Para Bill Gates, “los próximos 4-6 meses podrían ser los peores en Estados Unidos”

0
288
Bill Gates

Según publica La Nación “Los próximos 4-6 meses, antes de que la vacuna esté disponible a gran escala, podrían ser los peores de la pandemia en Estados Unidos”, dijo Bill Gates, cuya fundación fue parte del esfuerzo para desarrollar una de las vacunas contra el Covid-19. En una entrevista con CNN, el magnate aconsejó implementar de manera obligatoria medidas de prevención en momentos en que empezará la vacunación en el país del norte.

Hasta hoy, Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia de coronavirus y acumula más de 16,1 millones de contagios y lamenta ya 298.465 decesos, cifra que equivale a la población de una ciudad como Cincinnati (Ohio).

“Las previsiones son de al menos más de 200 mil muertes”, dijo Gates en la entrevista con la cadena CNN, y explicó: “Si siguiéramos las reglas, en cuanto al uso de tapabocas y evitar mezclarnos, podríamos bajar en un gran porcentaje esas muertes. En el corto plazo, son malas noticias”.

Además, criticó el manejo de la pandemia en su país: “Pensé que Estados Unidos haría un mejor trabajo. (…) Este virus podría ser más letal de lo que es. No estamos en el peor de los casos. Pero lo que me ha sorprendido es que el impacto económico en Estados Unidos y en todo el mundo ha sido mucho mayor que las previsiones que hice hace cinco años”.

Distribución de la vacuna

Ayer, el país del Norte dio inicio al proceso de distribución de las dosis de Pfizer y BioNTech, con el objetivo de entregar en 24 horas el primer lote de las dosis a todos los hospitales y sitios que lo soliciten e inmunizar en la primera fase a tres millones de personas.

Ese país atraviesa un nuevo brote de coronavirus que, a diferencia de la primera ola que se dio en primavera, esta vez concierne a todo el territorio.

Gates opinó en la entrevista que la transición presidencial entre Donald Trump y Joe Biden está complicando los esfuerzos para la distribución de la vacuna sumado a la orden del presidente Donald Trump para que “se le dé dar prioridad a los estadounidenses” en la administración de las dosis. Gates criticó esa decisión y dijo que “no es una cuestión de distribuir de acuerdo a la riqueza o nacionalidad, sino de acuerdo a criterios médicos”.

Así, dijo: “Queremos que la economía mundial siga funcionando, queremos minimizar las muertes, y la tecnología básica es de una empresa alemana. Por lo tanto, bloquear el intercambio y la cooperación internacional durante toda la pandemia es perturbador y un error (…) Estados Unidos se ha beneficiado del trabajo sanitario de otros países, y no deberíamos ser del todo egoístas en la forma en que avanzamos”.

Gates admitió que la pandemia “ha sido terrible en la forma en que exacerbó las desigualdades” y que “ha sido peor para los hispanos, peor para los afroamericanos, peor para los trabajadores de servicios de bajos ingresos, los hogares multigeneracionales”. Así dijo que todo eso significa “que, en términos de elegir quién recibe la vacuna, es mejor que se use el criterio de equidad para impulsar todas esas decisiones”.

Gates y su visión de Biden

Sobre la nueva administración del presidente electo, Joe Biden, Gates tuvo una mirada positiva y esperanzadora y dijo que ve que “está dispuesta a confiar en expertos reales y no atacar a esos expertos”. Así, opinó que “están trazando planes claros, entonces creo que superaremos esto de manera positiva”.

Sobre los profesionales que trabajarían en las políticas sanitarias, expresó: “Biden está haciendo todo lo posible para retener a Francis Collins y Tony Fauci. Ellos están dispuestos a admitir cuando las cosas no van bien y transmiten mensajes difíciles, especialmente sobre los próximos cuatro a seis meses. Por eso, Estados Unidos no será uno de los peores jugadores cuando ese equipo asuma el cargo”.

Educación, economía y vacuna

Sobre lo que ocurrirá en los próximos meses en Estados Unidos, dijo que “los bares y restaurantes en la mayor parte del país estarán cerrados a medida que entremos en esta ola, y creo que, lamentablemente, es apropiado”. En cuanto a la educación, dijo: “Dependiendo de lo grave que sea, la decisión sobre las escuelas es mucho más complicada, porque allí los beneficios son bastante altos y la cantidad de transmisión no es la misma que en los bares y restaurantes”.

Además, dijo que se vacunará de manera pública al igual que los expresidentes Bill Clinton y Barack Obama. “Cuando sea mi turno, dejaré que vean cómo me vacuno. Creo que es un beneficio para todas las personas no contagiar a otros”. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí