Walmart en venta. Coto se suma a la pelea para quedarse con la cadena

0
767
Wallmart Argentina

Por: Alfredo Sainz

Según publica La Nación Francisco de Narváez y Alfredo Coto son los dos únicos candidatos en carrera para quedarse con Walmart Argentina. De Narváez logró un acuerdo de exclusividad para negociar la compra de la cadena de supermercados y en el mercado se asegura que habría sumado como socio a José Luis Manzano, aunque sorpresivamente en las últimas horas Coto presentó una oferta “muy agresiva”, según explican en fuentes cercanas al empresario, que contempla la continuidad de todos los empleados. El resto de los candidatos -el grupo Werthein, el fondo Carval y los hermanos Papini- se fueron bajando de la puja. El último en retirarse fue Inverlat, el fondo de inversión que controla a Havanna.

“Enviamos ayer por la tarde una oferta vinculante muy agresiva en cuanto a precio. Realmente estamos muy expectantes”, explicaron a LA NACION en Coto.

Hasta el momento, la cadena que preside Alfredo Coto se había mantenido al margen de la operación e incluso en Walmart Argentina había dejado trascender la información de que buscaban un comprador que no estuviera en la industria, con dos objetivos. El primero es que la venta no tenga ninguna objeción por parte de las autoridades de Defensa de la Competencia. En este sentido, toma otra interpretación la reunión que mantuvo el propio Alfredo Coto con el presidente Alberto Fernández y el ministro Martín Guzmán hace una semana. Oficialmente se informó que se habían juntado a hablar de una inversión que estaba haciendo la empresa en un frigorífico de Rosario.

El segundo objetivo es asegurar la continuidad del mayor número de empleados de Walmart en la Argentina. “Estamos asegurando continuidad de los empleados, permanencia de todos los locales, incorporación de capital de trabajo. Muchos más allá de lo que dicen piensan en Walmart como un negocio inmobiliario. Claramente, para nosotros no lo es”, señalaron en Coto. La propuesta de Coto fue adelantada anoche por Infobae.

Para Coto una eventual compra de Walmart significaría una revancha personal. En los ’90 el empresario argentino recibió una oferta de US$1000 millones por parte de Walmart para quedarse con su cadena de supermercados y ahora la historia se está repitiendo pero con los personajes cambiados: el que se presenta como comprador es el empresario argentino y el que tiene que definir si acepta o no la oferta es la mayor cadena de supermercados del mundo.

En carrera

El otro candidato que ya avanzó con su propuesta para quedarse con Walmart Argentina es Francisco de Narváez. La gran ventaja que tiene el empresario y exdiputado es que cuenta con una estructura ya armada para hacerse cargo de Walmart Argentina. En Uruguay, el exdueño de Tía controla al principal grupo supermercadista -dueño de las cadenas Ta-Ta, Multiahorro y BAS- y hasta se menciona el nombre del actual CEO de Ta-Ta, el argentino Christopher Jones, para hacerse cargo de la operación local. Un par de datos avalan esta alternativa: pese al nombre, Jones es argentino y tuvo un paso por Walmart Argentina.

A la hora de elegir un comprador para su operación local, en Bentonville, Estados Unidos -donde funciona la sede central de Walmart- analizan no solo la oferta económica sino también que se trate de una salida ordenada. En la empresa norteamericana no quieren repetir lo que pasó en Brasil. Hace dos años Walmart decidió sumar un socio mayoritario para su operación brasileña y el elegido fue el fondo de inversión Advent, que ni bien tomó el control puso en marcha un proceso de reestructuración muy duro.

De Narváez cuenta con otra ventaja que es su conocimiento con la gente de Walmart. Cuando la cadena norteamericana desembarcó en el país a mediados de los ’90 analizó algún tipo de asociación con un jugador local e incluso llegó a presentar una oferta para comprar el 50% de Tía, la cadena de tiendas controladas por las familias De Narváez y Deutsche. En ese momento, Francisco se opuso a la venta que contaba con el visto bueno de su hermano Carlos de Narváez, que igualmente terminó trabajando como desarrollador inmobiliario para Walmart en la Argentina.

Otro punto a definir en una eventual venta de Walmart Argentina es el del nombre. Los norteamericanos están dispuestos a incluir en el paquete a la marca Changomas, que tiene un importante desarrollo en el conurbano bonaerense y varias ciudades del interior. Lo que está fuera de negociación es la marca Walmart, que se irá del país junto con la empresa controlante. Una posibilidad es que Francisco de Narváez importe la marca Ta-Tá con la que operan sus supermercados en Uruguay, aunque tampoco hay que descartar que se reflote otro nombre emblemático del retail argentino: Tía. En este caso, hay un obstáculo adicional: la marca le pertenece a Carlos de Narváez y la relación entre los hermanos no está pasando por el mejor momento. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí