El Consejo de la Magistratura le abre la puerta a la Cámara Federal a un juez alineado al kirchnerismo

0
258

Según publica Clarín Se trata de Eduardo Farah que había sido trasladado de la Sala II a otro juzgado en 2018. El oficialismo votó a favor de que vuelva a su cargo.

Por: Nicolás Diana

El Consejo de la Magistratura le abrió la puerta al juez Eduardo Farah para vuelva a la Sala II de la Cámara Federal, un cargo que había abandonado en 2018 luego de un traslado a otros juzgados impulsado por el gobierno de Mauricio Macri. Por amplia mayoría, con el apoyo del oficialismo, los jueces y de la consejera lavagnista Graciela Camaño, la comisión de Selección que ella preside aprobó  por seis votos contra uno el dictamen elaborado por el consejero oficialista Diego Molea que proponía habilitar el regreso de Farah.

Ahora, ese dictamen se tratará el jueves en el Plenario del Consejo de la Magistratura donde el oficialismo cuenta con los votos para aprobarlo. Así, el regreso del polémico magistrado alineado con los K que había ordenado la liberación de Cristóbal López en 2018 es casi un hecho.

Molea había presentado ese dictamen luego de que Farah le pidiera por escrito al Consejo de la Magistratura que quería volver a su cargo por el cuál había concursado en 2008. El magistrado, en su pedido, se basó en el fallo de la Corte Suprema sobre los traslados y solicitó que lo habiliten a volver.

Molea tomó los argumentos de Farah y sostuvo en su escrito que se trata de “un juez natural y tiene la estabilidad suficiente para ocupar ese cargo” en la estratégica Sala II de la Cámara Federal, una de las encargadas de revisar los fallos de los 12 jueces federales de Comodoro Py.

Para el kirchnerismo es clave completar esa Sala que hoy tiene dos vacantes. El único juez designado allí es el camarista Martín Irurzun. La otra sala, la número I, es la que integran Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, los jueces que el kirchnerismo buscó desplazar.

El diputado del PRO y consejero opositor Pablo Tonelli también presentó un dictamen en el que se opuso al regreso de Farah a la Cámara Federal, pero no logró apoyos. Fue el único que votó su dictamen. “Lo siento doctor Tonelli, se quedó solo con su dictamen. Va a morir con su bandera, como el sargento Cabral”, le dijo Camaño en tono de humor. Votaron por el regreso de Farah a la Cámara Diego Molea -autor del dictamen-, el representante del Poder Ejecutivo, Gerónimo Ustarroz; los jueces Ricardo Recondo y Alberto Lugones, y las legisladoras Vanesa Siley y Camaño.

El argumento principal de Tonelli radicó también en el fallo de la Corte Suprema que sostuvo de manera provisoria en su cargo a los camaristas Bruglia y Bertuzzi.

“La Corte, en el fallo de Bertuzzi y Bruglia, sostuvo que hasta tanto no se dirima la cuestión de fondo, los jueces trasladados permanecerán en sus funciones y gozarán de inamovilidad. Considera que no deben volver a sus tribunales de origen por cuanto los traslados de los cargos que ocupan son legítimos como tales. Esta clarísimo, no entiendo como pueden concluir lo contrario”, se quejó Tonelli cuando le tocó defender su dictamen.

Incluso pidió que la situación de Farah sea enviada a la comisión de Disciplina del Consejo para que se analice si el juez no incurrió en una violación del Código Penal y en un mal desempeño de sus funciones. “Farah hizo una denuncia de algo que constituye un delito que serían las supuestas presiones que sufrió para ser trasladado en 2018. Él como funcionario público tiene la obligación de denunciar si se entera de la existencia de un delito. Como esa denuncia nunca se produjo, Farah podría haber incurrido en un delito”.

En septiembre, en una audiencia de la comisión de Acuerdo del Senado donde se analizaron los traslados, Farah habló de supuestas presiones de integrantes del gobierno de Mauricio Macri por sus fallos a favor de Cristobal López. Pero esas denuncias nunca llegaron a sede judicial.

La sesión virtual de la Comisión de Selección tuvo momentos tensos, sobre todo cuando le tocó hablar Camaño quien argumentó a favor del regreso de Farah. “El poder politico no puede decidir que se haga o no un trasladado para determinada cuestión. Y acá, en este país se hizo uso y abuso y lo hicieron todos lo gobiernos. Jugaron con los traslados y las causas”, apuntó la diputada lavagnista.

Incluso, Camaño defendió al juez y dijo “sufrió una persecución publica contra él y su familia. Eso pasó, yo lo vi desde afuera, pero lo vi”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí