Cristina Kirchner retoma su ofensiva judicial en tres frentes simultáneos

0
363
Sesión Remota en el recinto del Senado de la Nación, el 4 de Junio de 2020, en Buenos Aires, Argentina - Foto: Comunicación Senado

Por: Gustavo Ybarra

Apenas tres semanas le bastaron a Cristina Kirchner para volver a poner en marcha al Frente de Todos en el Senado y reanudar su embate contra la Justicia, a la que pretende escarmentar por haberse prestado -según su interpretación- a la guerra judicial (lawfare) de la que acusa a Mauricio Macri y al gobierno de Cambiemos.

Tras abrir la semana pasada un nuevo frente, con el debate en la Comisión de Justicia de cambios en la ley para relajar la mayoría necesaria para nombrar un nuevo jefe de los fiscales, el kirchnerismo retomará su ofensiva para remover al procurador interino Eduardo Casal con una nueva reunión de la Comisión Bicameral de Control del Ministerio Público.

El despliegue de las fuerzas legislativas de la vicepresidenta se completará con tres nuevas jornadas de audiencias públicas consecutivas de la Comisión de Acuerdos, que comenzarán este lunes, a las 10.30, para tratar los pliegos de jueces, fiscales y defensores oficiales.

El plato fuerte será el miércoles. Ese día se tratará el pliego del tucumano Raúl Daniel Bejas,propuesto por el presidente Alberto Fernández para la Cámara Nacional Electoral (CNE).

Declarado militante del PJ, del que fue apoderado en su provincia, Bejas también tiene relación con José Alperovich, senador de licencia por acusaciones de violación, y su esposa Beatriz Rojkés, ya que fue abogado de las empresas del matrimonio. Además, ya como juez federal, cargo al que llegó por Cristina Kirchner en 2010, sobreseyó al actual gobernador Juan Manzur en una causa por enriquecimiento ilícito contra el entonces ministro de Salud.

Además de sus vinculaciones políticas, a Bejas lo impugnaron ante la Comisión de Acuerdos, que preside Anabel Fernández Sagasti(Frente de Todos-Mendoza), porque con su designación se violarán las políticas de igualdad de género, ya que la CNE quedará compuesta por tres varones.

Una de esas impugnaciones fue presentada por la Fundación Julio César Strassera en la que, además de su falta de independencia e imparcialidad, se recuerda que Bejas había quedado segundo en orden de mérito en el concurso 376. El mejor puntaje fue para una mujer, Alejandra Marcela Lázzaro. Sin embargo, y a contramano del discurso sobre igualdad de género, Fernández eligió a Bejas.

Casal, otra vez en la mira

Tras algo más de dos meses de calma el kirchnerismo volverá a la carga contra el procurador interino en la Comisión Bicameral de Control del Ministerio Público Fiscal, que fue convocada para este lunes a las 18.

Conducida por el senador oficialista Martín Doñate (Río Negro) la comisión no se reúne desde el 25 de agosto. Todo indica que el oficialismo retomará su búsqueda por sumar causales de mal desempeño que justifiquen la remoción de Casal.

Por lo pronto,se espera un aporte más de la fiscal de la causa Correo Gabriela Boquín, que envió un escrito a la Comisión. Boquín acusa a Casal de “perseguirla” mediante la apertura de acciones disciplinarias en su contra.

Además, se espera una nueva embestida de los ultrakirchneristas María de los Ángeles Sacnun (Santa Fe) y Rodolfo Tailhade (Buenos Aires), por las supuestas irregularidades de Casal en los concursos para elegir fiscales y en el uso de la ley del arrepentido.

Por último, la Comisión de Justicia, que preside Oscar Parrilli (Neuquén), continuará con el debate de los proyectos de la oposición que proponen modificar la ley del Ministerio Público Fiscal.

Para Juntos por el Cambio la jugada de Cristina Kirchner busca modificar la mayoría agravada que exige la ley para designar al nuevo jefe de los fiscales. Según los liderados por Luis Naidenoff (UCR-Formosa),la vicepresidenta también apuesta a forzar la renuncia del juez federal Daniel Rafecas. El candidato a procurador de Alberto Fernández ya anunció que no asumirá si para designarlo se flexibiliza la mayoría de dos tercios de los presentes necesaria para darle acuerdo al jefe de los fiscales. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí