Agustín Rossi, sobre la “Mesa de Enlace” de las Fuerzas Armadas: “Está hecho para tratar de conspirar”

0
299

Según publica La Nación En las primeras horas del día se anunció la creación de la “Mesa de Enlace” de las Fuerzas Armadas, policiales y de seguridad, que tendrá como objetivo de incidir en la política del sector. Quien se refirió luego a dicho espacio fue el ministro de Defensa, Agustín Rossi, que sostuvo: “No está hecho para aportar, está hecho para tratar de conspirar”.

Además, consideró a la presentación como una “fenomenal operación política”, dijo que la Mesa “parece una conducción alternativa de las FF.AA.” y añadió sobre Ernesto Bossi, quien conducirá al grupo: “Es un conspirador. Conspiró al inicio del gobierno de [el expresidente] Néstor Kirchner y ahora conspira, primero contra los jefes de la Fuerza, después contra la política de Defensa y sigue para adelante contra el presidente de la Nación”.

Rossi dijo en una entrevista para Radio Con Vos: “Es extraño, por ser indulgente, lo que se está conformando. Está claro que es una fenomenal operación política, desde cómo aparecieron los principales medios de comunicación y con la propia autodenominación ‘mesa de enlace’. Los nombres no se ponen aleatoriamente. El que convoca es el general Bossi, retirado, que es un conspirador nato, porque ya conspiró contra Néstor Kirchner y fue denunciado en ese momento. Fue durante muchos años presidente de la Sociedad Militar Seguros de Vida, seguramente es fuente de financiamiento de muchas de estas actividades, es una mutual que tiene una enorme cantidad de recursos y que muchas veces se utiliza para una cantidad de operaciones que son operaciones políticas”.

El Ministro indicó que el nuevo espacio “conspira, en primer lugar, contra los jefes de la Fuerza y el jefe del Estado Mayor Conjunto” y, en cuanto a ello, indicó: “Quien se preocupa por la vivienda y los salarios es el personal militar, no los retirados. Su acción pareciese que está destinada a decir ‘hay alguien que se tiene que ocupar y no se ocupa, entonces nos vamos a intentar ocupar nosotros’. Y la verdad es que nada más alejado de ello, porque Bossi debe haber cobrado este mes 30.000 pesos más de lo que cobraba el mes pasado, producto del blanqueo de los salarios del personal militar que decidió el presidente Alberto Fernández, que tuvo una repercusión directa en los haberes del personal de retiro”.

Las críticas a los miembros de la Mesa

En cuanto al anfitrión de la Mesa, fue tajante: “Bossi tuvo conducciones relevantes en las Fuerzas durante el gobierno de [el expresidente Carlos] Menem, que fue el momento de mayor depreciación y pérdida del salario del personal militar y donde aparecieron los suplementos no remunerativos que él con su silencio avaló. Ahora se presenta como alguien que va a defender al personal militar”.

A pesar de que sostuvo que con algunos integrantes “tiene muy buena relación”, hubo críticas para otros participantes, además de Bossi. “Está el general Claudio Pasqualini que es exjefe del Ejército anterior. Cuando uno hace tan poco tiempo que dejó una función tendría que ser un poco más respetuoso de los que lo están sucediendo”, indicó el ministro.

La función de los retirados

En cuanto a la función que debe cumplir el personal que ya no se encuentra activo, señaló: “Está planteada en términos de mesa de enlace, de preocuparse por la calidad de vida de la familia militar. No tiene nada que ver con la función de un retirado. Los retirados pueden hacer una cantidad de actividades, [pero] intentar suplantar lo que hacen los jefes de las Fuerzas no corresponde. Interfiere, molesta y creo que no está destinado a hacer ningún tipo de aporte”. A su vez, indicó: “Hacer este manifiesto y presentarse como mesa de enlace no tiene nada que ver con el rol democrático que tiene que cumplir el personal retirado de las FFAA de la Argentina”.

Rossi comentó que “uno puede ver claramente que intenta aparecer como un escenario de conducción paralela de las Fuerzas Armadas y a las Fuerzas de Seguridad, encabezada por un personaje que ya tiene historia de conspiraciones y financiada por una organización que tiene plata, que es Sociedad Militar Seguros de Vida” y, en esa misma línea, expresó: “Lo que tendrían que hacer es mostrarse más solidarios con los jefes de la Fuerza y apoyar lo que están haciendo. No presentarse como una cosa que parece una conducción alternativa, eso es una locura. Ese es el objetivo, no digo de todos”.

Además, el ministro sostuvo que en dicha construcción confluyen Fuerzas Armadas y de Seguridad “cuando saben que la política de Defensa en la Argentina y las leyes en la Argentina diferencian la política de Seguridad y la de Defensa”. Debido a dichos argumentos, señaló que la presentación de la Mesa es un hecho que mira “con muchísima atención, que molesta a la conducción de la política de Defensa y, sobre todo, que está destinado a menguar las facultades de los jefes de las Fuerzas”.

Las denuncias en la causa del ARA San Juan

Rossi se refirió también a la denuncia al expresidente Mauricio Macri y al exministro Oscar Aguad de parte de familiares de los tripulantes del ARA San Juan por presunto encubrimiento.”Lo que dice [el contraalmirante Enrique López] Mazzeo es que, a los 20 días, el buque de la armada chilena que aparecía en el programa de búsqueda y rescate escucha un eco metálico en la zona en donde finalmente fue hallado [el ARA San Juan]. Comunica eso a su jefe inmediato y no tiene las respuestas como para profundizar la búsqueda en ese lugar. A partir de eso, los querellantes han hecho la denuncia al expresidente y al exministro de Defensa sobre encubrimiento, que tenían el dato y finalmente se terminó encontrando en ese mismo lugar un año después”, contó.

El ministro que integra el Frente de Todos señaló que esta “es una nueva instancia judicial que se abre”, pero puntualizó en que el 20 de noviembre “se empieza el consejo de guerra en el ámbito del Ministerio de Defensa para determinar las responsabilidades militares, según los códigos y los lineamientos internos, que le pudiesen caber a todos aquellos que tenían responsabilidad de conducción en el momento de la desaparición del ARA San Juan”.

Rossi también habló de la denuncia que desde la Agencia Federal de Inteligencia presentaron por presunto espionaje ilegal sobre los familiares de los tripulantes durante la gestión de Cambiemos. “Hacía dos meses que había desaparecido el submarino y ese colectivo estaba integrado por familiares de los 44, que reclamaban justicia y respuesta por parte del Estado. Nada de eso obtuvieron. Lo que obtuvieron fue una operación de inteligencia, que además de ser profundamente ilegal es profundamente inhumana”, expresó el ministro. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí