lunes, agosto 2, 2021
5 C
Río Gallegos

AstraZeneca: Carla Vizzotti le dijo a la Justicia que no puede acceder a los mails de Ginés González García

La ministra de Salud, Carla Vizzotti

Según publica Clarín El fiscal Marijuan, que investiga el contrato y el retraso en las entregas del laboratorio, requirió todas las comunicaciones. La ministra de Salud respondió con ese insólito argumento.

Por: Lucía Salinas

Mientras la fiscalía de Guillermo Marijuan analiza 9.000 remitidos por AstraZeneca, el Ministerio de Salud -que también debía entregar todas las comunicaciones con el laboratorio al que le compraron 22.400.000 de vacunas contra el Covid- respondió que no puede acceder a los mails de los ex funcionarios. Hace más de un mes, la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), requirió el legajo de Ginés González García y de sus subalternos, como también todos sus correos electrónicos.

Durante el primer semestre de este año, AstraZeneca debía entregar 22,4 millones de vacunas a nuestro país. El contrato vence el 31 de julio, y hasta el momento sólo arribaron a la Argentina cerca de 10 millones de dosis.

Como contó Clarín, ese contrato no incluye una cláusula de penalidad ante el incumplimiento del calendario acordado, lo que para la Justicia, representa “una ventaja notable a AstraZeneca”, siendo que a diez días de que se cumplan los plazos del acuerdo resta entregar prácticamente el 55% de las vacunas.

Si existiera una claúsula de penalidad el laboratorio debería compensar al país por los fuertes incumplimientos. La justicia federal tiene bajo investigación el contrato con AstraZeneca, y detectó este beneficio cuando empezó a leer todos los puntos de lo que firmaron ambas partes.

Fuentes judiciales le confirmaron a Clarín que no solo no hay penalidades por los atrasos sino tampoco “cláusula de astreintes”. Este último concepto, explicaron, refiere a las sanciones “valuadas en dinero contra el deudor que se demora en el cumplimiento de una orden judicial” y exige que pague el deudor una suma de dinero por día, semana o meses en que se retrasa en el cumplimiento de lo acordado.

Ante el temor de que el Gobierno otorgue prorrogue los plazos de entrega de las vacunas, Marijuan intimó a la ministra de Salud Carla Vizzotti a que no modifique el contrato sin previo aviso a la justicia.

Con ese telón de fondo, Marijuan analiza las comunicaciones entre AstraZeneca y los funcionarios del gobierno. Remitió el oficio al laboratorio como al Ministerio de Salud.

AstraZeneca entregó 9.000 correos electrónicos a la fiscalía, que están siendo estudiados. Pero el Ministerio de Salud respondió que no tiene manera de acceder a los correros de los ex funcionarios -entre los cuales se destaca el ex ministro Ginés González García- por lo cual no tiene forma de entregar lo requerido por Marijuan.

Según fuentes judiciales, el ministerio envió “una respuesta parcial, que informaba a qué casillas de mails de ex funcionarios no podían acceder”, y sólo entregó un detalle de “la cantidad exacta de vacunas recibidas y fechas de envíos”.

Con los mails, los investigadores avanzan en determinar los motivos del retraso en la entrega,  pero la fiscalía también quiere determinar si el Gobierno firmó un contrato de pago anticipado sabiendo que el laboratorio no iba a poder cumplir con los plazos estipulados.

El contrato con Astrazeneca sufrió desde el comienzo cuestionamientos sobre todo por la cercanía de Ginés González García con el empresario Hugo Sigman, que se encarga de fabricar uno de los componentes en el país.

En el último viaje a España del ex ministro -como turista- se encontró en el lobby de un hotel con el empresario mientras crecían las críticas por el incumplimiento del contrato.

Los mails de Ginés González García son parte de otra investigación. En el marco del vacunatorio VIP que lo eyectó del Gobierno el ex ministro sigue imputado, mientras la Cámara Federal porteña define si se mantiene el archivo parcial del listado de 70 personas que recibieron una vacuna bajo un trato especial, pero que tal acto que podría calificarse de inmoral, no encuadrada bajo ninguna figura penal consideró la jueza María Eugenia Capuchetti.

En ese marco la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) no solo empezó a investigar los legajos del ex ministro de Salud y de sus subalternos más cercanos, sino también los correos electrónicos oficiales que tenía en el Ministerio y toda la mensajería interna que manejaba.

Además de los datos de González García, la PIA apunta a su sobrino Lisandro Bonelli -que era su mano derecha en el Ministerio- y a los ex funcionarios Marcelo Guille, Mauricio Monsalvo, Martín Sabignoso y Arnaldo Medina, entre otros. Todos del círculo más cercano del ex ministro.

Sobre ellos se solicitó, y se encuentra bajo estudio, una copia de seguridad de las cuentas de correo y mensajería interna desde el 29 de diciembre hasta la fecha en que dejaron el ministerio.

De los correos electrónicos y mensajes internos podrían surgir evidencias que apunten o desmientan la tesis que refiere a un presunto abuso de poder por parte de Ginés. (Clarín)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos