jueves, abril 22, 2021
7 C
Río Gallegos

Que el gobierno haya enviado un embajador a la Asamblea Nacional del dictador Maduro, es cosa del kirchnerismo, no representa al pueblo

(Por: Rubén Lasagno) – Tras un nuevo fraude electoral y la ratificación de la dictadura venezolana con el genocida Nicolás Maduro a la cabeza, secundado por su “Himmler propio”, el criminal Diosado Cabello (quien se apresta para sucederlo), los países periféricos, los de la orbe comunista, tercermundista y otros terroristas, enviaron representantes a la denominada Asamblea Nacional, donde el presidente trucho del país centroamericano hace una simulación política, tratando de decirle al mundo que su dictadura recibe apoyo internacional, cuando específicamente las democracias del mundo, son las que desconocen a Maduro y su horda de criminales y jamás enviarían un embajador a semejante afrenta a la libertades.

Los países que mandaron sus embajadores al gobierno fetiche de Venezuela fueron Irán, Siria, Cuba, Nicaragua, Turquía, Arabia Saudita, China, Bolivia, Trinidad y Tobago, Egipto, Vietnam, Rusia, India, Bielorrusia, Dominica, Argentina, Barbados, Guinea Ecuatorial, México, Palestina, Argelia, Qatar, Abjasia y Argentina.

OPI tiene a varios colegas de ese país a los cuales solemos consultar en varias oportunidades y en este caso fuimos nosotros quienes recibimos vía Wathsap una consulta de parte del periodista independiente Juan Carlos Díaz (ex VOA Noticias, multimedios de ese país) quien buscó interiorizarse sobre los pormenores del envío de la representación argentina a la continuidad del Parlamento venezolano desde el 2015 y ante esa pregunta fuimos concisos y concretos en la respuesta: “Estimado amigo Juan Carlos Días: el pueblo argentino no avala ni reconoce representación alguna ante la dictadura de Nicolás Maduro. Es solo el gobierno kirchnerista de este momento, el que se ve representado por el embajador enviado a esa Asamblea”, fue el mensaje que le devolvimos al colega venezolano, quien nos agradeció la respuesta.

El último domingo hubo elecciones parlamentarias que establecen los diputados para el periodo 2021-2026 del país centroamericano, siguiendo el mismo mecanismo fraudulento impuesto por Chávez y Maduro para prolongar el poder. A raíz de ello el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, invitó a cada uno de los países que nombramos en esta nota, a la Asamblea Nacional que proclamará a los legisladores del Gran Polo Patriótico, el mecanismo falaz por el cual la dictadura de Maduro busca sostener el poder.

Después de más de dos años, los diputados chavistas volvieron al Parlamento de Venezuela
Asamblea venezolana

Contrariamente a lo difundido por quienes, como el kirchnerismo, admiran la ilegalidad del déspota venezolano, los países más importantes del mundo, las democracias reales bien constituidas, le dan la espalda al régimen y desconocen su autoridad y legitimidad. Pero el kirchnerismo, no. 

Alineado con los “peorcito” del mundo, algunos países retrasados (tercermundistas), otros imperios comunistas sin libertades y líderes criminales (Rusia, Cuba, China) o estados terroristas como Irán y Palestina, forman parte del contexto de apoyos que recibe Nicolás Maduro.

Por eso y por el genocidio impuesto en la nación venezolana, es que cada ciudadanos argentino debe sentirse con la libertad de decirle al mundo que no se siente representado por el embajador enviado por el gobierno nacional a dicha Asamblea Nacional de asunción, sino, en todo caso, es un representante del gobierno kirchnerista, a título de quien oficia tal representación.

La mayoría del pueblo argentino, por arriba del 90% de la ciudadanía, incluyendo la gran mayoría de los votantes del actual gobierno nacional, desprecia y condena al régimen de Nicolás Maduro, sus crímenes, el cercenamiento a las libertades, la usurpación del poder, la eliminación de la justicia, el parlamento, la Corte Suprema, etc; es decir la eliminación lisa y llana de la división de poderes. Esa mayoría del pueblo argentino desprecia y condena las persecuciones políticas, los crímenes en las calles, donde las hordas armadas chavistas masacran a los ciudadanos comunes, el encarcelamiento a los disidentes de Maduro y Cabello, la cárcel a los periodistas y opositores, la eliminación de las libertades, el hambreamiento del pueblo, el robo de sus recursos, el enriquecimiento de los poderosos y el empobrecimiento de la ciudadanía, la corrupción explícita y la criminalidad política como hace décadas no se ve en Latinoamérica y en otros puntos del mundo, excepto en los países comunistas o terroristas que tan bien se sirven de Venezuela.

Por lo tanto, al menos de nuestra parte y en lo que concierne a nuestra posición particular, le hemos transmitido a la prensa libre de Venezuela que toda representación nacional en reconocimiento de la dictadura venezolana, no es producto de la voluntad de nuestro pueblo, sino una acotada visión partidaria que tiene el gobierno de los Fernández, del genocida venezolano acusado por organismos internacionales de crímenes de lesas humanidad. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img