Incentivan la compra de bonos en un intento de reducir la presión sobre el dólar

0
70
El ministro de Economía, Martín Guzmán - Foto: Telam

Según publica Clarín El Gobierno anunciará esta semana una medida para incentivar la compra de bonos. También buscan reforzar los depósitos y otras inversiones en pesos.

Por: Juan Manuel Barca

Después de apelar al garrote del cepo reforzado para encaminar el mercado del dólar financiero, el Gobierno avanza con un paquete de medidas más “amistosas” para canalizar el ahorro hacia bonos, depósitos y diversas inversiones en pesos en un escenario de alta inflación, presiones cambiarias y mayores exigencias en materia fiscal.

A pocos meses de las elecciones, las tensiones sobre el blue llevaron este lunes la cotización a $ 180 y la brecha con el dólar oficial, al 87%. El Banco Central tuvo que comprar US$ 1.000 millones en julio para controlar el paralelo y pagar deuda. Todas esas operaciones junto con el mayor gasto público implican más emisión de pesos para cubrir las necesidades financieras.

En vistas de esas presiones, el Ministerio de Economía anunciará esta semana Creadores de Mercado, un programa con el que se busca reforzar la capacidad financiera del Tesoro y asegurar la liquidez en el mercado secundario, donde los privados negocian acciones y bonos, como es el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA), entre otros.

La idea es habilitar una suerte de segunda vuelta en las licitaciones de deuda de Economía, de modo que la demanda sobrante pueda colocar sus excedentes en bonos de mayor plazo. Hoy los inversores se concentran en letras con vencimientos no mayores a tres meses y Economía tampoco quiere seguir ampliando deuda larga atada a inflación (CER).

Con esta zanahoria, los grandes agentes de bolsa, bancos y fondos comunes de inversión podrán emitir ordenes adicionales de letras (LEDES, LEPASE y LECER) a condición de mantener una cotización en las pantallas de las bolsas y realizar operaciones por un tiempo y volumen determinado, dandole mayor estabilidad a las transacciones.

La iniciativa cuenta con el asesoramiento del FMI, que en Venecia sugirió a Guzmán financiar el déficit fiscal sin emisión, ampliar la recaudación y fortalecer el ingreso de divisas. La secretaría de Finanzas analizó además el programa en reuniones con fondos, lo que permitió abrir “un canal de diálogo e interacción con distintos inversores domésticos e internacionales de la deuda pública”, según fuentes oficiales.

Otra medida es la que estudia el Banco Central para atraer a los fondos de inversión, asegurándoles una suerte de tasa fija por apostar a la deuda del Tesoro. “Hoy el BCRA interviene en la curva de rendimiento de los bonos en pesos. Y tiene una garantía de liquidez para los bancos que participan de las licitaciones del Tesoro. Ahora se está pensando en otros instrumentos que puedan ser utilizados por los fondos de inversión”, confirmaron en el BCRA.

En la misma línea, el Senado aprobó la semana pasada la exención del impuesto a las Ganancias de los intereses de los depósitos en pesos con cláusula de ajuste (plazos fijos CER) y los instrumentos financieros destinados a fomentar la inversión productiva. También se eximió de Bienes Personales a las cuotapartes en Fondos Comunes de Inversión y Fideicomisos Financieros (cuyos activos estén exentos) y Obligaciones Negociables.

Mientras tanto, el Gobierno​ deberá seguir de cerca lo que ocurre en el mercado financiero. Por las restricciones al Contado con Liquidación (CCL), la consultora Equilibra advirtió que las letras con descuento del Tesoro (LEDES) podrían convertirse en una opción para dolarizarse en el exterior, ya que pueden venderse contra dólares. Es lo que ocurría con los bonos AL30 y GD30, ahora más limitados tras las últimas medidas del Banco Central. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí