Inicio Nacionales Juicio por la obra pública K: ahora Cristina Kirchner pidió postergar los...

Juicio por la obra pública K: ahora Cristina Kirchner pidió postergar los testimonios clave de Alberto Fernández y Sergio Massa

0
Por esto que hablábamos en el 2010, mañana Cristina Fernández, Julio de Vido y Lázaro Báez estarán sentados ante el Tribunal

Según publica Clarín La ex presidenta los había vinculado con el cuestionado manejo de fondos durante su gobierno. Ambos fueron jefes de Gabinete.

Por: Lucía Salinas

El Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2), que lleva adelante el juicio por la presunta corrupción en la obra pública a favor de Lázaro Báez y que tiene como principal acusada a Cristina Kirchner, iba a citar a declaración testimonial en la segunda etapa del año a Alberto Fernández y a Sergio Massa, entre otros ex jefe de Gabinete. Pero la defensa del a vice, a cargo de Carlos Beraldi, pidió que sean postergadas las citaciones hasta que las audiencias puedan celebrarse de manera presencial.

Con más de 150 testigos por delante, el primer juicio por corrupción contra Cristina Kirchner busca avanzar en un próximo bloque de declaraciones testimoniales, que incluirá a los jefe de Gabinete que tuvo la gestión kirchnerista durante doce años. Eso incluye al actual presidente Alberto Fernández, y al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, según pidió en su momento la defensa de la vicepresidenta.

El juicio inició hace dos años. Con trece imputados, la vice es la principal acusada: está procesada como jefa de la asociación ilícita que defraudó al Estado al direccionar la obra pública vial a favor de Báez, sostiene el requerimiento fiscal tras analizar 51 licitaciones adjudicadas al Grupo Austral.

Además de Cristina, el juez Julián Ercolini procesó a Julio De Vido, José López, Carlos Kirchner, Nelson Periotti (entre otros ex funcionarios) y Báez, quien recibió medio centenar de contratos “plagados de irregularidades administrativas, sobreprecios y falta de controles”.

La Justicia sostiene que se instauró una “maniobra de corrupción” desde el Gobierno y organismos estatal vinculados a la obra pública, con quienes “se montó una organización criminal” para la “sustracción de fondos públicos a través de la asignación discrecional de prácticamente el 80% de las obras viales a favor de Lázaro Báez”: fueron 51 contratos por más de 46 mil millones de pesos.

A días de asumir como vicepresidenta, la de Cristina fue la última de las indagatorias que se tomaron en el juicio, tras lo cual se dio comienzo a la etapa de declaraciones testimoniales. El Tribunal presidido por el juez Jorge Gorini aceptó las sugerencia de los imputados para armar el listado de 180 testigos, que fue inaugurado por Margarita Stolbizer antes del inicio de la feria de verano.

“Van a tener un problema si llaman a los ex jefes de Gabinete, porque van a tener que llamar al Presidente de la República. Pero será interesante escucharlo”, dijo Cristina Kirchner durante su declaración indagatoria en relación al presidente Fernández.

Durante el ofrecimiento de prueba, Alberto Fernández fue uno de los principales testigos que solicitó Cristina. Cuando realizó este pedido, lejos estaba la posibilidad de que lo elija como el candidato presidencial para las elecciones pasadas.

El TOF 2 -integrado por los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu- informó a las defensas que concluida la ronda de declaraciones testimoniales que se está sustanciando ahora -con funcionarios de la AFIP y DGI- se comenzará con otro bloque de testigos.

Serán citados a declarar al juicio contra Cristina Kirchner: Sergio Massa, Juan Manuel Abal Medina, Jorge Capitanich, Carlos Zannini, Aníbal Fernández y Alberto Fernández.

Empezando por el presidente de la Nación, la mayoría ocupan un puesto en el gobierno: Zannini es el Procurador del Tesoro, Aníbal Fernández es el interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), Massa es el presidente de la Cámara de Diputados.

La duda que persiste en los Tribunales Federales es si una eventual declaración del Presidenta podría verse condicionada respecto al momento en el que fue sugerido como testigo, y la actual situación política. Como principal autoridad del país, Alberto Fernández tiene la posibilidad de responder por escrito y no presentarse en el juicio.

El ex jefe de Gabinete K había criticado el juicio, al que calificó como un mamarracho jurídico. Además, cuestionó a los jueces que investigaron a la ex presidenta -incluso a  Ercolini que llevó adelante la causa- y dijo que iban a “tener que dar explicaciones”. Las críticas de la ex Presidenta durante su indagatoria fueron más allá: acusó al TOF 2 de responder al lawfare y de “tener escrita la sentencia”.

Ante ese escenario, y en medio de un año electoral, el abogado de Cristina pidió que dicha citación a declaración testimonial sea postergada hasta “tanto éste pueda ser sustanciado en forma presencial”. Sin embargo, por el cargo que desempeñan, los testigos tienen la opción de declarar por escrito.

Los ex jefe de Gabinete se encuentran en el listado de testigos que propuso la propia vicepresidenta. El pedido responde a uno de los puntos centrales de la defensa de Cristina Kirchner, que niega cualquier hecho de corrupción que haya tenido como protagonista a su ex socio comercial, Lázaro Báez, condenado a 12 años por lavado de dinero. (Clarín)

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Exit mobile version