En 2020, la presión tributaria llegó casi al 25%, el nivel más alto en cuatro años

0
532
La AFIP pide un polémico permiso para ingresar en un plan de asistencia

Según publica Clarín Es por el impacto de nuevos tributos como el impuesto País sobre el dólar y la suba de las alícuotas de Bienes Personales.

Por: Annabella Quiroga

En 2020, la presión tributaria llegó al 24,7%, el nivel más alto de los últimos cuatro años. Con la incorporación de más impuestos, como el recargo del 30% sobre la compra del dólar ahorro y el aumento de la alícuota de Bienes Personales, creció 1,3 puntos porcentuales el peso de los gravámenes sobre el PBI de un año a otro. 

El año pasado, la recaudación sumó $ 6,6 billones, un aumento de 32% interanual. “En un año signado por la pandemia y una caída de la economía del orden del 11%, la recaudación cayó en términos reales un 7,5%”, indica el IARAF.

En base a estos datos, IARAF fija la presión tributaria efectiva en 24,5%, mientras que para la consultora LCG es de 24,7%, 1,3 puntos porcentuales por encima del nivel de 2019.

“La presión tributaria subió por efecto de un bajo crecimiento del PBI afectado por la caída de la actividad y una menor nominalidad, pero también por efecto de la creación de nuevos impuestos como el Impuesto País o la suba de alícuotas, en el caso Bienes Personales”, plantea LCG. Así llegó al nivel más alto de los últimos 4 años, “revirtiendo parcialmente la baja ocurrida durante la gestión Cambiemos”.

El punto más alto de la presión tributaria se dio en 2015, cuando llegó a 25,8% del PBI. En la gestión Cambiemos se movió en torno al 23%, merced a modificaciones impositivas como la reducción de las retenciones a las exportaciones. El punto más bajo fue en 2018, con 23,3%. Al año siguiente subió a 23,4% y de ahí pasó al 25,7% con el que cerró el 2020.

Pese a que la presión tributaria aumenta, ya van tres años seguidos que la recaudación pierde contra la inflación. El IARAF marca que la baja de 7,5% en términos reales de 2020 “es más del doble de la que mostró 2019, cuando los recursos nacionales cayeron un 3,6% real. En 2018, la pérdida había sido de 1,8% respecto a 2017”.

El crecimiento de la presión tributaria en 2020 fue posible en parte gracias a Bienes Personales. Tras la decisión del presidente Alberto Fernández de revertir las bajas que había dispuesto Cambiemos y aumentar las alícuotas, ese tributo recaudó $ 207.000 millones, una suba de 369% en términos reales. De este modo, pasó a representar casi $ 4 de cada $ 100 de los ingresos totales, cuando en 2019 recaudaba algo más de $ 1 de cada $ 100 y en 2018 apenas 40 centavos de cada $ 100 a nivel nacional.

El impuesto PAIS si bien se desaceleró en el último trimestre por las mayores restricciones para la compra de dólar ahorro, sumó en el año $ 134.971 millones. El IARAF consigna que sin este aporte “la caída de la recaudación real hubiera sido alrededor de 2 puntos porcentuales más pronunciada”.

El IVA y Ganancias incrementaron su participación en la recaudación total en relación a 2019. Entre ambos aportaron más de $ 54 de cada $ 100 que se recaudaron a nivel nacional. Los recursos de la Seguridad Social siguieron declinando en relevancia como lo hicieron desde 2018. El impuesto al Cheque también resignó parte de su importancia en 2020.

El IARAF detalla que las retenciones a las exportaciones tuvieron una abrupta caída en su participación en comparación con la relevancia del 12,8% que habían mostrado en 2019. En 2020 aportaron algo más de $ 4 de cada $ 100 de lo que se recauda por tributos nacionales y resultaron incluso de menor relevancia que en 2018 (recaudaban casi $ 5 de cada $ 100).

Para este año, LCG anticipa que la recaudación subirá en términos reales, “en un escenario macro de continuidad que implica una recuperación sostenida, pero tibia de la actividad, y una mayor nominalidad a partir de una aceleración de la inflación. Proyectamos recursos tributarios en torno a los $ 10 billones, lo que implica una crecimiento 53% interanual, 3 puntos por encima de la inflación esperada”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí