Procurador: Alberto Fernández evalúa llamar a Daniel Rafecas y podría incluir en sesiones extraordinarias el proyecto de reforma kirchnerista

0
274

Por: Santiago Dapelo

Según publica La Nación Tras deslizar que acompañará el proyecto de reforma que impulsa la vicepresidenta Cristina Kirchner para eliminar el requisito de los dos tercios de los votos en el Senado para designar un nuevo procurador general de la Nación, el presidente Alberto Fernández evalúa llamar a su candidato, Daniel Rafecas, quien se manifestó en contra de reformar la ley de Ministerio Público Fiscal.

El Presidente, quien calificó a Rafecas como “un principista”, quiere hablar con el juez federal para ordenar un discurso común y despejar las dudas que generaron sus declaraciones. Así, apuesta a generar los puentes necesarios para alcanzar la aprobación de su postulante en la Cámara de Senadores. En paralelo, el jefe del Estado recibirá esta semana a la comisión de expertos que lo asesora en temas judiciales.

En la Casa Rosada consideraron que la iniciativa que impulsa Cristina Kirchner, que plantea modificar la cantidad de votos necesarios para elegir al jefe de fiscales de los dos tercios de los votos actuales (48 afirmativos) a una mayoría absoluta (37 votos) y que esta semana podría obtener media sanción en la Cámara alta, no es “excluyente” del tratamiento del pliego de Rafecas en el Senado.

“No lo tratamos antes porque no teníamos los votos. Ahora hay varios opositores que están de acuerdo”, describió un hombre con acceso diario al despacho presidencial. En este punto, desde Balcarce 50, miran con atención a los movimientos que hacen la senadora Anabel Fernández Sagasti (Mendoza) y Oscar Parrilli (Neuquén), las espadas de la expresidenta en el Senado y los que tienen la llave para avanzar con el pliego de Rafecas.

El Presidente también medita si incorporar el proyecto de ley que cambia las reglas de juego para el Ministerio Público Fiscal en el listado de iniciativas que enviará el Poder Ejecutivo para que el Congreso trate en sesiones extraordinarias durante el verano. “Podría estar”, aseguró un hombre con oficina en el primer piso de la Casa Rosada.

“Hace más de 15 años que no tenemos un defensor del pueblo porque se necesitan dos tercios del Senado para nombrarlo, eso es constitucional, pero lo del procurador no”, explicó el mandatario en las últimas horas. “No es un tema de principios, es un tema práctico”, opinó el Presidente, en referencia al límite ético que fijó el juez. Fernández, incluso, en un gesto de distensión para los senadores que reportan a la vicepresidenta, argumentó que hay que “hacer más fácil el trámite de la designación de funcionarios”.

Algunos interpretaron esas palabras como un alejamiento, pero cerca de Fernández sostuvieron que el juez federal es el único candidato. “No hay plan B”, describieron fuentes oficiales.

En este escenario, cerca del mandatario insistieron en las últimas horas en ratificar a Rafecas e insistieron con la incertidumbre que genera la iniciativa que promueve el kirchnerismo duro en la Cámara baja. “Así como está, no creemos que pase el filtro de Diputados”, dijo un hombre de máxima confianza del jefe del Estado. En este punto hay acuerdo con la oposición, desde donde rechazaron el proyecto.

Consejo Consultivo

En paralelo, esta semana, el jefe del Estado recibirá a la comisión de expertos que lo asesora en temas judiciales -en la que conviven el abogado de Cristina Kirchner, Alberto Beraldi, Carlos Arslanian, Andrés Gil Domínguez e Inés Weinberg de Roca, candidata a la Procuración propuesta por Mauricio Macri, entre otros-, quienes le entregarán el informe final de su dictamen.

El trabajo del Consejo Consultivo para el Fortalecimiento del Poder Judicial y del Ministerio Público Fiscal, que ocupó 800 páginas, recomienda cambios en el funcionamiento de la Corte Suprema de Justicia, en el Consejo de la Magistratura y en el modo de elección del procurador general de la Nación. En este último punto, por seis votos contra cinco, los especialistas se mostraron en sintonía con el proyecto que impulsa la vicepresidenta.

El caso Rafecas volvió a exponer la tensión que anida en el Frente de Todos. Después de varios de días de mucho desgaste, Alberto Fernández y Cristina Kirchner esbozaron un principio de acuerdo que podría desembocar en un triunfo para cada uno: la aprobación del proyecto de ley que impulsó la vicepresidenta y la confirmación de Rafecas como Procurador General, tarea que le insumió al Presidente casi todo el primer año de su gestión.

“Esperamos contar con la mayoría necesaria para nombrar al próximo procurador”, anticipó la senadora María de los Ángeles Sacnun (Santa Fe), una de las legisladoras que mejor interpreta los pensamientos de Cristina Kirchner. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí