El Gobierno analizó la situación en Formosa con el vice de Insfrán y recibió a Amnistía Internacional

0
104
Formosa: por orden de Gildo Insfrán, Clorinda lleva 115 días cerrada y es escenario de una batalla entre aislados y camioneros

Según publica Clarín En medio de un fuerte hermetismo se llevó a cabo un encuentro tras la denuncia del organismo. Cafiero admitió casos de “violencia institucional” pero negó que haya violaciones a los derechos humanos.

Por: Ignacio Ortelli

Alberto Fernández no tuvo agenda oficial este lunes. Se instaló en Casa Rosada desde el mediodía, pero no mantuvo ninguna reunión pública en una jornada de baja intensidad. En ese contexto, con pasillos todavía semivacíos, hubo una cumbre en la sede del Gobierno de la que no participó el Presidente y que pasó desapercibida, pero que fue clave: con participación de funcionarios de la gestión de Gildo Insfrán, tuvo como eje la situación en Formosa, tras el pedido que hizo Amnistía Internacional para que el Ejecutivo condene las violaciones a los Derechos Humanos en esa provincia.

El encuentro, realizado bien avanzada la tarde en el Salón de los Científicos, fue encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien horas antes había defendido a la gestión de Insfrán al asegurar que “no hay violación a los derechos humanos” en Formosa, aunque por otra parte admitió que hubo “casos de violencia institucional de la Policía” provincial.

A la reunión, Insfrán envió un representante de su extrema confianza: el vicegobernador de Formosa, Eber Solís, quien llegó acompañado por el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo de la provincia, Jorge González; y Claudia Rodríguez, funcionaria de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Desarrollo Humano de Formosa.

Cafiero fue rodeado por la ministra de Justicia, Marcela Losardo; y el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, quien hizo una presentación preliminar de su relevamiento en la provincia.

Durante la charla, Cafiero transmitió el respaldo de Alberto F. a Insfrán y se reafirmó la postura, a partir del relevamiento de Pietragalla, de que no hubo violaciones sistemáticas a los derechos humanos. Pero al mismo tiempo, según un comunicado de Jefatura de Gabinete y confirmaron distintas fuentes a Clarín, se repasó un duro informe de la Defensoría de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, a cargo de Marisa Graham, que pide reducir la “alta presencia” policial en Formosa.

También se instó a asegurar, en línea con ese informe, “que toda restricción de derechos de las personas en el contexto de la pandemia cumpla con los principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad y temporalidad, y se ajuste al fin de proteger la salud y la vida”. Para esta tarea, se dispuso un abordaje territorial conjunto y coordinado entre los ministerios de Salud de la Nación y de Formosa.

Ausente en la cita, el ministro Ginés González García le encomendó su representación al jefe de Gabinete, Lisandro Bonelli; y a los subsecretarios Alejandro Costa (Estrategia Sanitaria) y Sonia Tarragona (Medicamentos y de Información Estratégica).

Más allá del comunicado formal, difundido cerca de las 22, el Gobierno se esforzó porque la cumbre con el vice de Insfrán pasara desapercibida y no exponer a los funcionarios formoseños.

Y este martes, luego de recibir a funcionarios de Insfrán, considerado por Alberto Fernández como “uno de los mejores políticos y seres humanos”, y con la premisa que repiten en Casa Rosada de “escuchar a todos”, Cafiero citó a la directora de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski, y su directora adjunta Paola García Rey.

Amnistía Internacional había advertido que los hechos denunciados en Formosa constituyen “una grave afectación” a los derechos de las personas y sostuvo que “el Gobierno nacional no debe convalidar una política que expone a las personas a situaciones de encierro compulsivo y arbitrario, y a otras violaciones a sus derechos. El mandato de la Secretaría de Derechos Humanos consiste en la promoción y protección de los derechos humanos; por eso, debe ser absolutamente respetuosa de las denuncias recibidas de los propios afectados y actuar en consecuencia, sin excusas”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí