Islas Malvinas: el Gobierno rechazó las tareas “unilaterales” de desminado y duda del fin de los trabajos

0
271
Islas Malvinas campos minados -

Según publica Clarín El embajador ante Naciones Unidas, Federico Villegas, reivindicó el derecho de Argentina a la soberanía y cuestionó el anuncio del Reino Unido.

El Gobierno argentino rechazó los trabajos “unilaterales” que encaró Reino Unido para desminar las Islas Malvinas y puso en duda que los trabajos hubieran terminado, tal como declararon las autoridades británicas.

Este miércoles Reino Unido declaró que las operaciones de desminado habían terminado tras casi 20 años de labores, en el marco del encuentro anual de Estados parte de la Convención contra las Minas Antipersona.

El embajador británico ante la convención, Aidan Liddle, señaló que los trabajos se dieron por terminados con una ceremonia el pasado 14 de noviembre, en la única parte del territorio que estaba contaminada con estos artefactos.

Liddle indicó que entre 2001 y 2007 se realizó junto a Argentina un estudio de viabilidad de las operaciones de desminado, y que éstas comenzaron sobre el terreno en 2008, hasta finalmente retirar armamento en 122 campos de minas con una extensión de unos 23 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, el embajador ante Naciones Unidas en Ginebra, Federico Villegas, declaró que la Argentina “rechaza las actividades unilaterales británicas de desminado sobre la zona, sujeta a una disputa de soberanía” y señaló que la Argentina no pudo verificar que éstas fueran completadas.

“Lamentamos que el Reino Unido haya persistido en llevar adelante actividades unilaterales en materia de desminado, lo que contrasta con la historia de cooperación técnica bilateral en la materia, que había arrojado resultados promisorios”, añadió en referencia a los estudios de viabilidad iniciados en 2001.

Villegas subrayó que en 2019 y 2020 Argentina había pedido al Reino Unido que la conclusión de las operaciones de desminado se efectuara de forma conjunta, pero las autoridades británicas rechazaron la propuesta.

El embajador reiteró “el derecho de Argentina a la soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, así como los espacios marítimos circundantes, que forman parte integrante del territorio nacional”.

En su réplica, el embajador británico lamentó que Argentina “utilice una ocasión para la celebración, en lo que es un logro humanitario, para reiterar la posición de su país” sobre la cuestión de las Malvinas.

La Guerra de las Malvinas, librada en 1982, dejó 20.000 minas antipersonales y 5.000 minas antivehículos en distintos sectores del territorio, la mayoría de las cuales quedaron esparcidas por mucho tiempo.

El proceso de desminado, dificultado por la complicada orografía y las condiciones climáticas extremas por la proximidad al Círculo Polar Antártico, fue realizado por un equipo de expertos de Zimbabue con supervisión de las empresas británicas SafeLane Global y Fenix Insight. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí