Dólar. Dónde conseguir el valor más barato para ahorrar hasta $1600 por cupo

0
314
La compra de dólares para atesoramiento también tendrá el impuesto del 30%

Por: Sofía Terrile

Luego de ocho ruedas de suspenso, hoy es el debut oficial del dólar “ahorro” recargado con el 35% de retención. La cotización minorista superó así los $132 por primera vez el viernes (algunas entidades comenzaron a vender por la tarde), por lo que hoy se encontrarán precios por ese rango y no más cercanos a los $100, como las últimas veces que se pudo comprar el billete por home banking previo a los nuevos controles. Con la información disponible online, se pueden encontrar diferencias de hasta $5 por dólar, aunque esta semana el acceso estuvo complicado en la mayoría de las plataformas.

Es decir, si una persona compra el cupo en uno de los lugares más baratos, puede ahorrarse hasta $1656 en comparación con los valores más altos cuando compra su cupo. Cabe destacar que, a pesar de que a fines informativos en esta nota se utiliza el cálculo del cupo de US$200, los gastos en dólares pagados con tarjeta de débito o crédito, que antes no interferían con el cupo, ahora son descontados de ese monto, por lo que al momento de adquirir dólares, una persona que haya realizado gastos de este tipo se encontrará con que podrá comprar menos cantidad. Además, si por esas compras se exceden los US$200, son descontados del cupo de los meses siguientes.

El dólar “ahorro” más barato sigue estando en las casas y agencias de cambio. Uno de los billetes menos onerosos se consigue en la casa de cambio digital Buendólar, según un relevamiento de LA NACION sobre la base de datos propios, del Banco Central y de InfoDólar, una web que recopila valores del dólar. Se consideraron los valores de venta electrónica al cierre del 25 de septiembre. Se trata de una agencia de cambio que no tiene brecha o spread entre su cotización de compra y de venta.

En Buendólar el valor final del dólar “ahorro” (al que se le debe sumar primero el 30% del impuesto PAIS y el 35% de retención de AFIP sobre el valor inicial) fue de $124,54, unos $7,50 por debajo del precio promedio según el Banco Central, que el viernes pasado fue de $132,08 sumados todos los “extra”.

Los bancos digitales, como Rebanking y Brubank, suelen valores menores a los que ofrecen los bancos “tradicionales”. Estas entidades se fueron abriendo camino en el mercado de cambios en los últimos años, aunque no sin dificultades. En el primer caso, el dólar “ahorro” cotizó el viernes a un valor final de $130,19, un valor más cercano al de las casas y agencias de cambio. En el segundo, el precio fue de $131,18, una “oferta” solo superada por dos entidades “tradicionales”.

Los bancos digitales hoy tienen el mismo inconveniente que las casas de cambio digitales: al no contar con sucursales desde las que se pueden retirar los dólares “cash”, hace falta transferirlos luego a una cuenta en dólares de un banco donde sí se puedan conseguir.

Durante estos 10 días sin operatoria de compraventa de divisas por home banking, las casas y agencias de cambio y, en otro sentido, los bancos digitales, se encontraron con un desafío similar: también estuvieron suspendidas las transferencias, normalizadas nuevamente la semana pasada.

Cabe recordar que, de todos modos, por las medidas “anticoleros” que implementó el Central, transferir montos en dólares de una cuenta a otra no es tan simple. Tal como dispuso la institución dirigida por Miguel Pesce, cada cuenta solo podrá recibir una transferencia en dólares al mes, ya que a partir de la segunda, los bancos tienen la obligación de retenerlas y pedir explicaciones respecto del origen de esos fondos.

Si no hay una respuesta satisfactoria, se puede proceder a bloquear la cuenta. Y la transferencia de una cuenta a otra para retirar (ya sea propia, de un familiar o de un amigo) no es justificación suficiente, aclararon algunas instituciones a LA NACION.

Hay entidades que incluso limitaron la cantidad de transferencias en dólares que una cuenta puede recibir a cero, es decir, ninguna, dependiendo de la historia que tenga cada cliente en esa institución, por lo que las limitaciones para hacerse de esos billetes físicos en caso de que no se adquieran en una empresa con sucursales o cajeros son cada vez más fuertes.

La intención de esta norma fue evitar que proliferen los “coleros digitales”, es decir, las personas que utilizan su cupo y luego se lo ceden a un tercero, generalmente a cambio de una comisión. Por disposición del Banco Central, cada persona puede comprar hasta US$200 mensuales para ahorro.

El cupo es personal: es decir, por CUIT y no por cuenta. No se puede prestar o donar, comprar en nombre de otra persona o recibir transferencias de dólares de terceros que no se puedan justificar. En caso de una mala utilización del cupo, el Banco Central puede proceder a inhabilitar a esa persona de operar en el mercado único y libre de cambios.

De los bancos tradicionales, los que mantuvieron su valor final por debajo de $132 fueron cinco: Nación, Patagonia, Credicoop, Piano y Ciudad. En el otro extremo, los tipos de cambio más caros fueron informados en ICBC ($132,33), Galicia ($132,41) y Macro ($132,83).

Cabe destacar que, aun con todas sus limitaciones, el billete estadounidense adquirido en el mercado oficial sigue siendo mucho más barato que el que se consigue en las cotizaciones “libres”, es decir, las que están por fuera de las restricciones del Central.

El viernes, el blue o billete paralelo se mantuvo estable en $145. Por el momento se mantiene esa cotización en cuevas del microcentro y otros lugares de operaciones ilegales. El MEP y el contado con liquidación, los tipos de cambio a los que se accede a través de la compraventa de activos financieros, se vendieron a $135,29 y $143,54 respectivamente. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí