Filtración masiva de datos: la AFI todavía no pudo repatriar a un espía argentino desde Alemania

0
385
Filtración masiva de datos: la AFI todavía no pudo repatriar a un espía argentino desde Alemania

Aseguran que es por “problemas burocráticos” que debe resolver la Cancillería. Si volvió otro agente que estuvo 15 años en Líbano, pero dejó en Beirut a su esposa libanesa, con sus hijos.

Por: Alejandro Alfie

Según publica Clarín La Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que conduce la interventora Cristina Caamaño, todavía no pudo repatriar al espía destinado en Alemania, que figura con su nombre en una de las 3.850 Resoluciones de la AFI filtradas en el juzgado federal de Lomas de Zamora. “Hay uno solo que todavía no pudimos repatriar”, dijeron en la AFI.

A ese espía que está en Alemania se lo identifica como CM (Clarín pone sólo sus iniciales, como medida de protección). Una fuente oficial de la AFI explicó que el agente “tuvo un problema burocrático, con el trámite para la autorización para poder viajar desde Alemania y poder entrar a la Argentina, por la cuestión vinculada a la pandemia. Es un problema administrativo, de un error en la documentación. Tenía que volver a hacer el trámite, volver a presentarlo y, una vez que lo autorizaran, va a volver”, dijeron desde la AFI a este diario.

El escándalo por la divulgación masiva de datos de la AFI impacta cada vez más a nivel internacional, luego de que se revelara la identidad de por lo menos 12 agentes que estaban activos en el exterior y seis convenios secretos de la Argentina con cuatro países, entre otros datos que figuran en las 3.850 Resoluciones de la AFI, que estaban en las 272 páginas del Libro de Protocolo de Resoluciones filtradas hace dos semanas.

Fuentes de inteligencia, que son muy críticas de la situación actual, cuestionaron a la interventora Caamaño y aseguraron que el caso más preocupante es el de la familia del espía argentino repatriado hace 20 días del Líbano, MR, cuya “esposa libanesa y sus hijos quedaron en Beirut”.

Es que MR estuvo los últimos 15 años en el Líbano, sin que se supiera hasta ahora que era un espía argentino, en la zona más caliente de Medio Oriente. Allí tiene su base de operaciones Hezbollah, la organización acusada de los atentados terroristas a la Embajada de Israel y a la AMIA en la Argentina.

“No podemos opinar ni dar información sobre la familia del delegado que estaba en Líbano”, dijo una fuente oficial de la AFI a Clarín, que confirmó que MR volvió hace unos 20 días a la Argentina. Y agregó: “Ese diálogo en torno a qué sucede o no con la familia, le corresponde a él (MR), con las autoridades del organismo”.

Las críticas de los especialistas en inteligencia son cada vez más fuertes, luego de que la AFI lo dejara expuesto a MR, junto a otros espías cuyos nombres figuran en las actas filtradas por el organismo oficial. En este escenario, además hay dos espías que estaban en los listados filtrados por la conducción y decidieron renunciar y quedarse en Paraguay, donde habían sido enviados por la AFI.

La información del impacto internacional surgió después de que Clarín publicara que el organismo oficial generó la mayor filtración de datos de la inteligencia argentina, en democracia, al brindar información de por lo menos 12 espías argentinos que trabajaban en diferentes países, uno de los cuales estaba activo en el Líbano, insertado en la comunidad local, donde opera Hezbollah.

Además, se difundieron seis convenios internacionales secretos con Estados Unidos, España, Bolivia y Paraguay, sin consulta con esos países, celebrados durante la gestión macrista de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

También se filtró la estructura orgánica del organismo de inteligencia, con el nombre y la identificación de cada uno de los mandos jerárquicos de los últimos años (de fines de 2015 a principios de 2019), así como los nombres de más de 2.000 espías y ex agentes, de los cuales 181 figuran incluso con su número de DNI.

Pero una de las cuestiones más graves son los nombres de los delegados de inteligencia en otros países, ya que expusieron a los agentes argentinos que estaban encubiertos en esos países y a sus respectivas familias, así como a los agentes y funcionarios del extranjero que confiaron en los espías argentinos.

Por ejemplo, en esos listados figuran las designaciones de una agente en Francia, otra en Gran Bretaña, un hombre en Rusia, otro en España, dos en Bolivia, uno en Líbano, otro en Alemania, un hombre en Perú, otro en Venezuela, un espía en Colombia y uno más en Paraguay, entre otros “funcionarios en el exterior”. Clarín pudo ver los nombres de esos agentes, pero no los publica para resguardar su identidad según la Ley de Inteligencia.

La AFI destacó que casi todos ellos volvieron al país y están fuera de peligro; aunque hay uno al que todavía no pudieron traerlo a la Argentina. Según se pudo establecer, se trata de CM, que todavía continúa en Alemania, con “problemas burocráticos” para regresar.

“El que no volvió, estamos tratando de que vuelva”, dijo una fuente oficial del organismo de inteligencia, sin dar mayores precisiones; aunque aclaró que “como trabajan en la Embajada, es la Cancillería la que pide el regreso” de esos agentes a la Argentina.

La jueza federal María Servini investiga cómo se filtraron las 272 páginas del Libro de Protocolo de Resoluciones, que la conducción de la AFI envió al juzgado federal de Lomas de Zamora, donde se investiga el espionaje ilegal en la gestión macrista. Y la Comisión Bicameral de Fiscalización de Actividades y Organismos de Inteligencia espera que, en breve, la interventora Caamaño concurra al Congreso para responder sobre el escándalo de la filtración de datos de espías y convenios internacionales secretos con otros países. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí