Economía del conocimiento: eliminan retenciones a las exportaciones de servicios

0
219
Economía del conocimiento: eliminan retenciones a las exportaciones de servicios

Según publica La Nación El Gobierno reglamentó la Ley de Economía del Conocimiento, a través del Decreto 1034/2020 publicado hoy en el Boletín Oficial, y bajó del 5 al 0% la tasa de los derechos de exportación. Esto rige para todas para las empresas que apliquen a la norma y busca crear un estímulo para las exportaciones.

Consultado por LA NACION, el tributarista Sebastián Domínguez, socio de SDC Asesores Tributarios, explicó que eliminar las retenciones es como reconocerle a ese grupo de empresas un mayor tipo de cambio. “Hoy liquidan al dólar oficial, al que le tienen que restar los derechos de exportación, con lo cual el tipo de cambio implícito es más bajo. Ahora, por lo menos, les queda al oficial. Es una mejora sin necesidad de devaluar”, puntualizó. Y agregó que la recaudación por derechos de exportación bajó, en parte, por las exportaciones de servicios.

“Hay empresas que se han ido a prestar los servicios desde otros países, los deslocalizaron porque con este atraso en la implementación de la ley y la pérdida de beneficios, más el tipo de cambio oficial, era poco competitivo o vendían dólares al tipo de cambio oficial, pero si después tenían que recomprar tenían que ir al MEP o al contado con liqui y pagaban un dólar mucho más alto”, afirmó.

En tanto, Romina Gayá, economista y consultora en temas de economía del conocimiento, consideró que la eliminación de las retenciones va en el sentido correcto, pero es insuficiente. “Creo que hay una necesidad de que las empresas exporten. Las exportaciones vienen mal y al mundo le fue mejor que a la Argentina. Hay empresas que se están yendo, abriendo unidades de negocios afuera o facturan desde otros lugares sin irse”, dijo.

“Hay que tratar de incentivar a que exporten desde acá y en ese sentido esto va en el sentido correcto, pero hay otros problemas como el cepo. Es cierto que eliminar el cepo es algo estructural que va más allá de este sector. Pero, con todos los problemas que hay, no se sabe cuánto va a impactar esto”, continuó.

Por su parte, el presidente de la Cámara de la Industria Argentina del Software (Cessi), Sergio Candelo, celebró la reglamentación de la ley para poder planificar el 2021 y cumplir las metas a 2030 de 500.000 empleos y US$10.000 millones de exportaciones.

En cuanto a la eliminación de las retenciones, opinó que “es un paso más que alentará al segmento, maximizando el potencial de Argentina para este sector”.

De acuerdo con el último informe elaborado por Argencon en octubre pasado, en el segundo trimestre de este año, las exportaciones de servicios basados en el conocimiento tuvieron una caída interanual del 11,4% frente al mismo período de 2019.

Incluso si se relativizaba el efecto de la pandemia de Covid-19 y se sumaban los últimos cuatro trimestres (los dos últimos de 2019 y los dos primeros de este año), las exportaciones ascendían a US$5821 millones, lo que daba una caída del 6,4% frente a los anteriores cuatro trimestres, si bien la participación en el total de exportaciones argentinas se mantenía (7,8% del total nacional).

La Ley 27.570, sancionada por el Congreso en octubre de este año, ofrece beneficios fiscales para fomentar las actividades de este sector, como la reducción de manera segmentada del Impuesto a las Ganancias según el tamaño de la empresa y una rebaja de hasta 70% en las contribuciones patronales.

Además, otorga beneficios adicionales en las contribuciones patronales para las empresas que empleen mujeres, personas con discapacidad, residentes en zonas de menor desarrollo, travestis y transexuales.

La norma tiene como objetivo promover nuevas tecnologías y generar valor agregado. También apunta a fomentar el empleo de calidad, facilitar el desarrollo de pymes y aumentar las exportaciones de empresas que se dediquen a la industria del software, la nanotecnología, la biotecnología, las industrias audiovisual, aeroespacial y satelital, la ingeniería para la industria nuclear y la robótica, entre otras actividades. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí