Tensión en Guernica: desalojaron el predio y hay duros enfrentamientos entre la policía y ocupantes

0
331
Tensión en Guernica: desalojaron el predio y hay duros enfrentamientos entre la policía y ocupantes

Según publica La Nación Luego de negociaciones fallidas y de un último pedido de prórroga rechazado por la Justicia, el gobierno de Axel Kicillof desalojó esta mañana, con unos 4000 policías, los terrenos usurpados desde julio pasado en la localidad de Guernica, en el partido de Presidente Perón. En medio del operativo hubo duros enfrentamientos con grupos de ocupantes y, como consecuencia, hay 35 detenidos.

Una vez ejecutado el desalojo, pasadas las 7, grupos de personas que querían volver a entrar al predio se enfrentaron con los efectivos en las inmediaciones del terreno donde tenía lugar la toma. Los policías tiraban balas de goma y gas lacrimógeno y les respondían con piedras, en un clima de altísima tensión.

El resto de los ocupantes fue desalojado rápido; se replegó, al instante, tras el avance del personal bonaerense, que ingresó por la zona de La Unión y luego avanzó hacia el barrio bautizado como 20 de Julio.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien encabeza el operativo, dijo antes de las 8 que “ya está todo desalojado”.

Por su parte, Juan Cruz Condomí Alcorta, uno de los tres fiscales que intervienen en la causa por la toma de los terrenos en Guernica, confirmó al canal TN que hay 35 detenidos hasta el momento por usurpación y resistencia a la autoridad. Además, dijo que “se lastimó una de las personas que se estaba enfrentando con la policía” con “fierros clavados en el piso” que, según el magistrado, habían puesto los ocupantes en distintos puntos del predio. “Si vuelven a entrar, serán aprehendidos y detenidos”, agregó Condomí Alcorta.

Fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense confirmaron a LA NACION que hay cinco heridos, “principalmente policías”, entre los cuales se encuentra un oficial que tuvo que ser hospitalizado por el “ataque de piedras y tuercas con gomera”.

El desalojo

Apenas comenzó a asomar el sol y apareció la luz del día -una condición exigida por la orden judicial-, el Ministerio de Seguridad bonaerense ingresó al descampado de 100 hectáreas por la zona que los ocupantes apodaron “La Unión”, frente a la localidad de Villa Numancia, en Presidente Perón. Allí, comenzaron el humo, los estruendos y los disparos.

“Están entrando con balas de goma, a los palazos, en el mismo lugar en donde ayer mismo, por la tarde, estábamos planteando hacer un desalojo voluntario. Es una vergüenza. Frente al diálogo de las organizaciones, la respuesta es la represión”, advertía la referente nacional de Barrios de Pie, Silvia Saravia, pasadas las 6.

Las organizaciones sociales con presencia territorial en el predio habían convocado un abrazo solidario para las 5.30, que no pudo hacerse ante el arribo de los 4000 efectivos policiales. En su lugar, los grupos de izquierda resistieron en el lugar junto a las 1446 familias que ocuparon terrenos.

“Acá no hay un conflicto inventado. Es un conflicto que tiene que ver con la crisis y con la pandemia. Estos son terrenos sin ningún titular, y una oportunidad para que la gente tenga un terreno”, afirmó la dirigente de Nuevo Más y excandidata presidencial, Manuela Castañeira, apenas comenzó el desalojo, en diálogo con radio Continental.

Si bien las organizaciones sociales que apoyan a los ocupantes del lugar ya habían anticipado a LA NACION que el operativo tendría lugar hoy, el avance policial por la noche sorprendió a los movimientos y a los ocupantes del predio.

El dirigente social del Polo Obrero (PO) Eduardo Belliboni explicó a LA NACION que, después de las 3 de la madrugada, comenzaron a llegar al predio de Guernica centenares de policías, algunos en largas filas de motos y otros en micros, para dar comienzo al desalojo. Castañeira, indicó que pasadas las 4.30, como parte del operativo sorpresa, se cortó la luz en todo el barrio y aledaños. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí