viernes, septiembre 24, 2021
10 C
Río Gallegos

“LA BATALLA FINAL DE CRISTINA” EL LIBRO DE DANIEL SANTORO QUE DETALLA LA ESTRATEGIA DE LA VICEPRESIDENTE PARA LOGRAR IMPUNIDAD

Daniel Santoro, prestigioso periodista nacional con larga trayectoria y especialista en investigaciones sobre la corrupción en la década pasada, actualmente lucha por desligarse de denuncias e imputaciones falaces, de parte del kirchnerismo, quien ha usado todos los medios para ensuciar su imagen y desacreditarlo con acusaciones falsas y operaciones de prensa.

Tal como el propio Santoro lo dejó entrever en los pequeños adelantos que dio sobre su obra, el libro cuenta cómo y de qué manera  funciona el aparato estatal de espías, abogados y periodistas militantes de Cristina Fernández, que han trabajado denodadamente para sacarlo de los medios e intentar destruir su credibilidad, debido a que ha sido uno de los que más han investigado la corrupción en la década ganada.

La Batalla Final de Cristina” es una radiografía donde se devela la trama secreta del plan de la vicepresidenta Cristina Kirchner para colonizar la Justicia, echar jueces y fiscales que la investigaron en las siete causas que aún tiene abiertas, así como acallar a los periodistas críticos. También, cuenta cómo la Corte Suprema se unificó ante los ataques de la vicepresidenta y espera “una nueva embestida” para los próximos meses, describe sucintamente Clarín.

De acuerdo a las revelaciones de Santoro en su último libro, quedan expuestos quiénes y como actúan los distintos operadores del sistema k para lograr presionar a magistrados, a fin de que anules o retarden las causas que pesan sobre ella y sus hijos. Allí se describe el rol de cada uno de quienes inventaron el “Operativo Puf”, con el objetivo de voltear la causa de los cuadernos, entre ellos Oscar Parrilli, Carlos Beraldi, Eduardo Valdés, Graciana Peñafort, Juan Martín Mena, Alejo Ramos Padilla, así como el misterioso Franco Bindi y periodistas militantes, entre otros, en la jugada y exponiendo documentación y testimonios el colega da respuesta clara a los intentos del poder por meterlo preso y con ese “ejemplo” obligar al resto de la prensa crítica, a admitir lo que les espera en caso de persistir en la denuncia y la crítica a la hoy vicepresidente.

- Publicidad -

El diario Clarin replicó una parte del libro e Santoro y lo presentaba de la siguiente manera:

“Nada se hacía, nada se decía, nada se presentaba sin la bendición política de “la Abuela”: Cristina Kirchner. Ella lo sabía todo mucho antes. Hasta el último detalle de cada operación. Ella aprobó por lo menos diez días antes de que se produjera la denuncia “espontánea” de Pedro Etchebest contra Marcelo D’Alessio, ante Ramos Padilla, lo que luego se daría en llamar Operativo Puf”.

“Los armadores del Operativo Puf llamaban a la denuncia judicial “la bomba” porque la concibieron como una bomba contra el juez Claudio Bonadio, el fiscal Carlos Stornelli y la causa de los Cuadernos de las Coimas. Así quedó grabado en las febriles conversaciones telefónicas en código de Roberto Baratta, ex secretario de Coordinación del ministro de Planificación y otros presos K en la cárcel de Ezeiza”, agrega el libro.

Todo comenzó a principios de enero de 2019, “Baratta, el empresario Lázaro Báez y otros esperaban con ansiedad que la Abuela, el ex titular de la AFI, Oscar Parrilli (alias “el Pelado”) y Juan Martín Mena (alias “el Gordo”) aprobaran las medidas para lanzar “la bomba” desde el Instituto Patria. Incluso esperaban que un sector de la AFI que seguía respondiendo a Cristina, y al que denominaban “25 de Mayo”, diera el OK técnico… Por lo menos, nueve veces, la nombraron los presos K en Ezeiza, como “la abuela, la bruja o la jefa””.

Más adelante cuenta cómo fue el plan de victimización de Cristina comenzó a principios de 2019: “Enojada, la senadora Cristina Kirchner miró fijo a las cámaras de TV del hemiciclo de la Cámara alta y reclamó: “Debería ser la Corte la que intervenga en esa causa porque desde la propia sentencia del juez Ramos Padilla se puede colegir la actuación de una embajada extranjera” en referencia a la de Estados Unidos.

“Era un miércoles, el 27 de febrero de 2019. Llevaba un vestido negro con flores blancas estampadas e intentaba dejar sentado cuál era, a su criterio, el alcance del primer procesamiento que Ramos Padilla dictó contra D’Alessio por el intento de extorsión al supuesto productor agropecuario Pedro Etchebest. Fue una declaración calculada, con enorme puesta en escena. Un montaje para dar el puntapié inicial a la capciosa y estrambótica teoría del lawfare”, agrega.

El libro revela los desopilantes diálogos entre D’Alessio y Etchebest durante el intento de extorsión de enero de 2019, sin la carga ideológica y las 38 mentiras que le agregó el asesor informal de Cristina, Horacio Verbitsky, al iniciar el Operativo Puf. “Gracias, querido, un fuerte abrazo… Sí, hermano, vos me tranquilizás. Me interesa lo de las monjas sanadoras”, dijo por ejemplo la víctima que luego declararía a la Justicia que estaba “aterrado” por las amenazas del falso abogado”, contesta Etchebest, el supuesto extorsionado que abrió la causa. (Agencia OPI Santa Cruz)

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Noticias

- Advertisment -