Variante Delta en Italia: los casos aumentan 70% por semana y en agosto llegarían a 30 mil por día

0
73
Italia coronavirus

Según publica Clarín Los números son una ducha fría para los italianos, que desde junio celebran un “verano feliz”.

Por: Julio Algañaraz

Al ritmo actual del 70% de aumento semanal por la capacidad de contagio de la variante Delta del coronavirus, en Italia se teme que en agosto se llegará a 30 mil casos diarios de contagio. Haciendo cálculos, lo afirmo el físico Giorgio Parisi de la Universidad La Sapienza de Roma y el Instituto de Física Nuclear.

Treinta mil casos es el nivel actual que sufre Gran Bretaña, el más contagiado de los países europeos. En el verano de 2020 la segunda fase aguda de la pandemia comenzó entre setiembre y octubre. Este año se ha adelantado.

Se trata de una ducha fría para los italianos, que desde junio celebran el verano feliz de la bajada neta de los contagios y las muertes, en parte gracias a la campaña de vacunaciones masivas.

El 42% (24.845.000) de las 60 millones de habitantes ha recibido las dosis completas, 34 millones la primera dosis y en total se han inoculado 59 millones de dosis.

Pero la rapidez fulmínea con que la variante india (rebautizada Delta por la Organización Mundial de la Salud para evitar las alusiones nacionales) contagia a sus víctimas, ha redimensionado la euforia veraniega de los italianos.

Además, se calcula que dentro de 4-7 días comenzarán a conocerse en números las infecciones causadas por los grandes festejos con el que se abrazaron, cantaron, se besaron y gritaron millones de italianos el domingo en la final de la Copa Europea, en las celebraciones que se prolongaron durante dos días.

Entre los infractores han sido incluidos los mismos jugadores “azurros” (azules).

Desfilaron en un ómnibus descubierto el lunes al ir y venir a través del centro de la ciudad, aclamados por una multitud impresionante, violando las normas de seguridad sanitaria, para ser recibidos en el Palacio del Quirinal por el presidente de la República, presente el domingo en el estadio de Wembley, donde se disputó la final contra Inglaterra.

“Pagaremos estos excesos”, tituló un diario.

El físico Giorgio Parisi comentó, tras consultar las proyecciones de las curvas matemáticas, que “en Gran Bretaña aumentaron los contagios alrededor de veinte veces. Se incrementaron cuatro veces las internaciones en terapia intensiva. Debemos esperar mas o menos que nos suceda lo mismo”.

Para evitar la realidad peor, el científico dijo que Italia “debe mantener el actual ritmo de 500 mil vacunaciones al día y en un mes alcanzaremos una situación mejor de la de Gran Bretaña”.

Sergio Agnari, inmunólogo de la Universidad de Milán y miembro del Comité que asesora al gobierno en la pandemia dijo que “tenemos que seguir estrechamente lo que ocurre en Gran Bretaña, cuya situación marcha un mes y medio adelante de nosotros”.

“Importa ver el aumento de los casos graves, que hasta ahora no se han producido”, agregó.

“El porcentaje de vacunas es amplio y protegen de las formas graves. En Gran Bretaña en lugar de morir uno cada 50 como era antes, pierde la vida hoy uno sobre mil”.

Un super-virus

Andrea Crisanti, virólogo de la Universidad de Padua, consultado diariamente como un gurú del Himalaya por la prensa, explicó que el virus resiste a la acción de las vacunas desarrollando nuevas formas para resistir y contagiar. “A este paso me temo que aparezca un virus resistente a todas las inmunidades de las vacunas”, dijo.

Esto significa llegar a un paso antes del infierno. La variante Delta que sobrecoge a los europeos, en particular en Portugal y España, es mucho mas contagiosa pero no más letal que las anteriores variantes que dominaban el escenario de las pandemias. Los que están inmunizados completamente por las vacunas se contagian menos y los que se infectan evitan la terapia intensiva y la muerte.

Crisanti recomendó que “los países europeos continúen vacunando al máximo para llegar a fines de agosto o la primera semana de setiembre a completar la inmunidad de protección a todo el país”.

“No se puede dejar circular libremente el virus. Si se lo deja, encontrará la forma de infectar cada vez peor”, señaló el inmunólogo de la Universidad de Padua.

En Roma y Cerdeña se registran los aumentos más significativos del crecimiento de la variante Delta, que según los científicos será totalmente dominante en agosto.

En los hospitales italianos, que estaban cerrando decenas de salas dedicadas al Covid-19 con miles de pacientes debido a la vertiginosa bajada de las infecciones, han recomenzado los preparativos.

Incluso se están ampliando los servicios sanitarios. Las terapias intensivas han caído a niveles de mínimos, con menos de 200 internados. Basta comparar con los 4.006 que llegaron a poblar las salas especiales en el invierno. El número de muertos es muy bajo. El martes se registraron veinte, cuando en los meses pasados se llegaron a picos de casi mil decesos diarios.

La epidemia iniciada el 21 de febrero de 2020 ha causado casi 128 mil muertos en Italia el nivel más alto europeo junto con Gran Bretaña. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí