Con el déficit como eje, la negociación con el Gobierno siguió por Zoom

0
110
Sergio Massa le aseguró al FMI que buscará consenso legislativo para avanzar con la negociación de la deuda

Por: Francisco Jueguen

Según publica La Nación Silencio. Desde ningún lado del mostrador hubo apreciaciones sobre la inflamable carta de los senadores que responden a Cristina Kirchner dirigida al Fondo Monetario Internacional (FMI). Ninguno de los actores en la negociación, ni en el organismo que dirige Kristalina Georgieva ni en el Ministerio de Economía, que comanda Martín Guzmán, se ofrecieron interpretaciones.

La misión del FMI y el equipo económico se mantuvieron enfocados en dos cuestiones: el contagio con coronavirus de uno de los miembros del equipo que llegó de Washington y la negociación del programa ampliado (EFF, por las siglas en inglés) con el país.

Sobre este último punto, tuvieron reuniones virtuales con Economía y con el Banco Central (BCRA), según supo LA NACION. La situación del déficit fiscal está en el centro del debate, según confiaron desde uno de los mostradores de la negociación. No por nada luego de los cambios a la fórmula con la que se calcula la actualización de los haberes de los jubilados y la eliminación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) llegó la carta del Senado.

Este medio consultó a varios integrantes del Frente de Todos sobre la interpretación política de la misiva del cristinismo. ¿Se trata de un límite de la expresidenta al ajuste -acordado con el FMI- que plantea el Gobierno para cerrar un nuevo programa con el organismo o es una estrategia de negociación con Cristina haciendo de policía mala y Guzmán de policía bueno?, se les preguntó a varios fucionarios. No hubo ninguno que se animara a dar una respuesta precisa, ni siquiera en los pasillos del Palacio de Hacienda, bien cerca de Guzmán.

El Gobierno ya anunció que pidió un EFF, lo que permite al país -si se aprueba- un período de gracia de cuatro años y medio y un repago luego en 12 cuotas semestrales. Con esos desembolsos, sin que haya fondos frescos (financiamiento neto), se pagará el Stand-By Agreement (SBA) sellado por Mauricio Macri por US$44.000 millones en 2018.

Pero ese rollover incluye -por el mejor plazo ofrecido- algunos condicionamientos, más allá del bloque macroeconómico con definiciones y metas bien claras de algunas variables, como por ejemplo, el déficit fiscal, la variación del PBI, el desempleo o la inflación. Todas definiciones plurianuales que Guzmán buscará además blindar con el apoyo del Congreso. Los condicionamientos son reformas estructurales; esas que suelen mostrar resultados en el mediano plazo (el tiempo del repago).

“Los senadores hicieron con un cuidado y un nivel de detalle que nos permite ver a todos lo que le dije al Fondo cuando me visitaron durante la campaña, cuando les recordé cómo habían violado los estatutos para financiar la especulación financiera y salida de capitales”, afirmó el presidente Alberto Fernández, en un acto realizado esta mañana para anunciar inversiones en frigoríficos. Esa denuncia del Presidente ya fue desmentida por el Fondo en febrero pasado.

“Sobre esa realidad tenemos que operar con firmeza, con convicción y con la seguridad de que el ajuste no lo van a pagar los más humildes, lo van a pagar los que especularon, los acreedores”, dijo. La carta de los legisladores cercanos a Cristina Kirchner reclamó al Fondo que “se abstenga de exigir o condicionar las políticas económicas de la Argentina”.

La salud de la misión

Luego de que se conociera que un integrante de la misión del Fondo se había contagiado de coronavirus, el equipo del organismo en Buenos Aires canceló hoy por la mañana una reunión que iba a mantener con los referentes políticos y parlamentarios de Juntos por el Cambio. En el organismo no informaron los motivos, pero consideraron como una situación normal los cambios en la agenda luego de que se detectara un contagio asintomático.

Sin embargo, hoy corrió la versión -sin confirmar- de que un segundo estudio habría dado negativo. Ese fue el resultado que obtuvo el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que el viernes había recibido la visita de la misión. Massa les prometió que lograría consenso político sobre el nuevo programa. Unas 48 horas después llegó la carta de los senadores. Guzmán había confirmado ayer que había dato negativo por coronavirus.

“Seguimos coordinando estrechamente con las autoridades argentinas y siguiendo todos los protocolos de salud y seguridad aplicables”, dijeron esta mañana los voceros del FMI. “Nuestros colegas que se encuentran actualmente en Buenos Aires continúan siguiendo el protocolo de aislamiento, no muestran síntomas y se sienten bien. Todas las reuniones de la misión se están realizando de forma virtual. Continuaremos coordinando con las autoridades sobre los protocolos para el regreso a Washington”, cerraron. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí