La carta de Cristina Kirchner no lo nombra a Alberto Fernández, pero tiene un mensaje para él

0
317
Cristina Kirchner Senado de la Nación - Foto: Prensa Senado

Según publica Clarín La vicepresidenta dice que el lawfare “sigue en su apogeo”.

Por: Ignacio Miri

Cristina Kirchner publicó su quinta carta abierta desde que asumió como vicepresidenta de la Nación.

Es posible encontrar algunas líneas de continuidad en esa obra epistolar, que ya se convirtió en una de las marcas de su gestión. Excepto la del 26 de octubre, que se hizo célebre por su crítica a los funcionarios que no funcionan, en el resto de las cartas siempre aparece un tema de su agenda personal: su pelea con el Poder Judicial, que recrudece en los momentos en que le dan malas noticias los jueces que llevan adelante las causas de corrupción en las que está involucrada.

En el texto de este miércoles se dedica a castigar uno a uno a todos los jueces de la Corte Suprema de Justicia, incluso a los que designó su esposo, Néstor Kirchner. No los menciona con sus nombres, pero alude claramente a Ricardo Lorenzetti y Elena Highton. Sí nombra a Carlos Rosenkrantz y a Horacio Rosatti -les adjudica la falla del origen macrista- y a Juan Carlos Maqueda, a quien cataloga como un juez que fue designado durante el “breve interinato como presidente” de Eduardo Duhalde.

El otro gran ausente en el texto es Alberto Fernández, que sólo aparece retratado en la foto que ilustra la misiva y cuyo nombre sobrevuela en la mente de los lectores de la carta que también siguen el detalle de las declaraciones de los funcionarios kirchneristas más cercanos a la vicepresidenta.

Cristina dice que el lawfare sigue “en su apogeo” y allí acusa de manera tácita al Presidente y a su ministra de Justicia, Marcela Losardo, de no implementar los cambios políticos necesarios para evitar ese lawfare.

A pesar de todos los esfuerzos que hizo ella usando su potencia política y de las decenas de recursos que presentó su equipo de abogados para complicar el desarrollo de las causas, la vicepresidenta no ha conseguido mejorar de manera apreciable su situación judicial.

La decisión unánime de la Corte Suprema sobre la Causa Ciccone -una investigación judicial que comenzó durante la presidencia de Cristina y que llegó a su fin durante la gestión de Alberto- volvió a hacer visible esa situación.

Aunque la propia Cristina había cortado todo el diálogo con su entonces vicepresidente Amado Boudou cuando comenzaron a conocerse los primeros detalles de lo que habia hecho con la fábrica de imprimir billetes, ahora todo su entorno salió a respaldar al ex funcionario condenado por corrupto.

Cristina no había dicho nada sobre ese tema. Hasta ahora. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí