Tarifas de gas: el proyecto del kirchnerismo para bajarlas no tendrá costo fiscal

0
154

Según publica La Nación La inclusión de tres millones de personas al subsidio extra en la boleta será financiado por el Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales, conocido como Fondo Patagónico.

Por: Sofía Diamante

El proyecto de ley que propuso el kirchnerismo para incluir a tres millones de personas más al beneficio de recibir una tarifa de gas subsidiada no tendrá impacto fiscal, según confirmó el interventor en el Enargas, Federico Bernal. El funcionario, cercano a la vicepresidente Cristina Kirchner, es uno de responsables que diseñó el proyecto, que lleva la firma de Máximo Kirchner, titular del bloque del Frente de Todos en la cámara de Diputados.

El proyecto que entró a la cámara baja propone reducir entre 30% y 50% el precio de las facturas de gas para usuarios de algunos municipios de Mendoza, San Juan, San Luis, Salta y Buenos Aires, que comenzarían a tener el subsidio que tiene la Patagonia por ser considerada “zona fría”.

Según explicó Bernal, la ampliación de este beneficio, que actualmente alcanza a 780.000 personas, se financiará con el Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales, conocido como Fondo Patagónico.

“El Fondo se nutre con un recargo sobre el precio de venta al gas en boca de pozo que pagan todos los usuarios. Para llevar los beneficiarios de los actuales 780.000 a 3,8 millones, el recargo pasa de un 4,5 a 5,2% aproximadamente. Es decir, menos de un punto porcentual. En pesos y en una factura de un hogar o de una pyme, hablamos de un aumento en la factura del orden de los cuatro a cinco pesos”, detalló.

“El peso del recargo en una factura residencial promedio ronda el 0,3%. Con este recargo, más el que pagan los usuarios no pymes ni residenciales, se financia la ‘zona fría’ existente con la ampliación. Es decir, no requiere de subsidios adicionales”, agregó.

El proyecto de ley se conoció luego de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, pidiera al oficialismo hacer una “autocrítica” por el esquema actual de subsidios a la energía, que considera “pro-ricos”.

En el Palacio de Hacienda hay una fuerte preocupación por la dinámica que está tomando el gasto en energía. Según un estudio reciente de la consultora IAE Mosconi, “los subsidios energéticos muestran una variación interanual del 50% en dólares”. En concreto, señalan que “el año terminaría con una cuenta de subsidios cercana a los US$10.000 millones, una dinámica ya observada en el año 2011 y que nos pone a las puertas de una segunda ola de subsidios, pero sin recursos para financiarla”.

La tarifa de gas está congelada desde hace más de dos años. Bernal había adelantado que los usuarios residenciales tendrían un incremento de su tarifa del 6% en mayo. “El proyecto de ley no retrasa el incremento previsto. Estimamos entre fines de la semana que viene y la siguiente tener vigentes los cuadros tarifarios de transición”, comentó.

Además de contar con el apoyo de todo el kirchnerismo duro, el proyecto de ley recibió la bendición del presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa, quién indicó que tendrá trato prioritario “porque implica llevar alivio a los usuarios y usuarias de gas y eso genera un impacto directo en el bolsillo”.

En el comunicado que difundió el Frente de Todos para dar a conocer el proyecto dijeron que “las tarifas no pueden aumentar más que los salarios”, como había dicho a fin del año pasado la vicepresidenta.

“Todos y todas coincidieron en que para recuperar el poder adquisitivo de los argentinos y argentinas las tarifas de los servicios no pueden tener aumentos desproporcionados y es necesario garantizar el acceso a las mismas”, señala el texto, que no cuenta con declaraciones de Guzmán. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí