Un llamado de Cristina Kirchner ordenó la respuesta oficial sobre el fallo de la Corte Suprema

0
1239
Alberto Fernández-Cristina Kirchner: tres horas a solas en Olivos para repasar temas y ahuyentar fantasmas

La vicepresidenta llamó a Juan Martín Mena para que le responda al máximo tribunal. En ese momento, Mena estaba con Losardo, quien no habló.

Por: Pablo de León

Cristina Fernández de Kirchner ya conocía el resultado del fallo de la Corte Suprema. El presidente Alberto Ángel Fernández, también. La vicepresidenta se encontraba en su departamento porteño de Juncal y Uriburu, ensimismada en sus asuntos del Senado. El jefe de Estado, en Rosario, llevando ayuda (o sea, millones de pesos) a una ciudad y una provincia, Santa Fe, castigada por el drama del COVID.

Pero ambos funcionarios seguían al segundo, lo que pasaba en Talcahuano 550, sede del Palacio de los Tribunales, y donde tienen sus cómodos despachos y deliberan, los y las jueces de la Corte Suprema de Justicia que preside Carlos Rosenkrantz.

Conocida la resolución que aceptaba el per saltum de los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli, en el Gobierno nacional primó el silencio, Ningún funcionario hablaba, mientras el Presidente volvía de Rosario y gastaba su celular con chats sobre el tema. Apenas su amigo y hoy, habitué de Olivos, el diputado Eduardo Valdés salía a fustigar a la Corte en el canal C5N.

Más tarde, en el Ministerio de Justicia, se reunieron la ministra del rubro, Marcela Miriam Losardo -socia jurídica de siempre de Alberto Fernández- y su segundo, el viceministro kirchnerista Juan Martín Mena. Durante ese cónclave, sonó el teléfono de Mena. Era Cristina. Y le daba la orden: “Salí a hablar”.

Y así, este abogado de activa relación y vínculos en el poder judicial, fue la voz del Gobierno. Losardo no habló este martes, Mena sí.

“Me llamó la atención que lo hayan aceptado (el per saltum). Grupos de medios y ciertos sectores de la oposición presionaron a la Corte Suprema. Evidentemente algunos miembros de la Corte son influenciables”, dijo Mena en una entrevista televisiva.

Esa fue la línea que bajó desde el Instituto Patria, búnker kirchnerista, donde Cristina y Máximo Kirchner tienen oficinas: que el “clima mediático” y “los aprietes” dieron resultados en influenciaron a la Corte.

El “clima mediático” serían los medios y los periodistas críticos de la jugada en el Senado de Cristina para trasladar a esos tres jueces y “los aprietes”, las protestas o los bocinazos, como el sufrido en Rafaela por el juez Ricardo Lorenzetti, que en el kirchnerismo adjudican a armados desde Juntos por el Cambio, la coalición opositora de Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, entre otros

¿Quién es Juan Martín Mena? Es un abogado de relaciones aceitadas en la Justicia, que fue el segundo de Oscar Isidro Parrilli en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en el último mandato de CFK. Fue impuesto como 2 del Ministerio de Justicia por Cristina. Es un activo vocero judicial K, junto a la abogada Graciana Peñafort, quien también habló (este miércoles) y dijo que, con el reciente fallo, “La Corte se pegó un tiro en los pies”.

Como contó Pablo Ibáñez en Clarín, Cristina se enteró del fallo (que frenó la ofensiva K sobre los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli) minutos después del mediodía.  Que en ella y su entorno, hubo sorpresa y malestar pues hasta el lunes, reinaba una convicción general en el kirchnerismo respecto a que la Corte no aceptaría la via rápida.

“Si estas son las reglas, habrá que aceptarlo y empezaremos con los traslados como hizo Macri”, confió, molesto, un funcionario de vínculo directo con la vicepresidenta, según relató Ibáñez.

Cristina Fernández cuenta con varias espadas en el ámbito judicial, como Juan Martín Mena y Eduardo Valdés, amén de su abogado -y hoy, miembro del Consejo Consultivo que marcha paralelo con la reforma judicial- Carlos Beraldi.

Pero en quien más confía para esos menesteres es en Eduardo De Pedro. “Wadito”, como llama CFK al ministro del Interior, quien tiene una interesante llegada a varios miembros de la Corte Suprema de Justicia. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí