Con más controles, el BCRA hizo la mayor compra de reservas en cuatro meses y medio

0
332
Banco Central - Foto: Marcos Brindicci

Por: Javier Blanco

Según publica La Nación Ayudado por la puesta en marcha del sistema de “doble chequeo” a la demanda para pago de importaciones, lo que ralentizó el curso de esas operaciones, y por los límites impuestos al resto de las compras, el Banco Central (BCRA) encontró la oportunidad y pudo concretar la mayor compra de reservas de los últimos cuatro meses y medio: se alzó con unos US$88 millones en la primer rueda de operaciones del mes.

La cifra supone el 30% del total de US$288,1 millones operados de contado en la plaza cambiaria oficial en la jornada, un monto que resultó 27% superior al transado el viernes y le permite recobrar al menos el 8,33% de las divisas que sacrificó durante octubre (US$977 millones, según el último dato disponible al pasado martes 27, pero más de US$1050 millones en total, según cifras del mercado, considerando las tres ruedas que le faltan computar a esa estadística). La última compra de tamaño considerable había sido el 16 de junio, por US$98 millones.

Curiosamente, la oferta privada de divisas se mostró más activa en la jornada que comenzó a regir el primer retoque al alza en la alícuota de retenciones que se aplican a las exportaciones de poroto de soja, al pasar de 30% a 31,5% como paso previo a volver al 33%, según el esquema que definió el Gobierno tratando de alentar la oferta en octubre, aunque fallidamente.

Esto ocurre porque, como ya explicó LA NACION, el decreto que puso en vigencia temporalmente ese beneficio lo estableció desde el momento en que el exportador presenta la Declaración Jurada de Venta al Exterior (DJVE) y no desde la liquidación efectiva de la operación. Esto provocó un aumento del 71,4% en las exportación del complejo sojero, que alcanzaron en octubre las 3.827.715 toneladas, aunque la liquidación de las empresas del sector escaló sólo hasta los US$1715,5 millones, un monto que resultó 4% inferior al efectivamente vendido en septiembre, según cifras que divulgó la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

Los operadores describieron que la oportunidad de compra oficial apareció “en una jornada en la que la oferta excedió a una demanda, que tiene que cumplir todos los requerimientos, pedidos y re-chequeos que la normativa vigente obliga a realizar antes de cursar operaciones”, describió Sebastián Centurión, de ABC Cambios.

Pero también conjeturó que el ajuste de 37 centavos (0,5%) que el BCRA validó para el tipo de cambio mayorista en la rueda (lo dejó en $78,69 para el cierre) “atrajo a algunos vendedores que buscaron aprovecharlo”.

Su colega Gustavo Quintana, de PR Cambios, hizo notar que la mejora en el billete el BCRA la dispuso tras haber “ralentizado el deslizamiento de la semana pasada”, lapso en que había ajustado el tipo de cambio comercial apenas 19 centavos. “La suba de hoy casi la duplica y no se registraba una así desde julio para un día lunes”.

Quintana describió que, para orientar al mercado, el BCRA colocó en la apertura una postura de venta a $78,70 que ejecutó a cuentagotas. Pero, cuando la oferta privada apareció y comenzó a presionar a la baja esa cotización, llevándola a $78,68, la entidad “se colocó del lado comprador y se fue quedando con todo el excedente hasta el cierre de la rueda”.

La compra de reservas y el mejor desempeño de la recaudación impositiva ayudaron a la vez a consolidar la presión bajista que sufren los precios alternativos del dólar, tras haber alcanzado semanas atrás valores que para algunos analistas ya resultaban irracionales. Eso quedaba reflejado en otro ajuste a la baja del 2% en el caso del dólar MEP (rondaba los $140,50), la del 0,3% en el contado con liquidación (operaba a $147,10) e incluso en la baja del 0,6% que anotaba el dólar paralelo o blue, al ofrecerse a $168, es decir un peso menos que el cierre del viernes.

“Noviembre tuvo un arranque promisorio y bienvenido sea: pero queda mucha tela por cortar y esto es el día a día. Por eso, al paciente no se lo va a bajar a sala intermedia, hasta tanto todos los estudios vayan dando signos positivos”, resumió el analista Carlos Risso, al opinar sobre lo que dejó la jornada. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí