Donald Trump se adjudicó el triunfo en las elecciones en Estados Unidos, pero anunció “un gran fraude” y anticipó que irá a la Corte Suprema

0
318
Donald Trump se adjudicó el triunfo en las elecciones en Estados Unidos, pero anunció “un gran fraude” y anticipó que irá a la Corte Suprema

Según publica Clarín Lo hizo a las 4.25 de la Argentina luego de que su rival demócrata, Joe Biden, dijera que era optimista para obtener la victoria.

En la solemnidad de la Casa Blanca y sonriente, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que está listo “para celebrar algo tan grandioso como el éxito”. Agregó que ganó “en estados como Texas, Florida, y otros grandes estados, como Pensilvania y Michigan”.

Confiado, hizo un repaso de los distritos clave en los que se estaba imponiendo (también en Wisconsin), y se adjudicó la victoria para continuar como presidente de los Estados Unidos durante otros cuatro años. Además, acusó a “algunos” de buscar un “gran fraude” al no reconocer la derrota.

“Este es un fraude al pueblo estadounidense (…). Hemos ganado estas elecciones”, afirmó.

Y adelantó que recurrirá a la Corte para frenar la aparición de votos en la madrugada que puedan dar vuelta la elección en favor del demócrata Joe Biden.

Lo hizo a las 4.25 de la mañana de la Argentina, casi dos horas después de que su rival se mostrara confiado en obtener la victoria.

En sus primeros mensajes públicos a la espera de los resultados, Biden había dicho que estaba “en buen camino para ganar”, mientras el candidato demócrata Donald Trump salió a cruzarlo: “Nos están tratando de robar la elección”.

Biden pronunció sus primeras palabras hacia los ciudadanos, en momentos donde llevaba una ventaja sobre su rival de 224 a 213 delegados en el Colegio Electoral, según las proyecciones de los medios estadounidenses. El candidato que llega a 270 gana las elecciones.

Fue a las 0.39 en el estado de Delaware (2.39 de la Argentina), cuando el líder demócrata arribó al Chase Center de Wilmington, mientras una multitud de seguidores lo alentaba en las afueras de la sede de campaña.

“Podremos ver los resultados mañana temprano (por este miércoles). Pero tal vez tarde un poco más, lo he dicho hace un tiempo. No es mi lugar ni el de Trump declarar quién ganó las elecciones. Es la decisión del pueblo de Norteamérica”, advirtió ante los crecientes temores de la oposición de que el mandatario se declare ganador antes de que se conozcan los resultados finales.

“Soy optimista por lo que viene”, vaticinó el candidato de 77 años, con una sonrisa en su rostro.

En un escueto mensaje de un minuto y en compañía de su pareja Jill Biden, señaló que cree haber ganado el estado de Arizona y Minesota, y se mostró confiado en sus posibilidades en Michigan, Wisconsin y Georgia.

El ex vicepresidente dio las gracias a sus votantes, les pidió que “mantengan la fe” y concluyó eufórico: “Vamos a ganar esto”.

Apenas finalizado Biden, Trump utilizó su cuenta de Twitter, donde predijo una “gran victoria” al tiempo que acusó a su rival demócrata de tratar de robar la elección.

“Esta noche haré una declaración. ¡Una gran victoria!”, escribió. Y agregó: “Están tratando de robar las elecciones. Nunca les dejaremos hacerlo. ¡No se pueden emitir votos después de que las urnas están cerradas!”.

Este último mensaje fue etiquetado por Twitter con un comentario que indicó que “parte o todo el contenido está disputado y podría dar lugar a malentendidos sobre unas elecciones u otro proceso cívico”.

Luego del mensaje de Trump, el equipo de campaña de Biden consideraron “indignantes” y “sin precedentes” las declaraciones de Presidente sobre frenar el recuento de votos y aseguró que el equipo legal “está listo para actuar” ante cualquier intento de resolver los comicios por la vía judicial.

“Fueron indignantes porque es un esfuerzo de quitarles los derechos democráticos a los ciudadanos estadounidenses”, aseguró la directora de campaña del postulante demócrata, Jen O’Malley Dillon, al calificar las palabras del republicano que se declaró ganador, denunció fraude y anunció que irá a la Corte Suprema.

“Fue algo sin precedentes porque nunca antes en nuestra historia un presidente de los Estados Unidos había tratado de despojar a los estadounidenses de su voz en una elección nacional”, indicó en un comunicado difundido en un momento en que el escrutinio continúa en la mayoría de los estados clave del país y es imposible pronosticar un resultado final de las presidenciales.

“Después de haber alentado para evitar el recuento legal de la boletas antes del día de las elecciones, ahora Trump está diciendo que estas boletas tampoco se pueden contar después del día de las elecciones”, añadió.

La campaña de Biden aseguró que el conteo “no se detendrá” y seguirá “hasta que se cuente cada voto debidamente emitido”.

La campaña de reelección de Trump cuestionó agresivamente los procedimientos establecidos en algunos estados clave, como Pensilvania, para aceptar y contar aquellos votos por correo que lleguen después del día de las elecciones, es decir, de este martes.

“En cuanto se acaben las elecciones, vamos a entrar con nuestros abogados”, había advertido el mandatario en referencia al recuento en Pensilvania, donde serán válidos los votos por correo que se reciban en los tres días posteriores.

La modalidad de voto por correo fue utilizada de manera masiva en esta elección por la pandemia del coronavirus.

Una hora después de las palabras de los candidatos, el republicano había reducido la diferencia (224 a 213) y se acercaba más a su rival en la pelea por la Casa Blanca. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí