La receta de Alberto Fernández para los gobernadores: quiere replicar en las provincias la gestión de la pandemia en el AMBA

1
271
Alberto Fernández en dialogo con los gobernadores

Según publica Clarín En una videoconferencia, el Presidente señaló la cooperación entre Nación, Ciudad y Provincia como un ejemplo para el resto de los distritos.

Por: Guido Carelli Lynch

Con el 65 por ciento de los casos de coronavirus desperdigados en las provincias, el presidente Alberto Fernández pidió a todos los gobernadores replicar el modelo colaborativo entre la Nación y la Ciudad que, a su juicio, se ejecutó con éxito en el área metropolitana de Buenos Aires. “Tenemos que tomar decisiones juntos, hagamos lo que haya que hacer en cada lugar, así como me comprometí con el AMBA, lo hago con cada rincón de la Argentina que esté en una situación crítica”, sostuvo el jefe de Estado en una extensa videoconferencia que mantuvo con los 24 mandatarios provinciales.

Fueron casi cinco horas. Desde el Salón Sur de la Casa Rosada, el Presidente dialogó con los gobernadores hasta minutos antes de las 22 para terminar de delinear las medidas sanitarias para contener la pandemia durante las próximas semanas y escuchar de primera mano el diagnóstico y los pedidos de los mandatarios provinciales.

En el Ejecutivo subrayan que los costos y la responsabilidad política de la pandemia son compartidas entre los gobiernos provinciales y la Casa Rosada. “Medio ministerio de Salud está trabajando en las provincias”, dijo un secretario de Estado.

Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta en principio no serían parte del anuncio oficial de la nueva etapa de la estrategia sanitaria que el Presidente comunicará este viernes. Sin embargo, para fortalecer el mensaje que Fernández transmitió a los gobernadores, fueron los primeros en hablar frente a sus pares.

El mandatario bonaerense y el jefe de Gobierno porteño subrayaron la importancia de la estrategia de testear y aislar y el uso de los planes Detectar, que ahora se multiplican en varias provincias.

Rodríguez Larreta destacó el trabajo coordinado, agradeció el programa Detectar del Gobierno y recomendó al resto de los gobernadores que lo implementaran. Kicillof enfatizó que la Provincia pasó de tener 5.300 casos a 3.600 por semana. “Hemos podido administrar esta situación compleja con trabajo en conjunto”, insistió en la misma línea.

La experiencia de la pelea contra la pandemia en el conglomerado urbano más grande del país es usada en la Casa Rosada como el modelo a seguir por el resto de los gobernadores, pero avisan: “no es fácil”. “Tuvimos una meseta muy alta, pero hace 5 semanas que muestra un descenso paulatino. En el medio nos comimos de todo, desde el cansancio de la gente hasta las marchas. Hasta ahora, el interior del país vio la pandemia de lejos”, graficó un funcionario que estuvo presente en la videoconferencia.

Cuando promediaba el encuentro se conoció el parte diario del ministerio de Salud, con los números fríos del coronavirus en la Argentina 15.454 nuevos infectados y 454 muertes en 24 horas; menos que el jueves, pero suficientes para convertir a la Argentina en el sexto país con más contagios. Acompañaron al Presidente el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro, el jefe de la Cartera de Salud Ginés González García; el secretario general de Presidencia Julio Vitobello; y la secretaria Legal y Técnica Vilma Ibarra. 

En el Gobierno precisan que los distritos más comprometidos por la ocupación de unidades de terapia intensiva son Mendoza, Salta, Santa Fe, algunas ciudades de Córdoba, Río Gallegos, Tucumán y el alto valle de Río Negro.

Varios de esos distritos acordaron restringir el tránsito interjurisdiccional. Tucumán es una de ellas. “La ocupación hoy en camas críticas está en el orden del 56 y 57 por ciento. Por el momento hay capacidad de respuesta“, precisó el gobernador Juan Manzur. El promedio de ocupación de camas de terapia intensiva a nivel nacional es del 63, pero en algunas localidades supera el 90 por ciento. La situación es más dramática en ciudades más aisladas del sur del país donde se dificulta la relocalización de pacientes.

Durante la reunión hubo mayormente llamados al consenso. “Fue una ronda de consultas con todos los gobernadores y las medidas que cada uno está tomando frente al cuadro de situación y las medidas que cadau uno está pensando tomar frente al cuadro de situación que se está teniendo. La preocupación del Presidente está centrada en el número de casos altos que se dan en el interior del país”, le dijo a Clarín el gobernador Omar Perotti.

Funcionarios de algunas de las provincias más productivas del país, de todos modos, aclaran que todas las actividades económicas que puedan seguir abiertas seguirán abiertas. Santa Fe se anota en esa lista; Córdoba, también. La pobreza acecha.

En la Casa Rosada hay mensajes en los dos sentidos. “Para que haya temporada y poder abrir en el verano, hay que cerrar ahora”, señalan en alusión a los distritos con mayor oferta turística.

Cerca de Fernández hay enojo en particular con el gobernador mendocino Rodolfo Suarez, a quien señalan por haber abierto las actividades a pesar del alza de casos. “La provincia tiene el 93 por ciento de las camas ocupadas”, señaló un funcionario que les sigue los pasos al Presidente. Como contraste, señalan al jujeño Gerardo Morales, quien -a juicio del Presidente- reaccionó a tiempo.

En el entorno del mandatario provincial defienden la gestión de Suarez. “Estamos como todo el país, la diferencia es que acá tenemos la economía funcionando desde mayo, la gente sale a hacer deportes y el miércoles se habilitaron las reuniones familiares”, señalaron.

La pandemia concentró la atención de la reunión virtual pero no fue el único tema que se tocó. Varios gobernadores pidieron ser solidarios y agradecieron la “política federal y equitativa” del Presidente. También, destacaron el consenso que se logró en torno al regreso de “actividades educativas” para los estudiantes del último año del primario y el secundario. No en todas las provincias habrá clases presenciales, pero en casi todas habrá actividades.

En tanto, algunos gobernadores plantearon la necesidad de que el Presidente mantenga herramientas de ayuda social y económica como los ATP y el IFE para todos los distritos, también en los distritos que no fueron golpeados por la pandemia. El pedido no fue casual, el gabinete económico analiza desde hace semanas focalizar la ayuda para los sectores más comprometidos, reconvertir el IFE en otro tipo de subsidio y busca enviar señales de disciplina fiscal mientras el ministro de Economía Martín Guzmán negocia con el FMI. El Presidente prometió estudiar el reclamo de los gobernadores. (Clarín)

1 Comentario

  1. La gestion en el AMBA fue un exito. Solo tenemos 840.000 contagiados y 23.000 muertos.
    No hay dudas de que hay que replicarla en las provincias

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí