Senado: el kirchnerismo volvió a la carga contra el Procurador Eduardo Casal

0
451
El procurador general interino Eduardo Casal -

Según publica Clarín Parrilli convocó por sorpresa a la comisión de Justicia para debatir cambios. Qué busca el oficialismo.

Por: Jazmín Bullorini

El oficialismo del Senado volvió a la carga contra el procurador general interino, Eduardo Casal. Utilizando dos proyectos presentados por la propia oposición, el cristinista Oscar Parrilli convocó sorpresivamente a la comisión de Justicia que preside para debatir cambios a la duración del mandato del procurador, actualmente vitalicio. Juntos por el Cambio advierte que el Frente de Todos buscará también modificar la mayoría necesaria para su designación.

Se trata de los proyectos de Lucila Crexell (Interbloque Federal) y Martín Lousteau (Juntos por el Cambio) que modifican la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal. El de Crexell propone un mandato de cinco años, el de Lousteau de seis años. Ninguno de los dos modifica la necesidad de contar con mayoría agravada de dos tercios de los votos del Senado para ser elegido.

Sin embargo, en la oposición observan con desconfianza la maniobra y advierten que el oficialismo buscará modificar la ley para que el procurador se pueda elegir con mayoría simple.

“Así podrían poner a Daniel Rafecas, a Víctor Abramovich o traer de vuelta a Alejandra Gils Carbó si quieren”, señalan.

“Ojalá no nos encontremos con que lo quieren hacer es tratar de elegirlo (al procurador) con mayoría simple porque sería un escándalo”, aseguró Lousteau.

La discusión sobre los cambios al  Ministerio Publico Fiscal y también a la Corte Suprema la lleva en paralelo el comité de expertos que el presidente Alberto Fernández creó para que lo asesoren sobre la Reforma Judicial. Esa comisión está integrada, entre otros, por Carlos Beraldi, abogado de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Casal es procurador interino desde 2017, cuando renunció Alejandra Gils Carbó. Durante los cuatro años de su gobierno Mauricio Macri no consiguió los dos tercios necesarios para designar a su candidata Inés Weinberg de Roca. Cambiemos también había barajado avanzar con una modificación de la forma de elección del procurador que quedó trunca.

Por su parte, al asumir Alberto Fernández propuso para ese cargo al juez Daniel Rafecas, y si bien el Frente de Todos tiene 41 de las 72 bancas, tampoco le alcanza para avalarlo sin apoyo de JxC.

Igualmente, el propio Rafecas, en declaraciones a los medios, había señalado que no estaba dispuesto a aceptar el cargo si se modificaba la forma de selección con mayoría simple. “Si Rafecas ya dijo que no asumiría de esa manera, nos tenemos que preguntar si no hay otra intención”, plantearon en Juntos por el Cambio.

La figura de Casal fue motivo de cruces entre oficialismo y oposición en la mayoría de las sesiones de este año. En la última, el FdT lo criticó por dictaminar a favor de los tres jueces federales desplazados por el Senado – Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli- para que continúen en sus cargos de los tribunales de Comodoro Py. El oficialista Dalmacio Mera lo acusó de “atentar contra las facultades del Senado”.

A su vez, en agosto el oficialismo impuso su mayoría en la comisión bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público Fiscal y aprobó el giro de los 12 pedidos de juicio político contra Casal, a la comisión de Diputados.

“Hay sobrados elementos para el juicio político”, señaló en varias oportunidades Parrilli, quien también pidió la renuncia de Casal. “No respeta ningún procedimiento, norma ni ningún principio legal”, aseguró.

Si bien no integran la comisión de Justicia, este viernes Lousteau y Crexell van a participar de la reunión para exponer las bases de sus proyectos.

“El proyecto toma un modelo similar al de otros países donde estos cargos tienen un límite en el tiempo, porque el cargo vitalicio es una rémora, pero además porque si bien son vitalicios igualmente los remueven de una u otra manera y al ser vitalicios se traba más la discusión sobre cómo es la elección”, señala Lousteau y agrega: “No se modifica de ninguna manera la mayoría prevista en la ley vigente, se agrega que no se permite su designación en año electoral, y se establece la fecha de retiro a los 75 años”.

Por su parte, Crexell presentó lo presentó en 2017 y volvió a ingresarlo en 2019, cuando todavía presidía Gabriela Michetti. “Propongo agilizar el funcionamiento de la institución. Soy consecuente con mi propuesta y la reforma que piden distintos sectores, que debe ser independiente a los intereses o conveniencias de los gobiernos de turno”, señaló a Clarín. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí