El Central sigue vendiendo dólares y las reservas ya están abajo de los US$ 39.000 millones

0
159
Banco Central - Foto: Marcos Brindicci

Según publica Clarín Los montos que debe desembolsar se redujeron pero la tendencia no se revirtió.

Por: Laura García

No es casual que los senadores le hayan preguntado el miércoles al ministro de Economía por las reservas. Las arcas están cada vez más flacas. Y el espectro de medidas adoptadas hasta ahora sólo lograron aminorar las ventas de dólares del Banco Central, no revertirlas. Así, las reservas acaban de quebrar los US$ 39.000 millones.

“Se van a jugar a pasar el verano sin devaluar”, opina Fernando Marull, de FMyA. Esto quiere decir que buscarán la forma de seguir abasteciendo a la demanda de divisas o bien, reprimirla un poco más.

Con un nivel de reservas de US$ 38.940 millones, cayeron unos US$ 800 millones en lo que va del mes después de un retroceso de US$ 1.522 millones en octubre, uS$ 1.463 millones en septiembre y US$ 544 millones en agosto.

Desde ese mes, la entidad monetaria lleva vendidos US$ 4.150 millones, pese a haber avanzado con medidas que tanto forzaban la venta como acotaban la demanda de divisas.

En lo que va de noviembre, el Central tuvo que desprenderse de un monto mucho menor que en meses anteriores -incluso hubo ruedas en las que tuvo un saldo comprador- pero queda poco margen incluso para afrontar esos desembolsos, que algunos días superaron los US$ 100 millones.

Con un saldo negativo de US$ 50 millones este jueves, lleva vendidos más de US$ 200 millones en noviembre, en comparación con US$ 1.090 millones en octubre, US$ 1.618 millones en septiembre y US$ 1.279 millones en agosto. 

Para ponerlo en perspectiva, son cifras que están muy lejos de las que tuvo que desprenderse el organismo en la temporada electoral del año pasado, por ejemplo, con un acumulado de US$ 7.400 millones desde agosto a octubre y un pico de US$ 4.100 millones ese mes.

“Según mis cálculos, las reservas netas (dólares constantes y sonantes más oro) están en US$ 4.000 millones mientras que las líquidas (inmediatamente disponibles) son negativas en US$ 600 millones. ¿Cuáles son las alternativas que vienen? Es una combinación de más cepo, activar el swap con China y usar el oro”, resume Marull.

Las reservas netas son las que resultan de excluir de esos US$ 39.00 millones varios items: los encajes de depósitos en dólares en los bancos (US$ 11.000 millones), el swap con China (US$ 19.000 millones) y deuda con organismos (US$ 3.000 millones).

“Todos estos conceptos -destaca Guido Lorenzo, de LCG- tienen asociado un pasivo detrás, a los ahorristas se les debe los depósitos, al Banco de la República Popular de China el equivalente en pesos y a los organismos los US$ 3.000 millones. Luego hay oro y Derechos Especiales de Giro por US$ 6,5 millones pero esas reservas no tienen un pasivo asociado en el balance del BCRA”.

Los DEG o Derechos Especiales de Giro representan la moneda que utiliza el FMI para recibir el aporte de sus países miembros.

“En los últimos dos meses, cuando empezaron los controles, el BCRA perdió US$ 3.000 millones de reservas, más de US$ 1.500 millones debido a ventas en el mercado de cambios”, apunta. La variación de las reservas no sólo está atada al balance de la intervención en el mercado de cambios sino que también influyen otros factores como la evolución de los activos en que están invertidas o el pago a organismos internacionales.

“Cada dólar que sale del sistema tiene que afectar entonces o bien al swap, el cual sabemos que no se activó, o a los dólares de la deuda con organismos, lo que implicaría empeorar la posición patrimonial del BCRA, o vender oro pero no consta que el BCRA lo esté haciendo. Sino se están utilizando los encajes de los depósitos en dólares para atender la pérdida de reservas. Si están usando los dólares de los depósitos del público el sistema queda frágil ante una salida de depósitos en moneda extranjera”, recapitula Lorenzo. Pero el ministro Guzmán ayer fue terminante: los encajes no se tocan.

Sobre la alternativa de activar el swap con China, que representa más de la mitad de las reservas totales, Lorenzo plantea una reserva: “China desde el 2007 que viene expandiendo una red global de swaps para aumentar su influencia. No creo que le caiga simpático que se usen los renminbis para dolarizar carteras. Además tiene un costo financiero hacerlo”. El swap es, después de todo, un préstamo. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí