Sputnik V: el avión de Aerolíneas Argentinas traerá menos de la mitad de las dosis prometidas por Rusia

2
377

Por: Jaime Rosemberg

Según publica La Nación El demorado tercer vuelo de Aerolíneas Argentinas hacia la Federación Rusaen busca de más vacunas Sputnik V arribará esta tarde a Moscú. En medio de versiones, el cargamento que regresará mañana a Buenos Aires no será finalmente de 600.000 dosis, como se había anunciado, sino de 220.000; es decir, menos de la mitad de lo que se había pactado hace apenas unos días con el gobierno de Vladimir Putin.

“Son 220 mil en este vuelo y garantizan un flujo permanente, seguirán yendo y viniendo vuelos”, confirmaron hoy a LA NACION muy cerca del presidente Alberto Fernández.

Durante las primeras horas, y con el silencio de los funcionarios como denominador común, fuentes que participan del operativo logístico arriesgaron que serían 240.000 vacunas de la primera dosis. Aunque desde la Casa Rosada estimaron que “por el momento, las dosis siguen siendo las mismas” que se anunciaron la semana pasada, antes de la primera postergación del vuelo, previsto en principio para el domingo y demorado-según fuentes de Presidencia y el Ministerio de Salud- por “problemas logísticos” entre el instituto Gamaleya-proveedor oficial de la vacuna-y el sistema de transporte y empaquetado de las vacunas en su lugar de producción.

“Las vacunas están, pero se está demorando el despacho. Pero llegan en breve”, comentaron ayer desde la delegación que acompaña al presidente Alberto Fernández en su visita de Estado a Chile. Luego de un día de incertidumbre, el vuelo partió desde Ezeiza en la noche de ayer, pero queda flotando la duda sobre el contenido que llegará a Buenos Aires. “Lo sabremos cuando la tripulación llegue allá”, comentó a LA NACION otra fuente al tanto del operativo.

El tiempo de carga en Moscú, partiendo de la base de las dos experiencias anteriores, “no debería demandar más de cinco horas, por lo que el avión estaría despegando desde la capital rusa, tras completar la recepción de las vacunas y cumplir con los trámites aduaneros, antes de la medianoche de este miércoles”, según informaron fuentes oficiales.

Más allá de las dudas que se generaron sobre este vuelo puntual, en el Gobierno dan por descontado que Rusia no cumplirá con el contrato estipulado, que establecía el envío de 4,7 millones de dosis más hasta fin de mes. En total, el acuerdo ente Argentina y la Federación Rusa establece el envío de 20 millones de dosis, para inocular a 10 millones de personas (dos dosis por persona), de las que hasta el momento llegaron 600.000 desde Moscú en dos viajes, uno antes de Nochebuena y el segundo hace diez días. “Prometieron aumentar la producción y la entrega, esas son buenas noticias”, se entusiasmaron desde un despacho oficial.

Desde el Ministerio de Salud, que encabeza Ginés González García, le restaron gravedad al asunto. “Como en toda relación comercial, una de las dos partes se puede atrasar, hay un contrato firmado que hay que cumplir”, recordaron, y desecharon la posibilidad de un reclamo más vehemente, como el que otros países europeos le han planteado a empresas que no cumplieron lo prometido, como la norteamericana Pfizer o la británica Astra Zeneca. “Se entiende la demora por el contexto. Ellos están vacunando a su población, a la vez generando otros contratos como con México. Ojalá tuviéramos mayor previsibilidad, pero la pandemia es imprevisible”, se excusaron desde el segundo piso del viejo edificio de Obras Públicas donde funciona el ministerio. La misma Federación Rusa reconoció anoche que podría “haber demoras” en la provisión de vacunas.

Críticas opositoras

Mientras tanto, desde la oposición se suceden las críticas. A través de un reciente informe producido por la fundación Alem, el radicalismo criticó la política de vacunación oficial. “Las dos tareas principales que el Gobierno tenía que realizar en los últimos seis meses eran garantizar la provisión de vacunas de calidad en la cantidad necesaria para inmunizar a la población y planificar un operativo logístico de distribución con prioridades claras y ejecución eficiente. Hasta ahora, ninguna de las dos se cumplió satisfactoriamente. Del mismo modo que hace unos meses con los test o con la planificación de la salida de la cuarentena, la gestión es morosa e ineficiente”, afirmó el texto, titulado “Antes de que sea tarde”.

“Despejada la bruma del relato, lo que nos encontramos es la escasez de vacunas, la lentitud de la vacunación y la confusión interna del oficialismo para trazar una estrategia”, concluyó el informe de la oposición, que reitera el pedido para que el Gobierno informe en el Congreso sobre el plan de vacunación y las negociaciones con cada uno de los eventuales proveedores. (La Nación)

2 Comentarios

  1. “Mandame las que tengas”
    “Bueno. Cuando el avión llegue veremos cuantas les podemos mandar”
    Diálogo científico entre las autoridades para un tema grave. Vergonzoso

  2. Yo era un tipo optimista, pensaba que para el año 2045 terminabamos la vacunación, haciendo calculos y viendo la seriedad del proveedor , afinando el lapiz , me da para el 2075 mas o menos, ¡¡¡IMPRESENTABLES!!!!

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí