El kirchnerismo quiere reformar la Procuración pero Alberto Fernández insiste con Daniel Rafecas

0
307

Según publica Clarín Cerca del Presidente aseguran que el juez sigue siendo el candidato y esperan apoyo opositor. El núcleo duro K busca cambiar la ley para designar y remover al procurador.

Por: Ignacio Ortelli

Otra vez el debate por la Justicia divide aguas en el oficialismo. En las últimas horas, las diferencias volvieron a quedar expuestas en torno al debate por el nuevo procurador general. Mientras el kirchnerismo insiste en reformar la ley para aliviar el proceso de designación y remoción y acotar la duración del mandato, Alberto Fernández no quiere cambios e insiste con su intención de avanzar en el Senado con el pliego de Daniel Rafecas, el juez federal que ya dejó saber que quiere acceder al cargo con mayoría especial de dos tercios del Senado, como prevé la norma.

En este contexto, el Presidente recibió esta tarde en su despacho al senador Oscar Parrilli, presidente de la Comisión de Justicia, ladero y ariete de la vice Cristina Kirchner.

Cerca del jefe de Estado aseguraron a Clarín que la Casa Rosada apuesta a aprobar el pliego que envió en marzo pero que producto de la pandemia y del bloqueo de la oposición no avanzó. “No es que ahora insistimos: seguimos con Rafecas, es nuestro candidato”, indicó un hombre de extrema confianza del mandatario con despacho en Casa Rosada. Y reafirmó que el Presidente “quiere que se vote a Rafecas con esta ley”.

Fue en línea con lo que había expuesto este miércoles la ministra de Justicia, Marcela Losardo, una aparición que generó reacciones diversas dentro del Frente de Todos.

El contrapunto surgió porque las declaraciones de la ministra se dieron días después de que el Senado, a partir del impulso del kirchnerismo duro que responde incondicionalmente a Cristina Kirchner, comenzara a debatir el proyecto de reforma de la Procuración. “Es el candidato del Presidente y esperamos que el Senado acompañe”, dijo Losardo en FM Metro.

El movimiento de la ministra, que mantuvo un perfil bajo desde que asumió, fue recibido como un nuevo desmarque por el kirchnerismo duro. Sucede que se dio en paralelo a la acalorada discusión que se generó en Juntos por el Cambio a partir de que Elisa Carrió confirmara su apoyo a Rafecas y pidiera a los legisladores opositores acompañar su pliego, algo que no termina de convencer a un grupo de radicales.

Tras meses de bloque opositor, en el oficialismo en el Senado miran con escepticismo las idas y vueltas de JxC y están decididos a apurar la nueva ley de la Procuración. Sin embargo, desde la Casa Rosada no hubo señales concretas y hay quienes elucubran que se trata de un acting para encolumnar a la oposición detrás del supuesto “mal menor”.

Por eso, el pedido de Losardo retumbó en el universo K. De ahí que el diputado nacional Leopoldo Moreau, uno de los dirigentes más involucrados en cuestiones judiciales, acusó recibo de sus dichos y le respondió con dureza. En diálogo con el canal IP, dijo que le resulta “extraño” que “la ministra aparezca solamente para lo de Rafecas” y pronunció en público los reproches que le hacen por lo bajo dirigentes cercanos a Cristina.

“Si algo que no ha faltado en la Argentina son los debates respecto a la situación judicial y me parece que no hubo una presencia suya (de Losardo) lo suficientemente contundente en ese sentido”, apuntó, en alusión -principalmente- al tratamiento de la reforma de la Justicia Federal en el Senado, donde se cuestionó a la funcionaria por una supuesta falta de compromiso para defender el proyecto.

Desde el Ministerio de Justicia esquivan la polémica y explican que el discurso oficial “no cambió”: “El candidato es Rafecas y la ministra pidió lo que viene pidiendo el Presidente desde que mandó el pliego: que el Senado lo apruebe, no hay otra lectura”.

El asunto es que Losardo es amiga de toda la vida de Alberto F. y fue su socia en el estudio de abogados que compartieron hasta diciembre. Es, en definitiva, quien expresa y ejecuta con más fidelidad su visión en el área. Por eso, cuando la ministra pide por Rafecas, la interpretación es que lo hace el mandatario. Justo en un momento en el que el candidato es mirado con recelo por el ala dura del FdT.

Por lo pronto, según remarcan en Balcarce 50 y coinciden en el Senado, no hay un plan B para reemplazar al interino Eduardo Casal si el pliego de Rafecas no recibe el acuerdo. Atribuyen a “operaciones de la oposición” los rumores de otros nombres que surgieron en los medios en los últimos días.

Se refieren a las versiones en torno a la fiscal federal coordinadora de distrito de Santiago del Estero, Indiana Garzón, y a la directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort. La primera aseguró a Clarín no estar al tanto de las versiones, mientras que desde la Cámara Alta descartaron también a la abogada de Cristina Kirchner: “Es un invento total. No hay otros nombres en discusión”, replicaron. Por otro lado, quienes conocen a Peñafort aseguran que “ella tampoco aceptaría si se lo ofrecieran”.

La falta de opciones tiene que ver con que el Gobierno sostiene que la reforma de la Procuración no contradice necesariamente los cambios que se gestan en el Senado. De hecho, interpretan que la advertencia del juez federal, cuando se mostró expectante de que se mantenga “la exigencia de que todo candidato a procurador sea avalado con mayoría especial de dos tercios en el Senado”, obedece a que tenga consenso opositor.

“No hablé con Rafecas pero me parece que cuando se refiere a los dos tercios (que se necesitan para aprobar el pliego) habla del consenso del arco que debe tener para ser procurador”, dijo Losardo. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí