los diputados Luis Pastori y Luciano Laspina, de Juntos por el Cambio. Asimismo, ratificó que en las próximas semanas el Gobierno presentará un proyecto de reforma tributaria.

Hacia el final de su exposición, pidió a los diputados un debate “civilizado” del proyecto de presupuesto. “La grieta cuesta. La discusión incivilizada sobre la base de la grieta tiene un costo económico, un costo para la vida de la gente”, cerró. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí