Alberto Fernández habló de “un martes emblemático” por el inicio de la vacunación contra el coronavirus y el aborto legal que tratará el Senado

0
208
El presidente Alberto Fernández -

Según publica Clarín El Presidente se refirió a dos temas clave para su Gobierno.

En una extensa entrevista con la TV Pública, el presidente Alberto Fernández anticipó un “martes emblemático” en Argentina, de cara al comienzo de la vacunación contra el coronavirus con la Sputnik V y a horas del debate de la ley de aborto legal en el Senado.

“Es emblemático porque podemos empezar a vacunar a la gente y dar inmunidad a aquellos que corren más riesgo que es el personal de la salud. Para muchos mujeres es emblemático por la legalización del aborto. Para mí es resolver un tema de salud pública”, dijo Fernández.

El aborto legal

El mandatario ratificó su deseo de que el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo “salga” este martes, pero aclaró que tampoco quiere “convertirlo en un tema de disputa”.

“Yo quisiera que salga la ley, lo que no quiero es convertir el tema aborto en un tema de disputa. Yo quiero resolver un problema. Desde la democracia hasta hoy hubo más de 3.000 mujeres que murieron por hacerse un aborto y me siento mal. Decir que el aborto no existe es un acto de hipocresía”, consideró.

Si bien Fernández dijo tener en claro que el tema es “sensible” y que “la religión se mete”, también llamó a ver “hasta dónde llega la paridad” en el Senado.

“Soy católico, y no me siento menos católico por apoyar el aborto. Mi deber es resolver un problema que tiene la sociedad”, añadió sobre el tema. Y amplió: “Hay una Argentina hipócrita que niega el aborto como antes negaba la homosexualidad”.

Concluyó sobre el tema: “No engañé a nadie, no lo saqué de la galera porque el momento político me resultaba oportuno. Hice campaña por el aborto y estoy convencido de que es un tema que debemos resolver”.

La vacuna contra el coronavirus​

Respecto al plan de vacunación contra el COVID19, el mandatario ratificó que comenzará este martes a las 9 de la mañana en simultáneo en las 24 provincias.

Para el Presidente, hay una guerra comercial desatada en torno a las vacunas, “una disputa geopolítica”. Y apuntó contra los medios: “Esos sectores políticos que informan o desinforman -que toman partido político- usan esta vacuna como parte de ese partido”.

“Todas las vacunas tienen que ser buenas. No me animaría a decir que una es mejor que otra. ¿Con qué parámetro comparamos cuál es mejor?”, dijo.

Desarrolló: “Si finalmente AstraZeneca termina construyendo la vacuna y si efectivamente puede funcionar entre 2 y 8 grados, yo diría que esa es una gran vacuna porque en una heladera común puede ser guardada y refrigerada. Si digo que vacunas, como la de Pfizer, que necesitan 70 grados bajo cero y veo que en hay siete depósitos en la Argentina capaces de suministrar semejante frío, diría que esa vacuna no parece ser la más accesible para la gente”.

Al ser consultado si eventualmente la aplicación de la vacuna en Argentina podría ser obligatoria, Fernández contestó: “Es muy difícil hacerlo obligatorio porque todo está hecho en condiciones de emergencia, todas las vacunas”.

Siguió: “Un proceso de vacuna demanda mucho más tiempo y todo se acotó. Es difícil darle obligatoriedad a eso. Creo que la gente tiene confianza en la vacuna y hace bien. No le presta atención a los cantos que intentan alejarla de la vacuna”.

La economía y Cristina Kirchner

El presidente apuntó muy duro contra su predecesor, Mauricio Macri, y consideró que durante la gestión del Frente de Todos, aún con pandemia, “nos fue mejor que la otra pandemia”. Fernández hizo alusión así a la gestión económica del líder del PRO.

“Hay que lograr que déficit fiscal baje, que la inflación baje”, dijo AF sobre los lineamientos de 2021.  E ironizó sobre las críticas que le hacen por su vínculo político con CFK: “Si hablo con Cristina soy un títere y si no hablo soy un irresponsable que pone en riesgo la institucionalidad”.

Días atrás, en un acto en La Plata junto al propio Fernández, Cristina Kirchner levantó polémica cuando dijo que “los ministros que tengan miedo o no se animen vayan a buscar otro laburo”.

Posteriormente, Fernández reunió en una cena navideña a todo su Gabinete y le dio un fuerte respaldo, tras las críticas dedicadas a los ministros por la vice y dejando de lado cualquier cambio general en su equipo.

“La Argentina no soporta procesos revolucionarios. Finalmente hubo un 40% de la gente que votó contra nosotros. Hay que ser cuidadosos y prestar atención a eso. Nosotros fuimos reformistas”, cerró. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí