La estrategia que seguirá la AFIP tras el fin de la feria fiscal

0
264
La AFIP pide un polémico permiso para ingresar en un plan de asistencia

Por: Sofía Terrile

Según publica La Nación Por estos días, la AFIP volvió casi a la normalidad. A fines de noviembre concluyó la feria fiscal, es decir, el período que, desde el 18 de marzo, extendió todos los plazos procedimentales en materia impositiva, aduanera y de la seguridad social. En otras palabras, se está normalizando la situación y se reanudaron los plazos habituales para que se respondan oficios, sumarios y descargos, entre otros.

En este año excepcional, sin embargo, la “nueva normalidad” fiscal está más centrada en los sectores de mayor poder adquisitivo que en la clausura de establecimientos, confirmaron fuentes oficiales.

Durante el período de feria fiscal, los procedimientos de AFIP siguieron, pero lo que se mantuvo en suspenso fue el cómputo de los plazos que rigen para la respuesta de los contribuyentes a los requerimientos que enviaba el organismo recaudador. Por caso, no se computaban los plazos para intimaciones por falta de declaraciones juradas de Ganancias o Bienes Personales, o de memorias y estados contables en el caso de las empresas.

Sin embargo, hubo algunas excepciones, como en el caso de las 950 cuentas de argentinos en el exterior sin declarar o con montos que exceden a lo declarado y las fiscalizaciones electrónicas relacionadas con la subvaluación de inmuebles, para las que ya se enviaron al menos 12.000 notificaciones.

Desde el 30 de noviembre inclusive, entonces, las personas y empresas están obligadas a cumplir con los tiempos de contestación de los requerimientos que recibieron y podrían recibir sanciones y multas.

Por la pandemia y las consecuencias sobre la economía, AFIP centrará sus esfuerzos en los sectores de mayor poder adquisitivo, parte del grupo al que el Congreso les pidió un “esfuerzo extra” con el “aporte solidario” aprobado en el Senado la semana pasada. El objetivo es que las personas de este nivel socioeconómico puedan realizar la contribución que les corresponde, confirmaron fuentes oficiales.

Asimismo, aclararon que, aunque se retoman los plazos de respuesta habituales y, por ende, los contribuyentes quedarían expuestos a sumarios, multas, intimaciones y clausuras en caso de no acatar el pedido de AFIP, las medidas que se tomen estarán “en plena sintonía con la política económica del Gobierno de sostener la producción y el empleo”.

La lupa sobre las empresas y sus dueños

Este año, y en consonancia con una tendencia a nivel global, AFIP endureció los controles sobre las estrategias que las empresas utilizan para pagar menos impuestos, conocidas en la jerga tributaria como “planificación fiscal”. En octubre, el organismo recaudador dispuso que los contribuyentes deberán informar “las estructuras, técnicas, instrumentos y mecanismos a los que recurren para minimizar su carga tributaria”. En otras palabras, deben declarar cuáles son las empresas controlantes y en qué países están radicadas.

Por otro lado, en abril pasado AFIP se ocupó de los dueños de las empresas. Solicitó que se identifiquen las personas que tengan participaciones en sociedades, asociaciones civiles, fundaciones y fondos comunes de inversión es decir, a los “verdaderos dueños” o “beneficiarios finales”.

La medida comprende a las personas humanas “u otra entidad contractual o estructura jurídica, o que por cualquier otro medio, ejerzan su control directo o indirecto” sobre una sociedad, independientemente del porcentaje de participación que posean. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí