La AFI, privilegiada por el Gobierno: tendrá 30,4% más de fondos, por arriba de la inflación

0
146

Según publica Clarín Totalizan $ 3.518 millones. La ex SIDE es una caja histórica, en todos los gobiernos. Si bien redujeron actualmente la parte de fondos reservados, tendrán casi $ 10 millones diarios para el organismo.

Por: Bernardo Vázquez

El elevado gasto en inteligencia no es novedoso en la Argentina, principalmente en lo que tiene que ver con los fondos de la AFI, más allá del signo político del gobierno de turno. El presidente Alberto Fernández, recién asumido, comunicó como una decisión de Estado de la quita de los fondos reservados para un espionaje, que fueron asignados a gastos vinculados para combatir la pandemia de Covid-19 (ver aparte).

​Sin embargo, un año después e inflación del 36% de por medio, la oficina de inteligencia recupera buena parte de ese presupuesto global, que pasó de tener poco más de $ 2700 millones en 2020 a más de $ 3518 millones en 2021. Un 30,4% más, por arriba de la inflación esperada para 2021.

Los fondos para la AFI (ex SIDE y ex SI), durante la última década, han sido de los que tuvieron mayor crecimiento, en proporción con otras áreas, ya sea en los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner, de Mauricio Macri, o también en el mandato actual.

En 2011, último año del primer mandato de Cristina, totalizaban $ 514 millones. Un año después, treparon a $ 550 millones; en 2013 a $ 612 millones y en 2014 a $ 689 millones. En 2015, último año de gobierno de CFK, saltaron a $ 800 millones, de acuerdo a lo que informa el sitio Presupuesto Abierto, dependiente de la Secretaría de Hacienda, del Ministerio de Economía. En ese período, los titulares de la entonces SI fueron Héctor Icazuriaga y Oscar Parrilli.

Sin embargo, ese año, el global destinado a inteligencia, contemplando ministerios estratégicos como Defensa y Seguridad, alcanzó a $ 2410 millones. Al dólar final de ese año, en torno a los $ 9,80, representaba unos US$ 245 millones por año sólo en concepto de espionaje. En muchos casos, además, las partidas originalmente previstas en el anteproyecto del presupuesto, se fueron ampliando durante el año.

Durante el macrismo, el nivel del gasto en inteligencia siguió siendo alto, aunque se fue ajustando por inflación y casi no tuvo vaivenes durante el año. Macri, con Gustavo Arribas como titular del organismo, heredó un presupuesto de $ 1.449 millones que había diseñado el kirchnerismo en su última previsión. Representaba el doble de los fondos del año anterior, que eran $ 800 millones.

En 2017, 2018 y 2019, tres años en los que la proyección de gastos del sector la diagramó el gobierno de Macri, el flujo de fondos se mantuvo en alza. La AFI recibió $ 1.874 millones en 2017, $ 2.178 en 2018 y $ 2.697 millones en 2019; hasta el último 2020, en el que había dado un salto de relieve hasta los $ 3.642 millones, un 35% de crecimiento en comparación al ciclo previo

Ese último presupuesto ideado por el gobierno de Cambiemos fue el que Fernández desarticuló no bien asumió la presidencia, con el plan de reasignar más de $ 800 millones de los denominados “fondos reservados” a áreas como el Plan Nacional contra el Hambre, que finalmente, con el aval de Cristina Caamaño desde la AFI, se giraron para el combate de la pandemia.

Casi la totalidad de esos mismos fondos se recuperaron para este 2021, que completa un presupuesto de $ 3. 518 millones para la AFI, poco menos de $10 millones diarios que se triplican sumando el presupuesto para espionaje que se acumula en todo el resto de los programas relacionados .

No obstante, según aclaró la propia Caamaño cuando se presentó el presupuesto 2021, los llamados gastos reservados se redujeron en comparación a años anteriores, pasando de ser casi un 100% a menos del 10% este año, totalizando $ 348 millones. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí