Asado, vacío y matambre. Cómo es el plan del Gobierno para que haya “carne barata” en las fiestas

0
339

Por: Francisco Jueguen

En medio de la aceleración de la inflación, sobre todo en alimentos, el Gobierno se apresta a cerrar en las próximas horas un plan de “carne barata” para las Fiestas de Fin de Año.

Fuentes oficiales contaron a LA NACION que la intención es presentar el próximo 19 de diciembre una canasta con tres cortes -asado, vacío y matambre- a precios “razonables”. Por ahora, en el Gobierno no dieron precisiones acerca de cuáles serían esos valores. Como referencia, en Coto, un kilo de asado se vende a $359,90; uno de vacío, a $499,90; y uno de matambre, a $519,90.

Tampoco se informó qué cuota de carne espera tener el sector en esos precios ni la duración exacta del programa (“será hasta agotar stock”, estimaron). Las autoridades indicaron que será de corto alcance temporal y que esperan que el plan lanzado por Comercio Interior esté disponible en todo el territorio nacional. Tampoco hubo detalles sobre la cantidad de comercios o puntos de venta en los que se podrán conseguir los cortes.

El programa se cerrará mañana en una reunión entre la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, y el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), según afirmaron.

La idea es que el plan sea acotado a las semanas que incluyen las fiestas: Nochebuena, Navidad y el Fin de Año. Sin embargo, las fuentes indicaron que esperan seguir negociando con el sector para generar un esquema que pueda mantenerse en un tiempo más prolongado.

En el Gobierno, en tanto, se despegaron de versiones periodísticas que informaban acerca de la vuelta del plan “carne para todxs”, que -supuestamente- se vinculaba con la reapertura del Frigorífico Pilar, de Avellaneda, y la puesta en marcha de 20 “carnicerías móviles”. En el Gobierno lo vincularon a un posible “fuego amigo” de algunos intendentes.

En los últimos meses, tanto la carne como otros alimentos frescos, y las frutas y verduras estuvieron al tope de los aumentos de precios medidos por el índice de precios al consumidor que realiza el Indec. Por caso, según el propio organismo estadístico, el precio del kilo del asado aumentó de $237,57 en octubre de 2019 a $372,57 el mismo mes de este año. Se trata de un incremento de un 56,9% en sólo doce meses (por encima del IPC general).

Todos esos productos están fuera de los llamados Precios Máximos, que vencen el 31 de enero de 2021, pero que -según adelantó LA NACION- se prorrogarán con cambios. El Ministerio de Desarrollo Productivo espera desenlistar más productos y otorgar nuevos aumentos a los que aún queden congelados. Todo pese a los enojos en las empresas alimenticias del sector privado y las advertencias de supermercados por desabastecimiento. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí