Ni los rusos confían en la Sputnik V y en la Argentina, el gobierno pretenden convencernos de lo segura que es

8
1200
Rusia: El país anuncia que su vacuna contra el Covid-19 obtuvo 92% de eficacia en primeras pruebas de fase 3

No lo decimos nosotros ni media ningún aspecto ideológico en la información. En Rusia, según un cable procedente de ese país que reflejó Infobae el personal del Policlínico Nº 5 de Moscú prepararon todo para comenzar a vacunar masivamente y no concurrió nadie a recibir la dosis, que como todo el mundo científico sabe, no completó la Fase III ni ha sido homologada por ningún sistema de control internacional. Lo mismo pasó con otros policlínicos como el 2, el 3 y el Nº 68 de Moscú había preparado 1.056 dosis para dar a los que concurrieran y solo 4 personas aparecieron presentadas por el Ministerio de Salud del gobierno ruso.

Mucho se dice y mucho se dirá sobre las diferente génesis de las vacunas en danza, sin embargo hay un hecho cierto e incontrastable: ninguna vacuna es segura si no ha pasado por los ensayos de sus cuatro fases y la aprobación del Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas, correspondiente a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el caso de las vacuna rusa Sputnik V, es un medicamento que no tiene completado el proceso de la Fase III, no cuenta con las evaluaciones de las autoridades europeas y el gobierno nacional hace hincapié en que se ceñirá estrictamente a los determina la ANMAT. Pero recordemos que este organismo es parte del gobierno nacional y de hecho no irá en contra de lo que determinen las autoridades nacionales en materia de salud.

La única vacuna más avanzada en este aspecto es la británica que ya se da en forma masiva en ese país y la desarrollada en EEUU, que está en progreso su última fase.

De acuerdo a información recabada de científicos del mundo, los procesos de todas las vacunas están acelerándose en tiempos muy cortos y esto reduce considerablemente la observación fáctica de algunos resultados a mediano y largo plazo. De hecho, el Inglaterra han aparecido casos de contradicciones con personas alérgicas que pusieron a los médicos en alerta, tratando de detectar qué tipo de alergias son las más proclives a manifestar reacción ante las vacunas.

Es en este punto, donde explican que si se llevan a cabo vacunaciones masivas, hay peligro de que esa masividad hagan surgir novedades importantes en cuanto a reacciones adversas, lógicamente por ampliarse el universo de personas sobre las que se prueba el medicamento.

Este es uno de los aspectos que a los ciudadanos rusos les despierta desconfianza y hace que los centros de vacunación permanezcan vacíos. Los rusos desconfían de su propia tecnología, pero lo que más los llena de dudas es el secretismo existente alrededor de la vacuna, su desconocida composición, la elaboración casi secreta del medicamento y por supuesto, la negativa del gobierno ruso de poner a la Sputnik V bajo la lupa de los organismos de la salud europea, lo cual alienta la idea de que ésta vacuna no es segura.

En Argentina, el gobierno nacional y en Santa Cruz el gobierno provincial, alientan las esperanzas con la llegada de la Sputnik V. De hecho, la información provincial sobre el “crecimiento sostenido” de los contagios, suena casi a una excusa necesaria para infundir en la población el temor a la enfermedad y la necesidad de que acepten la vacuna.

¿Ud le pondría a su cuerpo una vacuna que, como la rusa, no está aprobada y ni siquiera los propios ciudadanos de Putín, se animan a inocularse?. (Agencia OPI Santa Cruz)

8 Comentarios

  1. Yo a la vacuna rusa no me la pongo aunque sepa que me agarra el virus
    estoy seguro que al virus sobrevivo pero a esa mierda que no la probaron en nadie NO
    gente de santa cruz ¡¡¡no se pongan la sputnik que es una mierda, no esta probada!!!

  2. DESPUES DE PONERNOS LA VACUNA NOS VAN A MIRAR DESDE EL ESPACIO CON SATELITES PARA VER COMO NOS TRANSFORMAMOS Y NOS RETORCEMOS… BIEN ALBERTO, SOS UN CAPO

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí