El pan aumentaría entre 10 y 15% esta semana y sigue la tensión por los precios de la canasta básica

0
161
El pan aumentaría entre 10 y 15% esta semana y sigue la tensión por los precios de la canasta básica

Según publica Clarín “Hay un aumento indiscriminado de los insumos”, dijo el presidente de los industriales del sector. También se discute el “desacople” de las carnes.

Por: Mauricio Bártoli

Los alimentos, sus precios y sus costos, siguen en el centro de la escena. Este lunes la discusión giró en torno del pan, a partir de que se anunció que este producto emblemático de la canasta básica aumentaría entre 10 y 15% esta semana. Lo anticipó Miguel Di Betta, presidente de la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA), con el argumento de que aumentaron los costos para producirlo.

“Hay un aumento indiscriminado en los precios de los insumos, que obligan a las panaderías a incrementar los precios de sus productos para poder seguir comercializando”, afirmó DI Betta. Y precisó que el kilo de pan está 140 pesos promedio en Buenos Aires, y llegaría a 160 pesos el kilo. La docena de facturas oscila entre los 240 y 300 pesos, según el lugar y en este tipo de derivados, los aumentos serían más variables.

Días atrás la discusión se concentró en las carnes, y los granos como insumos para la alimentación de ganado vacuno, porcino y aviar. El Gobierno intervino el mercado del cereal, los productores protestaron, y en 15 días de tensos tironeos, hubo marchas y contramarchas. Ahora se están buscando soluciones consensuadas.

La carne vacuna tuvo una suba interanual de precios al consumidor del 74,8% en 2020, según el relevamiento de precios minoristas realizado por el Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (IPCVA). El pollo fresco también mostró alzas significativas en el último mes del año; con respecto a los valores de diciembre de 2019, incrementó su precio un 57,9% y el cerdo un 59,3%.

El desacople que quiere el Gobierno

En ese marco, los ministros Martín Guzmán (Economía) y Luis Basterra (Agricultura) y hasta el propio Presidente de la Nación, Alberto Fernández, plantearon que el objetivo del Gobierno es desacoplar los valores internacionales de los granos de su impacto en los valores del mercado interno.

Desde el campo respondieron que con las retenciones y el tipo de campo ya se efectúa un fuerte desacople de valores.

Desde el ROSGAN (mercado ganadero de Rosario) incluso cruzaron una afirmación del Presidente en el sentido de que “no puede valer el kilo de asado lo mismo aquí que en Alemania”. Le retrucaron que “el precio de la carne de ternera en Argentina se ubica por debajo de los 5 dólares el kilo, siendo el más barato de toda la región. Equivale a la mitad del valor promedio pagado por un consumidor chileno”, segundo destino de exportación más importante para Argentina luego de China”. En la comparación con otros países, los valores de la carne son hasta dos y cuatro veces superiores a los pagados por un consumidor argentino.

Lo novedoso en la discusión sobre el pan es que Di Betta no apuntó al trigo como única o principal causa del incremento anunciado para los panificados. Habló de la harina, la margarina y las grasas, productos con algún proceso industrial, lo cual corre del “foco acusatorio” a los agricultores. Y al sumar el aumento de los combustibles al debate, remarcó que “cada provincia, tiene sus propios fletes, sus insumos, sus precios”.

En rigor, el trigo representa el 10% del precio del pan, según un análisis de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA) que distribuyó los demás porcentajes en el resto de la cadena productiva, dándole un 59% a la panadería, un 25,1% a los impuestos y un 5,3% a la molinería. En el caso de los fideos secos, los porcentajes incidentales son similares.

En la composición de costos de la panadería, los economistas de FADA Natalia Ariño y David Miazzo calcularon que el mayor impacto lo tienen los costos laborales, con un 38,5%. Luego vienen las materias primas (24,7%), impuestos (16,3%), otros costos –incluyen servicios como gas, electricidad, alquiler y mantenimiento- (13,2%), costos administrativos (4%), insumos (2%), flete (1,3%).

De todos modos, el sector productivo está “en guardia” ante eventuales intervenciones del Gobierno, por presión de los consumidores y de otros sectores de la cadena. “Tenemos que hacer la ecuación correcta de cuál es el impacto real de la suba de estos precios de los granos dentro de los costos de la fabricación de cada alimento”, subrayó José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y vocero del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA).

En respuesta a los dichos de la diputada nacional Fernanda Vallejos (Frente de Todos), Martins sugirió “no generar tensiones políticas diciendo que esta bendición de los precios internacionales es la culpable de la inflación, porque no es correcto”.

Y puntualizó que “gracias a esta suba de precios, el Ministerio de Economía recaudará mucho más de lo que tenía pensado por retenciones a las exportaciones”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí