Avanza el Impuesto a los Ricos: el Senado lo dictaminó y espera las sesiones extraordinarias para convertirlo en ley

0
335
Fin de año conflictivo: convocan a sesionar en verano para apurar los proyectos del Gobierno

Según publica Clarín El proyecto ideado por Máximo Kirchner grava a las personas físicas con patrimonios superiores a los $ 200 millones.

Por: Jazmín Bullorini

Con la participación de la directora de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont -que expuso pero no se quedó para recibir preguntas- el oficialismo del Senado dictaminó el proyecto de Aporte Extraordinario a las Grandes Riquezas, ideado por Máximo Kirchner que grava, por única vez, a las personas físicas con patrimonios superiores a los $ 200 millones. Se espera que el proyecto -que ya tiene media sanción de Diputados- sea convertido en ley durante las sesiones extraordinarias.

En el arranque de la comisión de Presupuesto, presidida por el oficialista Carlos Caserio, la funcionaria defendió la iniciativa. “El aporte ofrece recursos para enfrentar un escenario de emergencia sanitaria, económica y social. No afecta la producción, sino que recae sobre la riqueza de los individuos. Es un aporte claramente progresivo”, aseguró Del Pont.

Informó que el universo potencial de personas alcanzadas será de 12.000 personas. Es decir, 2.000 más de las que habían estimado en el debate en Diputados. Y que 380 personas (el 3,2% de los afectados) aportarán el 55% de la recaudación que prevé ser superior a $ 300 mil millones.

A su vez, echó por tierra la idea de que la iniciativa pueda afectar a las Pymes y al campo. “No será necesario que vendan inmuebles rurales para pagar el aporte. Solo el 17% de los que declaran Bienes Personales declaran que tienen inmuebles rurales. Representan solo el 2,4% respecto del total del patrimonio. Los datos muestran que esos individuos tienen disponibilidades líquidas que son 25 veces superiores al impuesto que deben pagar”, afirmó Del Pont.

Desde Juntos por el Cambio el radical Julio Cobos aseguró que se trata de una “doble imposición” porque “es un impuesto igual al de Bienes Personales” y sentenció que tampoco beneficia a las provincias porque “no es coparticipable”.

Además sembró dudas sobre la continuidad del impuesto. “Ya sabemos lo que ocurre en nuestro país cuando los impuestos se crean por única vez”, sentenció.

Para la oposición, la iniciativa está destinada a judicializarse. “Sin duda va a generar una judicialización, porque es el mismo sujeto obligado y el mismo hecho imponible que Bienes Personales”, señaló la tucumana Silvia Elías de Pérez, y agregó: “No estamos yendo contra 10.000 u 11.000 personas, sino contra las empresas que generan trabajo argentino. Nuestras empresas no dan más. En 11 meses ya han creado o aumentado 15 impuestos”.

La iniciativa, ideada por Máximo Kirchner y escrita por el presidente de la comisión de Presupuesto de Diputados, Carlos Heller, recibió media sanción en diputados con 133 votos a favor, 115 negativos y dos abstenciones.

Ahora, para convertirse en ley, el proyecto necesita el aval del Senado. Como se trata de un tributo se necesita mayoría absoluta para aprobarlo. Es decir 37 votos afirmativos. El Frente de Todos cuenta con la mayoría suficiente para hacerlo, pero dado que las sesiones ordinarias vencen el 30 de noviembre, el oficialismo deberá esperar que el Presidente lo incluya en el temario de convocatoria a extraordinarias.

La iniciativa, rechazada por el empresariado y sectores rurales, venía demorada y legisladores del kirchnerismo denunciaban presiones, incluso desde adentro del oficialismo, para frenarlo. Finalmente, se trató en una sesión especial pedida por Máximo.

Para enterrar especulaciones sobre ruidos internos y ratificar su apoyo, el gobierno de Alberto Fernández envió el día del debate en la Cámara baja a los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Producción, Matías Kulfas y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, quienes ingresaron al recinto y se sacaron una foto junto a Máximo y el presidente de la Cámara, Sergio Massa.

Los fondos recaudados tienen afectaciones especificadas: un 20 % se utilizará para gastos de medicamentos y vacunas; otro 20% para brindar créditos y ayuda a las Pymes; un 20 % para el Programa de becas Progresar; un 15 % para el fondo para urbanizar barrios populares y otro 25% para hacer obras y equipar a YPF para producir y envasar GAS Natural. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí