Amado Boudou espera una “solución política pronta” para los kirchneristas condenados y aclara: “Yo nunca pedí un indulto”

0
378
Amado Boudou por Zoom

Según publica Clarín Habló el mismo día que se publicó una solicitada para pedir su libertad. Atacó a la Corte y dijo que la “democracia está condicionada” por los jueces.

El mismo día que salió la solicitada para reclamar por la libertad de Amado Boudou, el exvicepresidente aseguró que nunca pidió un indulto ante la condena ratificada por la Corte por corrupción, pero insistió con reclamar “una solución política pronta” para los kirchneristas que están condenados o con procesos abiertos. Fue horas después de que el presidente Alberto Fernández asegurara en una entrevista con Clarín que no aplicará ningún indulto.

Boudou, asimismo, se manifestó contra la resolución del juez Daniel Obligado que el 30 de diciembre revocó su prisión domiciliaria. En ese contexto, dijo que detrás de esa decisión hubo un intento de tapar la agenda oficial del proyecto del aborto legal, la llegada de la vacuna rusa y la ley del cambio de movilidad jubilatoria.

“Había que tapar esto y recurrieron a un viejo nombre para hacerlo el último dia del año. Es tapar una agenda además de continuar con la persecución. Lo mismo va a pasar este año. No tengo ninguna duda de que la agenda electoral para este año va a estar opacada por la agenda judicial sobre la vicepresidenta”, señaló Boudou en una entrevista de más de una hora con radio El Destape.

“Yo será una anécdota más en una historia -siguió el exfuncionario- estoy preparado para enfrentar todo lo que tenga que enfrentar sin arrepentirme nada de lo que hice, pero el problema político es severo y tiene que ver con que si el Gobierno va a poder gobernar o no, o solo va administrar”,

Añadió: “Nunca pedí un indulto; lo que dije siempre es que me gustaría que hubiera un juicio para demostrar que fue armado, que el juez (Pablo) Bertuzzi fue una especie de juez Moro en la Argentina, que se disfrazan de jueces para jugar a la política”.

Consultado sobre las palabras del presidente sobre el indulto, Boudou señaló: “Yo no soy quién para decir cuál es la herramienta idónea para resolver esta situación que el presidente ya dijo que es una catástrofe (…) No tengo nada que decir sobre esta expresión; necesitamos que Argentina recupere un sistema de administración de leyes razonable y no el partido de la oligarquía que comanda hoy el sistema judicial”.

La Corte Suprema​

En ese sentido, Boudou le apuntó duramente al poder judicial. Dijo que con “las persecuciones políticas” y lawfare “el objetivo final está en que la Corte Suprema se convierta en garante de los poderes oligárquicos, de los poderes concentrados y minoritarios”.

Y consideró que “las condenas que provoca el poder judicial o las detenciones son la convalidación institucional de sentencias y condenas mediáticas”.

De este modo, Boudou le apuntó a los medios de comunicación por la resolución del 30 de diciembre: “Dos tapas de Clarín fueron suficientes para que el juez cambiaria, sin argumentos, su punto de vista que había tenido varios meses antes, y sin esperar los informes que había pedido al Servicio Penitenciario Federal”.

“Una democracia condicionada”

¿Imaginás una salida política pronta al tema de los “presos políticos”?, le preguntaron al exministro de Economía. Boudou respondió: “Yo espero que sí, no por mi caso, imaginate que ya pasé 3 años preso y 8 años de persecución permanente, sino por la democracia argentina”.

Completó: “Un país donde la principal perseguida política es la vicepresidenta elegida hace un año es una democracia condicionada que no tiene ningún destino porque es un mecanismo para que los gobiernos no puedan ejercer la representación popular”.

Mauricio Macri y la “mesa judicial”

Boudou, en ese marco, le apuntó duramente al gobierno de Mauricio Macri tanto desde el plano judicial como desde el económico. El economista consideró que fue un “gobierno orwelliano”, que fue la etapa “con menos independencia del poder judicial” que hubo en Argentina y le apuntó al ex ministro Germán Garavano.

“Garavano tenía un conjunto de personas para articular o apretar con jueces o fiscales. Apretaron a camaristas para que dejen su lugar o los corrieron por decreto para poner personas que le servían a sus objetivos de persecución como el caso de Bertuzzi que fue el juez que me condenó a mi”, dijo.

Agregó: “Y después cuando este hombre (Bertuzzi) tiene que ir al Congreso a hacer el trámite constitucional decide no ir porque no puede explicar lo que hizo. De diez pliegos que envió el Presidente al Congreso, solo tres no fueron, los que no podían explicar por qué estaban ahí, cómo estaban ahí y qué habían hecho”.

Concluyó sobre el tema: “La pelea de que sigan ahi hoy es porque son los garantes de la impunidad de Macri. Hay una cobertura y arreglo de impunidad de estas personas sobre la figura de macri y su equipo”.

Respecto al plano económico, Boudou dijo que en el Congreso tiene que haber una investigación con consecuencias políticas y penales respecto a la deuda tomada en el gobierno de Macri.

“Macri provocó que argentina sea el peor pais del mundo en deuda con el FMI. No se están diciendo las cosas como son y cuando no se dicen después no nos quejemos si personajes como estos pueden volver a tener lugares relevantes en el futuro”.

El Frente de Todos

Boudou reivindicó distintas medidas del gobierno de Fernández como el manejo de la pandemia, el IFE (“debe seguir”, dijo), la ley de las grandes fortunas (celebró el proyecto compartido de Máximo Kirchner y Carlos Heller), la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y la de movilidad jubilatoria.

“La postpandemia no existe, el momento para tomar decisiones estructurales es este, pero entiendo que nuestro frente hay muchos puntos de vista y uno no se puede ofender, sino aportar en términos propositivos y cariñosos a sostener la unidad”, dijo. Entre esas decisiones, Boudou consideró que deben estatizarse ahora los servicios públicos.

Al referirse por otra parte a las escuchas judiciales en la cárcel y esa causa en curso, dijo que no veía a los “republicanos” escandalizarse por eso. Y añadió: “No veo que nadie se escandalice demasiado por algo que es escandaloso ni siquiera nuestro gobierno”.

¿Volvería a ejercer la función pública?

En otro tramo del reportaje le preguntaron a Boudou si volvería a ejercer un cargo público en caso de que se cayera su condena  por Ciccone que lo inhabilita para hacerlo.

“A mi me interesa ser un militante y eso no me lo van a sacar con ninguna ley, podés ser militante desde la cárcel, tu casa y desde un cargo público también. No me van a callar, doblar, cambiar, ni siquiera sacar la alegría de trabajar y pelear por las cosas que siento y nuestro espacio tiene, que es amor e igualdad. Yo estoy para estar en el lugar que mis compañeros y compañeras y el pueblo piensen que puedo servir para algo. La respuesta es sí, claro que sí”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí