Tras la ofensiva sobre Rosenkrantz, el kirchnerismo ahora habla de juicio político para toda la Corte Suprema

0
261
Corte Suprema de Justicia – Foto: CIJ

El diputado Leopoldo Moreau respaldó el pedido contra el presidente del máximo tribunal y habló de agotamiento.

En medio de la creciente presión a la Corte Suprema, el pedido de juicio político que hizo una diputada kirchnerista para Carlos Rosenkrantz tensó aún más la cuerda. Sin embargo, todo parece indicar que la ofensiva no solo apunta al presidente del máximo tribunal. 

Este lunes, el diputado Leopoldo Moreau avaló el pedido y afirmó que la conformación actual de la Corte “está agotada”.

“Yo creo que el juicio político lo que plantea es un escenario de discusión. Esta es una Corte agotada que juega al truco más que apoyarse en decisiones jurisprudenciales. Es una Corte que está institucionalmente muy degradada y jurídicamente no tiene el nivel de otros tiempos”, sostuvo el ex dirigente radical.

En medio de la tensión que se profundizó luego de que la Corte avalara el pedido de per saltum de los jueces que investigaron a Cristina Kirchner y que el Gobierno intenta desplazar, Moreau cuestionó uno por uno a los integrantes del tribunal.

“Veo una Corte con dos señores que aceptaron ingresar por decreto (en alusión a Rosenkrantz y Horacio Rosatti), una cosa insólita. Elena Highton de Nolasco tiene vencido su mandato y a diferencia de (Eugenio) Zaffaroni que renunció y se fue a los 75 años, logró un fallo a su favor para prolongarse… (Ricardo) Lorenzetti ha tenido actitudes disruptivas permanentemente y se sacaba fotos con Moro (juez brasileño que investigó la corrupción en el gobierno). Y Juan Carlos Maqueda, sobre quien tengo un gran respeto personal, está en una especie de zona de confort. Es una Corte que no tiene jerarquía”, fustigó.

En diálogo con radio Con Vos, Moreau señaló que aceptar el per saltum fue “una manera de volver a recuperar un poder que no les corresponde y que excede el que les otorga la Constitución”.

“Lamentablemente, la Corte tiene la propensión de que creer es un tribunal constitucional cuando no lo es. Y a creer que además puede jugar un papel determinante en las relaciones de poder en la argentina. Es alentada por quienes piensan que la Corte debería desplazar a los poderes que han sido electos, porque no se resignan a haber perdido la elección. Por eso judicializan todo. La Corte se deja tentar, porque eso le significa acumulación de poder. Se han transformado en jugadores de truco”, insistió.

Respecto del pedido de la diputada kirchnerista Vanesa Siley para destituir a Rosenkrantz, Moreau planteó que está fundado por muchas razones. Una de ellas, explicó, “es el caso Blaquier, que lo tiene hace un año y no lo despacha”.

“Todos saben que sus familiares más íntimos forman parte de la fundación Blaquier, Se tendría que haber excusado y no lo hizo. Y además lo tiene congelado. Siempre he tenido una muy mala opinión de Rosenkrantz y Rosatti. No tenían la jerarquía de juristas suficiente ni un criterio de independencia adecuado como para ser miembros de la Corte”, agregó.

Y sumó, en ese sentido: “Nadie se explica por qué la Corte, a instancias de Rosenkrantz, interrumpió un proceso que venía desarrollándose a través de cauces constitucionales y absolutamente normales. La Corte irrumpió y les quitó a los jueces naturales la decisión de resolver. Es una actitud endogámica, de preocuparse por lo que no deben preocuparse. El caso hubiera llegado igual a la Corte, pero por la vía constitucional. Esto produce un desbarajuste institucional fenomenal”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí