Santa Fe y Chubut: otras dos provincias sensibles para el FDT que esperan el veredicto de Cristina

0
54
Cristina Kirchner en La Plata - Foto: Twitter

Según publica La Nación En Santa Fe quieren renovar Sacnun, muy cercana a la vicepresidenta, y Mirabella, el candidato de Perotti; en Chubut se dio una áspera puja en la que intervinieron Cristóbal López y De Sousa.

Por: Maia Jastreblansky

Si Buenos Aires es el partido más importante que jugará el oficialismo –y allí se espera el pronunciamiento de la vicepresidenta para definir las candidaturas– hay otras dos provincias en las que el Frente de Todos pone muchísimo en juego y el cierre de las listas se resuelve con enorme vértigo: Santa Fe y Chubut. En ambos casos, el oficialismo podría perder bancas y, con esa carga sobre los hombros, el kirchnerismo duro, la Casa Rosada y las gobernaciones pujan con distintos postulantes.

En Santa Fe, el Frente de Todos enfrenta una contienda desafiante, con la gestión del peronista Omar Perotti cuestionada y un importante sector del electorado, ligado a la producción agropecuaria, muy enojado con las políticas del Gobierno. El oficialismo pone en juego dos bancas en el Senado, pero podría retener solo una. El kirchnerismo quiere que María de los Ángeles Sacnun, ladera fiel de Cristina Kirchner en la Cámara alta, encabece la nómina de senadores para renovar su mandato, mientras que Perotti impulsa a Roberto Mirabella para ese lugar.

La política santafesina aguarda que el gobernador viaje a Buenos Aires –podría hacerlo hoy– para definir quién encabeza y quién queda relegado al segundo lugar, con chances de quedar afuera.

En ese clima de tirantez, nadie descarta una sorpresa. En la última reunión que mantuvo en Olivos con Perotti, Alberto Fernández sumó a la baraja de nombres a su ministro de Defensa, Agustín Rossi. Y allí, en los jardines de la quinta presidencial, también se mencionó a la exministra de Desarrollo Territorial y Hábitat María Eugenia Bielsa. “Si los dos que quieren renovar su banca (por Mirabella y Sacnun) midieran bien no estaríamos en esta discusión”, dijo a LA NACION un importante referente que sigue de cerca la pelea.

El orden que tengan las fichas en la nómina de senadores también impactará en la lista de Diputados. Allí, si Sacnun es confirmada como primera candidata a senadora, podría llevar en el otro paño de la boleta a Marcelo Lewandowski, senador provincial y experiodista deportivo con buena imagen en Rosario. Pero Rossi también hará valer a los cuadros políticos de su sector, la Corriente Nacional de la Militancia, y por eso talla en la discusión con Roberto Sukerman, ministro de Gobierno de la provincia, y Leandro Bussatto, jefe del bloque del PJ en la Cámara de Diputados de Santa Fe. De buena llegada a la Casa Rosada, Bussatto es el yerno de Enrique “Pepe” Albistur, el amigo del Presidente que espera ver a su pareja, Victoria Tolosa Paz, con nombre grande en la lista de la provincia de Buenos Aires.

Sin posibilidad de reelección en 2023, Perotti debe “pagar” y contener a los suyos en su provincia. Pero también debe asegurar la paz con el Gobierno y con el kirchnerismo para garantizar una estadía tranquila en los próximos dos años.

Chubut

Con toda la dirigencia atragantada de café para ordenar las candidaturas y los celulares estallados por la rosca del tramo final, Cristina Kirchner hace valer su poder y emite la última palabra desde el Senado. En Diputados trabajan activamente Máximo Kirchner y Sergio Massa. Hasta allí se acercó ayer el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, hombre clave del armado de listas y principal enlace entre el Instituto Patria y la Casa Rosada.

Así, en las últimas horas, la vicepresidenta ya habría inclinado la balanza para la nómina Chubut, según pudo reconstruir LA NACION. En esa provincia el oficialismo pone en juego el favor de tres bancas: solo si hace una muy buena elección podrá retener dos y hay quienes temen que conserve solo una.

Los senadores que vencen mandato, Mario Pais y Alfredo Luenzo, corren con pocas posibilidades de renovar y Nancy González fue la única que quedó con chance de sostener su silla. Con lugares vacantes, en los últimos meses se abrió una fuerte interna política que sumó como condimento la puja de los socios del Grupo Indalo, Cristóbal López y Fabián de Sousa, dos empresarios clave del ecosistema kirchnerista con enormes intereses económicos en la provincia.

El kirchnerismo duro impulsó como candidato a Carlos Linares, exintendente de Comodoro Rivadavia y presidente del PJ de Chubut. Además de ostentar un trato directo con la vicepresidenta, Linares llegó con el esponsoreo de Cristóbal López, que se zambulló de lleno en el armado político de su provincia este año.

De Sousa, en cambio, promovió e instaló a Julián Leunda, un joven que fue su mano derecha en C5N y que Alberto Fernández llevó a trabajar a la Casa Rosada como segundo del jefe de Asesores, Juan Manuel Olmos.

Cristina, sin embargo, ya habría bajado el martillo por Linares, que podría llevar en el segundo lugar a Florencia Papaiani, una dirigente que disputó la intendencia de Trelew con buena performance. El veredicto vicepresidencial –que favorece a López– podría dejar a Leunda al frente de la nómina de diputados, aunque hay quienes se resisten a que dos hombres sean cabeza de lista y pretenden ubicar en ese lugar a una mujer.

En ese contexto de definiciones, en la Casa Rosada se lo vio ayer a Ricardo Sastre, el vicegobernador de Chubut, y a su hermano mellizo, Gustavo, actual intendente de Puerto Madryn. A ellos se les concederá voz y voto en la elección de la cabeza de la boleta de diputados. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí