viernes, octubre 30, 2020
10 C
Río Gallegos

Un pedido de los medios provinciales al gobierno, que lleva inexorablemente a la pérdida de la libertad de prensa

Un pedido de los medios provinciales al gobierno, que lleva inexorablemente a la pérdida de la libertad de prensa

(Por Rubén Lasagno) – Tomamos conocimiento que un grupo de 24 medios de la provincia (radios, sitios web, etc) han mantenido una reunión previa con la Ministro de la Producción, Comercio e Industria, Silvina Córdoba, con el fin de imponerla de la acuciante situación por la que atraviesa la prensa en la provincia y a raíz de ello le han cursado una nota, en la cual, presentándose como propietarios de Pymes, le solicitan ser incluidos en la nómina para ser beneficiarios de un subsidio económico mensual fijo y un ARN (Aporte No Reintegrable), con el objeto de cubrir los gastos operativos de cada uno de ellos como gastos de servicios, streming, internet, alquiler, sueldos etc.)

En el caso del subsidio, piden un aporte de 30 mil pesos por mes durante 3 meses y para Pymes el subsidio que llegue a 60 mil pesos mensuales y por el mismo periodo.

“…solicitamos que ambas asistencias puedan llegar específicamente a empresas y emprendedores de reconocida trayectoria en sus respectivas comunidades, con antigüedad comprobada y de presencia real y activa en el campo de los medios de comunicación, con un derrotero dentro del sector, puesto que la finalidad de nuestra solicitud es proteger al sector privado y por ende sostener la fuente de trabajo de emprendimientos que desde hace años, trabajan a diario por mantener viva la bandera de la libertad de expresión”, dice una parte del escrito presentado a la Ministro.

También le solicitan líneas de crédito blandas a tasa preferencial a través del Banco Santa Cruz, para ayudar a las pequeñas y medianas empresas a sortear las dificultades que impuso el covid19, expresa el texto recalcando que al periodismo se le ha asignado la calificación de “actividad esencial” y como tal se debe enfrentar gastos fijos que en las actuales circunstancias se tornan difíciles de sobrellevar.

Y remata la nota con un párrafo de advertencia “…un medio de comunicación que CIERRA, es una voz que SE CALLA, dejando puestos de trabajo en la calle. Siendo la información un derecho inalienable y estando la libertad de prensa entre las garantías constitucionales de cualquier ciudadano, entendemos que nuestro sector merece toda la atención y preocupación de parte de nuestras autoridades.”

Un análisis indispensable

No es ningún hallazgo decir que cuando un medio de comunicación recibe pauta oficial, ayuda económica o beneficios de un gobierno, cierra el grifo de la libertad de informar, aún cuando, como en este caso, la intención de los 24 medios adscriptos a esta solicitud, invoquen necesidades básicas difíciles de afrontar en los tiempos que corren.

Hemos escrito bastante sobre la necesidad de tener independencia de la política (oficialismo y oposición) para no caer en la dependencia editorial de estos sectores. Mucho más aún se exacerba este aspecto, si ocurre en Santa Cruz y más aún estando en el poder el kirchnerismo. Ninguno de los firmantes de esa nota a la Ministro, desconoce lo que aquí decimos y es más, muchos de ellos seguramente han sufrido en carne propia la acción y reacción del gobierno, cuando cometieron algún desliz en oportunidad de informar sin tamiz ideológico o por fuera del control de los funcionarios de turno.

Por lo tanto, en principio, el hecho de ir a pedirle al gobierno que asista a los medios, los pone a éstos en una enorme vulnerabilidad ante los ojos de quienes decidirán si los ayudan o no y sin duda, de concederles el beneficio, les marcarán claramente los límites que no pueden sobrepasar. Y aún sin decírselo expresamente, cada medio asume que no puede morder la mano que le tienden y cualquier nivel de crítica que exista, baja a niveles mínimos, de manera automática y de forma unidireccional.

No existe libertad de prensa si los medios son rehenes de los dineros políticos; y la excusa de que “el Estado tiene obligación de repartir pauta oficial”, es un cliché que no pasa de una expresión de deseo, porque cada gobierno, independientemente del color político, hace del reparto publicitario un arte de la discrecionalidad y la usa (inexorablemente) como premio o castigo de acuerdo al interés que tenga cada partido político, en relación a “como lo traten públicamente” en los distintos medios de comunicación.

Excepto que un pedido como el que enunciamos, sea una estrategia conjunta y en total acuerdo con el gobierno provincial, para hacer aparecer los fondos invirtiendo el circuito (como un pedido generado desde abajo y no como un aporte ofrecido desde arriba), es poco factible que la “desesperación” de los medios pidiendo subsidios al Estado, aún en estas circunstancias, logre éxito sin lograr un fuerte condicionamiento de aquellos que sea beneficiarios, por parte de quienes lo otorgan.

En muchos casos, aún sin existir condicionamientos expresos, estas situaciones producen autocensuras, propias de la necesidad de los medios por no incomodar al aportante y en ese camino se evitan desde noticias molestas, hasta investigaciones que resultan insoportables para el poder, pasando por la “no difusión de muchos contenidos” y lo peor: la anulación de la opinión crítica. Uno de los principales contenidos que desaparecen de los medios solventados económicamente por los gobiernos (o partidos políticos oficiales u oposición), es la desaparición lisa y llana de la opinión crítica y peor aún, lo que ocurre en los medios escritos, es cuando para decir algo que puede incomodar a las autoridades, escriben sin firmar las notas, en algunos casos porque esos periodistas suelen estar conectados con la administración pública, por fuera del medio en el que trabajan o presiden.

Resumiendo: cada medio y cada persona tiene la libertad de hacer y decir lo que desee y aceptar o pedir lo que se les ocurra, pero en periodismo, caer bajo la dependencia oficial del gobierno y más aún del kirchnerismo que no cede ni una baldosa en “el arte” de avanzar sobre las libertades públicas, es poner la cabeza en el yunque o bien, sabiendo que eso va a suceder, se trata de “blanquear” una situación que en muchos casos ya se viene dando.

Es muy difícil trabajar en las actuales circunstancias de carencias y costos, eso es absolutamente cierto, pero la realidad del periodismo hace que esa parte sea otro de los desafíos planteados en los tiempos que corren. Tal vez es hora de aguzar el ingenio, buscar alternativas o reinventarse, antes de arriar las banderas de la libre opinión y las libertades de decir lo que uno quiere y de la forma que quiere, solo para recibir un beneficio. Por otro lado, ese beneficio es finito, tiene término y además, si el otorgante no se siente “contenido” en cualquier momento lo corta, a modo de castigo. Sin embargo, el efecto nocivo se perpetúa.

En muchos casos, eso hace a la diferencia entre ser uno más y en destacarse. Nadie es peor ni mejor en lo que hace. El periodismo es universal y la información en la mayoría de los casos, es la misma en todas las redacciones, en las radios o en los sitios de internet. La diferencia está en cómo se la maneja y de qué manera se la difunde; es más, en muchos casos no se la difunde. Esto es directamente proporcional a la dependencia de esos medios de los dineros públicos o políticos.

Y para rematar el párrafo de cierre de la nota a la que hacemos mención, digamos que si un medio al cerrar es una voz que se calla y personas que quedan sin trabajo, es una bonita frase pero suena a una advertencia absurda. Para ser efectivo su contenido, enfrente debería existir alguien a quien le interese que no se cierren las voces y que haya gente que quede en la calle. Y los que firmaron el escrito, saben perfectamente que nada de eso sucede en Santa Cruz. (Agencia OPI Santa Cruz)

5 Comentarios

  1. Che Beto con lo comprometido que sos vos!!! jajajajajaja este es uno de los que escvribe y esconde la lapicera en Nuevo dia porque no firma las notas como dice aca en opi jajajajaja ¡¡periodistas!!! jajajajaja

  2. UNA PENA PEDIR PLATA AL GOBIERNO, LOS MEDIOS QUE VEMOS NO SON EMPRESAS CON EMPLEADOS, LA MAYORIA SON RADIOS TRUCHAS Y PORTALES QUE NO TIENEN LLEGADA, ESTA TODO BIEN, PERO A VER, TODOS SABEMOS QUE EL KIRCHNERISMO NO DA GRATIS NADA, PRIMERO LOS VA A DISCIPLINAR Y LUEGO SEGUN LA RESPUESTA LES DARÁ 30 LUCAS DE MORONDANGA QUE NO HACES NADA CON ESO, PERO BUENO, AHI ESTÁ LA RESPUESTA, SI CON 30 MIL PESOS SOLUCIONAN SUS PROBLEMAS, AHI DEMUESTRAN QUE SON RADIOS QUE NO PAGAN IMPUESTOS ETC ETC, INSISTO, LOS K GRATIS NO DAN PLATA, ESTE PEDIDO LE VIENE PERFECTO PARA DISCIPLINAR A TODOS LOS MEDIOS DE SANTA CRUZ, NO SE SI ESTÁN TODOS TODOS, NO VEO A LOS PRINCIPALES, ME PARECE…

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Noticias