El caso de espionaje contra Cristina Kirchner ya tiene juez en Comodoro Py

0
77
Citan a indagatoria a Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por presunto espionaje a Cristina Kirchner

Según publica La Nación Será Marcelo Martínez de Giorgi; en esta causa está procesada la cúpula de la AFI de la gestión de Macri, acusada de espiar a políticos y periodistas.

Por: Hernán Cappiello

Marcelo Martínez de Giorgi será el juez federal porteño que finalmente investigue el caso de espionaje contra Cristina Kirchner, un grupo de políticos oficialistas y opositores, jueces, sindicalistas y periodistas por el que están procesados Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, jefes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante la gestión de Mauricio Macri.

Este caso es supersensible políticamente y tramitaba hasta hace poco en la justicia federal de Lomas de Zamora, donde avanzó hasta los procesamientos de cerca de tres docenas de agentes de la AFI y los exjefes del organismo. La defensa de Arribas y Majdalani cuestionó la competencia de ese tribunal y la Cámara de Casación, con la firma de los jueces Mariano Borinsky y Javier Carbajo, y con la disidencia de su colega Angela Ledesma, decidió que el caso quedara en Comodoro Py 2002.

Este fallo desató al ira de la expresidenta Cristina Kirchner, una de las espiadas, pues entiende que los jueces de Comodoro Py 2002 podrían proteger a los acusados, en particular a los jefes de la AFI macrista y eventualmente al expresidente Macri, a quien el kirchnerismo quiere ver procesado por este caso.

Tras el fallo de Casación, la jueza María Eugenia Capuchetti se excusó de investigar el asunto porque argumentó que en otra causa aparece espiada por agentes del organismo de inteligencia.

El caso fue sorteado y recayó en el juzgado de Martínez de Giorgi, que aceptó la inhibición de su colega Capuchetti.

Procesados

Están procesados Arribas, Majdalani (ex numero 2 de la AFI) y de agentes de inteligencia que siguieron, fotografiaron y filmaron a Cristina Kirchner, a Horacio Rodríguez Larreta, entre otros políticos oficicialistas y opositores, y también siguieron los pasos de periodistas, como Hugo Alconada Mon, de LA NACION, entre otros.

Los jueces de la Casación resolvieron una pelea que se daba entre la Cámara Federal de La Plata, que había ratificado que el caso quede en el juzgado de Juan Pablo Auge, en Lomas de Zamora, y la Cámara Federal porteña que había respaldado la competencia de la justicia federal de Comodoro Py.

La investigación abarca dos causas. En una se investiga el espionaje político a políticos afines y opositores, dentro de los cuales había detenidos por corrupción a quienes le escuchaban las conversaciones desde la cárcel. La segunda se trata de las vigilancias a Cristina Kirchner en el Instituto Patria y en su domicilio. Ambas quedaron en el juzgado de Martínez de Giorgi.

Asimismo, el juez rechazó quedarse con el caso en que se investiga a la AFI por averiguar los viajes al exterior que realizaron jueces y políticos. Le devolvió el caso al juez Sebastián Ramos, que lo tenía en sus manos. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí