En 2020, la inflación se sintió fuerte en la carnicería y en la verdulería

0
171
Aumentó de la carne - Foto:

Según publica Clarín Un sondeo privado detectó una suba promedio del 75% en la carne y del 88% en los precios mayoristas de las frutas y verduras.

Por: Natalia Muscatelli

Los alimentos frescos, como la carne, las frutas y las verduras, tienen un peso importante en el gasto de la canasta básica. Por eso, los aumentos de precios que registraron estos productos -no sólo en diciembre- sino a lo largo de todo el año, fueron un indicio contundente del deterioro del poder de compra de los consumidores.

Un informe del Observatorio de Precios del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), mostró que la carne vacuna aumentó un 20% en diciembre, cuando estacionalmente la demanda se dispara por las Fiestas. Fue el lapso de mayor aumento y coronó un año en el que la suba promedio de este alimento esencial en las mesa de la población fue del 75%, muy por encima de la inflación del período (+36,1%).

Si se analiza la incidencia que estos alimentos tienen en el IPC del INDEC, el peso de la carne oscila entre 7% (GBA) y 13,3% (Noreste) sobre el índice de precios. En el caso de las frutas y verduras, representan desde 3,5% (GBA) hasta 5,1% en el Noreste y Noroeste.

Para el análisis de la evolución de los precios de la carne, el estudio utilizó los precios promedio mensuales relevados por el Instituto de la Carne Vacuna (IPCVA) y se ponderó en base a una canasta de consumo de la población desarrollada por el mismo instituto.

También se analizó la evolución del precio del pollo, dado su alto consumo y su carácter de sustituto de la carne vacuna. Según estos registros, en diciembre, el pollo se apreció 19%, aproximadamente 1 punto porcentual por debajo del promedio de aumentos de los cortes cárnicos.

Otra conclusión del sondeo dejó entrever una brecha de precios creciente entre los precios del asado y el pollo entero. Es decir, si en enero, 1 kilo de asado equivalía a 3 kilos de pollo; en diciembre, fue equivalente a 3,56 kg. de pollo.

Algunas de las razones que, según el CEPA explican el aumento de la carne son el aumento de las exportaciones debido a la mayor demanda por China que ata el precio local al precio exportable. También el aumento del maíz, un insumo utilizado para la ganadería y también la especulación en el sector de producción y comercialización de carne vacuna, en especial, a fin de año.

En cuanto a las frutas y verduras, según este estudio, en diciembre subieron 5,8% en promedio, mientras que el promedio de las variaciones en el año llegó al 88%. “Con el fin de apartar la dificultad de la estacionalidad a la hora de examinar la evolución nominal de precios del mercado de frutas y hortalizas, se analizó la evolución interanual de precios, comparando el período de diciembre 2020 con el mismo mes de 2019. Los principales incrementos se dieron en el limón (200%), la cebolla (162%), la papa (150%), la naranja (148%), la batata (131%) y el zapallo (117%). También resaltan las bajas interanuales del precio promedio del tomate (-27%), y los casos de la lechuga y la zanahoria, que, si bien tuvieron un incremento del 11 y 4% respectivamente, resulta sustancialmente por debajo de la inflación del período”, explicitó el centro de estudios.

En el caso de estos alimentos frescos, el CEPA aclaró que la medición se hizo sobre precios mayoristas.  Por eso, si bien estos precios tienen una importancia central en la determinación de precios minoristas, “no puede asegurarse que las variaciones de precios sean trasladadas íntegramente y de forma inmediata”, aclaró el informe. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí